EL PAíS › AVANZA LA IMPLEMENTACIóN DE LA LEY DE MEDIOS

Antes de fin de año

La Afsca tratará durante diciembre los once planes de adecuación aún no resueltos. Entre ellos se destacan los de Clarín, Telefe, Telecentro, Prisa y Grupo Uno.

 Por Sebastian Abrevaya

Diciembre será un mes intenso en la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El directorio de la Afsca definió ayer que tratará antes de concluir 2013 los once planes de adecuación que quedan por resolver, entre los que se destacan los del Grupo Clarín, Grupo Telefe, Telecentro, Prisa y Grupo Uno. “Nuestro objetivo es que a mediados de 2014 todos los grupos estén adecuados a los límites establecidos en la ley. Estamos trabajando intensamente, pidiendo a las áreas técnicas que preparen los dictámenes para resolver el próximo mes”, señaló el titular del organismo, Martín Sabbatella. En la Afsca estiman que la reunión de directorio podría realizarse a mediados de diciembre.

El directorio de la Afsca quedó en sesión permanente desde el 4 de noviembre, día en que Clarín presentó su plan de adecuación voluntaria, a cuatro años de sanción de la ley y a unas horas de que la Corte Suprema determinara su constitucionalidad. “Ya fueron tratados 29 planes de adecuación y los 11 restantes están siendo analizados por los equipos técnicos y jurídicos del organismo para evaluar si se encuadran o no en lo establecido en la ley”, explicó ayer Sabbatella.

Una vez que el directorio apruebe los dictámenes técnicos y jurídicos del organismo, los distintos grupos tendrán diez díaz para responder y hacer observaciones. En caso de que sean aprobados, el proceso de adecuación voluntaria tardaría aproximadamente seis meses. En caso de que no sean admitidos se realizará la adecuación de oficio, que puede demorar unos meses más.

A primera vista, fuentes de la Afsca consideraron que el plan propuesto por Clarín podría aprobarse, pero plantearon dos cuestiones, una previa y otra posterior. Primero, que Cablevisión respete la grilla de canales definida por el organismo, conflicto que ya fue motivo de una denuncia penal por incumplimiento. Una vez saldado ese tema –que no tiene que ver estrictamente con la adecuación pero sí con el cumplimiento de la ley–, surge otro. Tras la aprobación del plan, Clarín tiene treinta días para presentar a quienes serán los compradores de cada unidad de negocios. Ahí la Afsca revisará estrictamente que no se trate de una división ficticia y que las distintas empresas no continúen funcionando como grupo. En ese marco, el fondo Fintech, propietario del 40 por ciento de Cablevisión, deberá desprenderse de su paquete accionario cuando el Estado apruebe su opción de compra de Telecom.

El Grupo Telefe tiene tres puntos de conflicto con la ley. Uno por cupo de mercado, otro por exceder el porcentaje máximo de capital extranjero y otro por incompatibilidad por prestador servicios públicos. Telefe reconoció y propuso desprenderse de licencias para cumplir con el primero y argumentó que está exceptuado del segundo por la ley de Bie-nes Culturales. Sobre el último punto, Telefe reconoció que pertenece al fondo de inversión Telefónica de España, que a su vez es dueño de Telefónica de Argentina. Sin embargo, argumentó que no hay incompatibilidad porque no hay relación controlante-controlada entre Telefónica de Argentina y Telefe. En la Afsca consideran que su argumento más flojo es este último, lo que podría obligar a Telefónica de España a vender todo el grupo.

Respecto de Telecentro, Alberto Pierri tiene un problema con las extensiones de licencias, ya que sólo posee una licencia en La Matanza y luego 37 extensiones, que según fuentes del organismo no cumplirían con los requisitos.

Compartir: 

Twitter
 

Sabbatella quiere que todos estén adecuados a mediados de 2014.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.