EL PAIS › KIRCHNER LEVANTO EL SECRETO EN LA CAUSA AMIA

La responsabilidad de la SIDE

El presidente Néstor Kirchner emitió un decreto que levanta el secreto sobre un sumario interno de la SIDE que investigó la actuación del organismo relacionada con el atentado a la AMIA.

 Por Raúl Kollmann

El presidente Néstor Kirchner firmó anoche un decreto por el cual se levanta el secreto sobre un sumario interno de la SIDE en el que, supuestamente, se resume la actuación –y también las irregularidades– de los agentes de inteligencia en el caso AMIA. Kirchner y su secretario de Inteligencia, Sergio Acevedo, revocan así una decisión anterior tomada por Eduardo Duhalde y el ex titular de la SIDE, Miguel Angel Toma, que mantenían el secreto sobre el texto y sólo le permitieron verlo a los jueces del Tribunal. Cuando las partes –la AMIA, la DAIA, los familiares y los defensores de los acusados– accedan al sumario, seguramente se va a armar un verdadero escándalo, porque el texto realizado durante la administración de la Alianza, cuando el titular de la SIDE era Fernando de Santibañes, demuestra que el sumario se hizo para encubrir las irregularidades y no investigarlas. De todas maneras, el decreto de Kirchner es la primera prueba de que el Gobierno quiere una política de transparencia en la investigación de los atentados y permitirá justamente que se ventilen las maniobras que se hicieron en la pesquisa.
Pese a que todavía no hay nada por escrito, el Ejecutivo se comprometió ayer también a rectificar otra resolución de Duhalde que bloqueó la concurrencia a declarar en el juicio oral del caso AMIA de 15 agentes de inteligencia que investigaron los atentados. El ex presidente sólo autorizó que vayan a declarar cinco jefes, pero ahora todos los que participaron de la pesquisa tendrán que responder sobre algunos de los elementos clave del caso: si se le pagó o no al principal imputado, Carlos Telleldín, si la SIDE tenía datos de antemano sobre el atentado, cuándo y cómo se encontró verdaderamente el motor de la camioneta usada como coche bomba, de qué forma se borraron pruebas y se armaron pistas falsas. El Tribunal Oral había dispuesto que declaren los agentes, pero Duhalde-Toma apelaron la medida a la Cámara de Casación. Ahora, Kirchner-Acevedo deberían desistir de esa apelación, aunque en la Casa Rosada sostienen que hay que ver cómo declaran esos agentes ya que debe preservarse su identidad y algunos modus operandi de inteligencia.
El anuncio de la firma del decreto número 146, que revoca el 116, fue realizado en la Casa de Gobierno por el vocero presidencial, Miguel Núñez, el titular de la SIDE, Sergio Acevedo, y el titular de la AMIA, Abraham Kaul. El texto dispone levantar el secreto sobre un sumario interno que se armó dentro de la SIDE en la administración de los sushi, pero al que hasta ahora no podían acceder los querellantes ni los defensores.
Desde hace más de un año existe un reclamo de que se haga público ese sumario y que el Ejecutivo sea transparente en todo lo que tenga que ver con la investigación. La insistencia provino de la AMIA, los familiares, los abogados defensores de los imputados y también del titular de la Unidad AMIA, del Ministerio de Justicia, Alejandro Rúa, quien sostuvo que “existió una determinación política, hecha a favor de conveniencias de la SIDE en desmedro de los valores éticos y jurídicos en juego, obstruyendo de manera evidente el accionar de la Justicia toda vez que impide correr el velo acerca de la realidad de los hechos y la investigación”.
Al descorrerse el velo sobre el sumario, las partes tendrán acceso a un verdadero bochorno. Se trata de una investigación interna sobre las irregularidades en las que casi no se encuentra ninguna irregularidad.
u Por ejemplo, el sumario intenta determinar si se le pagaron o no 400.000 dólares a Carlos Telleldín, el principal imputado, algo que está prácticamente probado en el juicio oral. En el sumario, sólo aparece una referencia en la que se señala que de tal cuenta de la SIDE no salieron 400.000 dólares. No hay declaraciones de agentes, no se le pregunta nada a nadie.
u Hay un tramo sobre las filmaciones clandestinas que se hicieron de distintos trámites en el juzgado de Juan José Galeano. Por ejemplo, estála filmación en video de la famosa charla entre el juez y Telleldín. Los agentes que declaran dicen que no saben nada, que se enteraron por los diarios, pese a que está probado que la filmación la hizo la SIDE. En el sumario, no hay una sola repregunta a lo que dicen los agentes.
u Durante la investigación hubo un clásico: la pelea entre dos grupos de investigadores de la SIDE, la Sala Patria y el Sector 85. En el sumario amagan con acusarse de distintas irregularidades, pero es tal la pasividad del supuesto sumariante, que de la disputa entre ellos termina no aclarándose ninguna de las maniobras. Ese tramo del sumario parece demostrar que el objetivo de esa investigación interna fue tapar todo.
La voluntad política expresada en el decreto de ayer es un primer cambio. Ahora, el Tribunal Oral y todas las partes podrán criticar, estar de acuerdo, opinar, exigir nuevos datos y usar como prueba lo que surja de lo hecho por la SIDE. No faltan quienes sostienen que la central de espías sabía del atentado, se le escapó de las manos y después armó pistas falsas para justificar su fracaso. Otros sostienen, en cambio, que la SIDE sólo tenía algún indicio, no le dio importancia, y después no se avanzó en la investigación porque el gobierno de Carlos Menem –por temor, compromisos económicos, por no meterse con los grandes negociados de las fuerzas de seguridad o por acuerdos de campaña electoral con líderes árabes–, nunca tuvo voluntad política de esclarecer lo que verdaderamente hubo detrás del atentado.

Compartir: 

Twitter
 

El titular de la SIDE, Sergio Acevedo, con el dirigente de la AMIA, Abraham Kaul.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.