EL PAíS › EL CASO DE LA AGRESIóN A LOS PERIODISTAS EN MALVINAS ARGENTINAS

Repudios y una investigación en marcha

La presidenta Cristina Fernández condenó la agresión que sufrieron periodistas de medios públicos y privados que cubrían una manifestación en el partido de Malvinas Argentinas y apuntó contra la Policía Bonaerense porque, dijo, “aparentemente, no hizo nada” para evitar los hechos. Tras esa declaración pronunciada por la jefa de Estado en su discurso por cadena nacional, el gobernador de la provincia, Daniel Scioli, condenó el episodio del martes a la noche y ordenó al Ministerio de Seguridad que lo investigue para “deslindar responsabilidades” por las denuncias sobre “posible inacción de personal policial”.

Cristina Fernández explicó que las “salvajes” agresiones a periodistas y manifestantes se produjeron luego de que “el padre de una niña que había fallecido en un hospital de la Municipalidad de Malvinas Argentinas” fue a protestar. “Parece que fue un grupo de vecinos a quejarse y salió una patota y le han pegado también.” La Presidenta enfatizó que en el ataque los periodistas “fueron agredidos en serio, porque no es que les dijeron algo, sino que les rompieron la cabeza y les patearon las cámaras”, y contrapuso esos hechos con la actitud del Gobierno con la prensa.

El municipio de Malvinas Argentinas, por su parte, difundió un comunicado en el que expresó “el absoluto rechazo y repudio a las agresiones que sufrieron los trabajadores de Crónica, Tiempo Argentino y la agencia Télam, que se acercaron a cubrir una pacífica movilización de vecinos y familiares en ocasión de la lamentable y confusa muerte de la niña Celeste Morales”, de 11 años, quien perdió la vida en un supuesto caso de mala praxis en el hospital pediátrico de ese distrito. En el comunicado del intendente Jesús Cariglino, la Municipalidad negó “rotundamente que apañe y utilice ‘patotas’ o recursos humanos para amedrentar y acallar” y relacionó los hechos de violencia con la agrupación Kolina y con el referente kirchnerista local Luis Vivona.

En tanto, dirigentes políticos y legisladores se sumaron al repudio a las agresiones sufridas por los trabajadores de prensa en ese municipio bonaerense, como así también otros episodios similares. Los diputados nacionales de Nuevo Encuentro Carlos Heller y Juan Carlos Junio repudiaron “enérgicamente” las agresiones, al afirmar que ven “con preocupación que en menos de una semana se hayan producido dos violentas agresiones contra trabajadores de distintos medios”. Por su parte, el senador bonaerense y referente del Movimiento Evita Eduardo Ancona expresó su “más enérgico repudio al accionar violento de los inadaptados que atacaron a los trabajadores de prensa, mientras ejercían su labor periodística y ante la actitud permisiva de miembros de la Policía Bonaerense”. En el mismo sentido se pronunciaron el intendente de Florencio Varela y presidente de la Federación Argentina de Municipios (FAM), Julio Pereyra, y la ex diputada radical Silvana Giúdici. Además, la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, que preside el diputado kirchnerista Héctor Recalde, repudió con sendos proyectos de resolución la agresión a periodistas del programa 6,7,8, ocurrida la semana pasada durante un “cacerolazo”, y el ataque perpetrado el martes en Malvinas Argentinas.

Pocas horas después de que la Presidenta reclamara a la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) una declaración de repudio por estos hechos, la entidad solicitó al Gobierno “investigar y procesar a los responsables para garantizar el libre ejercicio del periodismo en el país”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.