EL PAíS › DIJO QUE SE POSTULARá DE NUEVO EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

De Narváez, el bonaerense

Hizo un acto para recordar el aniversario de su triunfo electoral en la provincia de Buenos Aires. Aseguró que su compromiso “es y será” con ese distrito. No asistieron ni Mauricio Macri ni Solá, quien hizo su propio acto.

El diputado del peronismo disidente Francisco de Narváez pronosticó ayer que su partido, Unión-PRO, va a gobernar la provincia de Buenos Aires a partir de diciembre de 2011. “Para que no queden dudas, mi compromiso ha sido, es y será la provincia”, expresó en un plenario en el club Atenas de La Plata, donde se recordó el triunfo electoral bonaerense de la alianza que integró el 28 de junio de 2009. De esta manera, De Narváez dio a entender que el año próximo será candidato a la gobernación luego de sus coqueteos –para lo cual no obstante promete ir a la Justicia– con una candidatura presidencial, pese a haber nacido en Colombia.

Del acto participaron legisladores nacionales y provinciales del peronismo disidente, alineados con De Narváez y el PRO bonaerense, aunque no estuvieron el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ni el diputado Felipe Solá, sus antiguos aliados electorales. “Nos hemos dividido y nos hemos sumado, hemos peleado y hemos dialogado poco y yo también me fui de pista un par de veces y eso no se debe hacer”, admitió el empresario en referencia a la fragmentación de la alianza Unión-PRO. “Pero hoy comenzamos a construir de nuevo, a trabajar sobre las coincidencias y sentimos que estamos retomando el camino”, prometió.

“No duden que vamos a ganar la provincia de Buenos Aires a partir del 10 de diciembre de 2011”, continuó De Narváez, quien vaticinó que Buenos Aires “se va a poner al frente del federalismo: nunca más la provincia va a estar arrodillada frente a un gobierno nacional”. El colombiano, orador principal del encuentro, agregó que en el último tiempo “los argentinos hemos tenido desaciertos y desaciertos”, pero comentó que a su entender “el país está más equilibrado desde el 28 de junio”.

El empresario le apuntó al kirchnerismo, por entender que “somete a las provincias, persigue a los que pensamos distinto y ha permitido que la droga y el narcotráfico se instalen en el país”. “Una Argentina para ellos: ése es el modelo kirchnerista”, expresó. El diputado se comprometió, en caso de ganar las elecciones, a hacer “mucha obra pública, como agua corriente, cloacas, asfalto”. “Va haber mucha y va a ser buena”, enfatizó.

Parte de su discurso en la tarde platense tuvo como objetivo subrayar el perfil Unión-PRO en materia de seguridad. El empresario aseguró que duplicará el presupuesto asignado al rubro y prometió “una guerra contra el narcotráfico y la delincuencia”. “Vamos a construir muchas escuelas, vamos a construir muchos hospitales, pero también vamos a construir cárceles”, advirtió.

Por último, más tranquilo, De Narváez reconoció la figura del vicegobernador bonaerense Alberto Balestrini, para quien pidió un aplauso. “La provincia –dijo– necesita de esa categoría, de esa capacidad.”

Antes del colombiano hablaron el diputado Gustavo Ferrari y varios legisladores provinciales, entre ellos Mónica López y Jorge Macri. En representación del espacio del PRO estuvo el secretario de Hacienda del Gobierno de la Ciudad, Néstor Grindetti. Lejos de ellos, en San Nicolás, el viejo aliado de Unión-PRO Felipe Solá encabezaba su propio acto recordando el mismo triunfo electoral.

Compartir: 

Twitter
 

De Narváez junto a su esposa y los dirigentes que lo acompañaron en el acto de ayer en La Plata.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.