EL PAIS › TOGNOLI DECLARO, NEGO RESPONSABILIDADES Y QUEDO DETENIDO EN EL AEROPUERTO

De jefe de policía a preso común

Tras indagarlo por su colaboración con el narcotraficante Carlos Ascaini, la Justicia decidió que el ex jefe de la policía de Santa Fe permaneciera preso. En diez días se resolverá su situación procesal. Su defensa pedirá su excarcelación.

 Por José Maggi

El ex jefe de la Policía santafesina Hugo Tognoli declaró ayer ante la fiscal federal Liliana Bettiolo y el juez Carlos Vera Barros. Sin imputarle una figura penal tipificada, se lo indagó por su colaboración con el narco Carlos Ascaini, quien según tiene constatado la Policía de Seguridad Aeroportuaria, lo consultó por varios vehículos que lo seguían, y que justamente pertenecían a esa fuerza. Los pesquisas aseguran que la clave de ingreso al sistema pertenece al ex jefe desplazado. Al concluir el trámite, el magistrado decidió que permaneciera detenido. La expectativa también está puesta en el rol de la fiscal Liliana Bettiolo, que podría pedir nuevas indagatorias.

El comisario Tognoli pasó su segunda noche de detención –la primera en Rosario–, encerrado solo en un calabozo en la base de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, ubicado en el Aeropuerto Internacional Islas Malvinas. “Está pensando cómo será su futuro, y seguramente con el correr de las horas diga algo más que lo ‘buen policía que fue durante treinta años’. Habló de las limitaciones que el poder político le había marcado. Seguro, con el correr de los días, se decide a hablar. Y con ello, se abrirá un gran abanico de posibilidades”, confió a este diario una alta fuente de la investigación.

Seguro de estar frente a una situación de desgaste emocional para su defendido, Eduardo Jauchen planteará hoy la excarcelación de Tognoli, por la falta de elementos en su contra. El defensor consideró que “no hay elementos para sustentar” una acusación y que todo es “muy confuso”. En diálogo con Página/12, la fiscal dijo que “Tognoli aceptó declarar y contestar preguntas, aunque negó todas las imputaciones que se le realizaron, lo que corresponde como su defensa material”. Explicó que le preguntaron con relación al hecho imputado que consistió en la presunta colaboración con Carlos Ascaini cuando era investigado por presunta actividad de narcotráfico. Todo giró en torno del hecho imputado.

De acuerdo con fuentes judiciales consultadas, “será el juez el que tendrá que tipificar el delito, y lo hará en el momento en que resuelva su situación procesal, que son justamente diez días hábiles”.

Tognoli había llegado a media mañana a los tribunales federales en medio de un dispositivo diseñado por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) que apuntó a despistar a los reporteros para evitar que se llevaran en sus cámaras la foto de Tognoli en condición de detenido.

Sin embargo, la lluvia tediosa de la mañana no alejó a los reporteros que estaban apostados en los dos ingresos de los tribunales federales para obtener la imagen buscada: Hugo Tognoli, hasta el viernes pasado jefe de la Policía de Santa Fe, ingresando esposado a la sede judicial, donde el juez de Instrucción Nº 3 Carlos Vera Barros debía tomarle declaración después de que se hubiese entregado la noche del domingo en la sede del Ministerio de Seguridad provincial. Allí quedó detenido, en manos de integrantes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE).

El ex jefe de la Policía de Santa Fe pudo evitar que lo retrataran en su condición de detenido al llegar. Poco antes de las 10, una combi identificada con esa fuerza pasó por Alvear, donde estaban apostados los reporteros, dobló por Córdoba, tomó Oroño y estacionó frente a la sede principal del Tribunal. Detrás estacionó un auto del que bajó el abogado defensor de Tognoli, Eduardo Jauchen. De la combi descendió un efectivo de la TOE y se quedó parado de espaldas a la puerta del vehículo y frente a la puerta del edificio. Transcurridos unos minutos, por el otro ingreso, una camioneta Ford gris con vidrios polarizados entró por la puerta trasera y se sospecha que Tognoli iba allí. Su salida de los Tribunales fue menos cuidada: se lo pudo ver con sus esposas colocadas tapadas discretamente con una campera. Quien iba sentado a su lado era nada menos que el hombre que lo viene investigando desde hace más de un año: el comisionado de la PSA Fernando Telpuk.

Compartir: 

Twitter
 

Su abogado, Eduardo Jauchen, quiere apurar la excarcelación, para evitar que Tognoli se quiebre.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared