EL PAíS › EL RADICALISMO PROCLAMO LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL DE RICARDO ALFONSIN

Consagrado por sus correligionarios

La proclamación del diputado bonaerense provocó un duro cruce en la mesa de conducción de la UCR entre sus seguidores y los de Ernesto Sanz y Julio Cobos. Alfonsín se mostró conciliador y llamó a todos los radicales a trabajar juntos para ganar el 23 de octubre.

 Por Sebastian Abrevaya

En el histórico edificio de la calle Alsina, lleno de militantes y dirigentes, el diputado Ricardo Alfonsín fue consagrado ayer como candidato a presidente de la UCR. Minutos después, la decisión de Julio Cobos de renunciar a su candidatura presidencial eclipsó el anuncio preparado por el alfonsinismo con el objetivo de dar una contundente e irrefutable demostración de que el partido tenía un único candidato. “La unidad del partido está garantizada”, aseguró Alfonsín luego de la reunión del Comité Federal en la que fue proclamado formalmente. Además de tender un puente con Cobos y Ernesto Sanz, el diputado bonaerense aseguró que no hay espacio para una alianza electoral de toda la oposición que incluya al PRO y al PJ disidente. “Un frente de esa naturaleza no garantiza certezas ni gobernabilidad a la sociedad, por lo que tampoco tendría éxito electoral”, sentenció Alfonsín. En ese contexto, se creó una comisión compuesta por Angel Rozas, Gerardo Morales y Ricardo Gil Lavedra, con el objetivo de avanzar en la política de alianzas.

La resolución de ayer del Comité Federal fue la conclusión del primer punto de la estrategia alfonsinista luego de que Sanz abortara la interna que habían convocado por consenso para el 30 de abril. Cerrar filas dentro del partido, demostrar que una amplia mayoría apoya la postulación de Alfonsín y empezar a trabajar con su imagen de cara a la primaria del 14 de agosto. La idea central es acelerar las definiciones en la oposición para revertir el amesetamiento de su imagen y consolidar una alianza con el Partido Socialista y el GEN de Margarita Stolbizer.

Al momento de pronunciar su discurso, Alfonsín ya había hablado con Cobos, quien le había adelantado lo que luego haría público: si lo proclamaban, él anunciaba su retiro. “Pronto nos vamos a reunir con los amigos Julio y Ernesto para trabajar juntos para asegurar las condiciones políticas y electorales que nos permitan alzarnos con el triunfo el 23 de octubre de 2011”, dijo Alfonsín al mediodía, en un gesto conciliador.

Pero puertas adentro, en el primer piso del Comité, se produjo un fuerte cruce entre el secretario general del partido, Jesús Rodríguez, y Angel Rozas, vicepresidente a cargo por el pedido de licencia de Sanz. El jefe del radicalismo mendocino, César Biffi, había dicho oficialmente que si la UCR proclamaba a Alfonsín, Cobos anunciaba su declinación. Rodríguez, que también tenía esa información, mocionó un cuarto intermedio hasta dentro de quince días y propuso que en el medio se junten Alfonsín, Cobos y Sanz para buscar una solución. Rozas descartó de plano la iniciativa e impuso su autoridad partidaria. De los 34 miembros que conforman el Comité Federal, solo los cobistas Biffi y Raúl Ferrer y el sanzista Rodríguez se pronunciaron en contra de la proclamación.

“Nosotros no somos un regimiento ni una empresa, somos un partido político que delibera, debate, discute, confronta opiniones. Un partido que reproduce hacia adentro lo que reclamamos para la República: la democracia, y puede ser que existan matices y diferencias, más allá de que compartamos todos el núcleo duro identitario de la Unión Cívica Radical”, relató Alfonsín.

En verdad, el alfonsinista Movimiento de Renovación Nacional (Morena) había previsto una gran movilización de militantes a las puertas del Comité e incluso preveía cortar la calle Alsina y montar un escenario. Finalmente se desarticuló la iniciativa, que prefirieron dejar para el 30 de abril, cuando realizarán un gran acto en el estadio de Ferrocarril Oeste.

Después del anuncio de Cobos, Alfonsín prefirió no opinar sobre la decisión de su rival interno, con quien en los últimos meses mantuvo una buena relación. Los que le replicaron fueron Rozas y Morales. “No sorprende”, aseguró Morales, quien agregó que la UCR “ha decidido un rumbo”, sin perjuicio del derecho de otros afiliados a presentarse en la elección. Aunque no tienen el mismo vínculo con Sanz, los alfosinistas consideran que en poco tiempo más seguirá el mismo camino que Cobos. Un encuentro reservado entre Sanz y Morales estaba previsto para ayer por la tarde, aunque la reunión fue suspendida por el anuncio de Cobos.

En este marco, una de las principales preocupaciones del Morena es la posibilidad de que el socialismo constituya una alianza con Proyecto Sur, el GEN y el Partido Nuevo del cordobés Luis Juez y termine relegándolos de la sociedad. “El tiempo corre en contra nuestra. Hoy por hoy, con dos candidatos o con uno tenemos que salir a buscar la alianza con el Socialismo y el GEN, que se insinúa pero no se concreta”, analiza un alfonsinista crítico. El plan del Morena avanza. La primera consecuencia fue la decisión de Cobos, tal vez antes de lo previsto.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín se calzó el traje de candidato y prepara un acto para el 30 de abril en Ferro.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.