EL PAíS › EL RECUERDO DE LAS VíCTIMAS DEL HOLOCAUSTO

Una ofrenda en Israel

El canciller Timerman participará hoy del acto que se realizará en Jerusalén luego se reunirá con el presidente Shimon Peres y firmará dos convenios con el ministro de Relaciones Exteriores.

 Por Victoria Ginzberg

Desde Jerusalén

Muchas persianas bajas y puertas cerradas, sobre todo las de bares y restaurantes. Así se veía ayer por la noche Jerusalén. Lo más conveniente para los turistas que buscaban su cena era encontrar un establecimiento en la ciudad vieja –lugar sagrado para el catolicismo, el judaísmo y el islamismo– donde sirvieran comida árabe. Es que al anochecer comenzó en Israel la conmemoración por el Día de Recuerdo de los Mártires y Víctimas del Holocausto, y los lugares de entretenimiento y esparcimiento se redujeron al mínimo. La ceremonia oficial se realizó en el museo Yad Vashem, donde se encendieron antorchas, seis sobrevivientes contaron sus historias y estuvieron el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el presidente, Shimon Peres. Hoy por la mañana, el canciller Héctor Timerman participará en otro acto que se realizará en el mismo lugar, al que también asistirán las máximas autoridades del país. Luego se reunirá con el presidente Peres y cenará con el ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Liberman, con quien firmará dos convenios.

En el acto que se realizará hoy en la plaza gueto de Varsovia del museo Yad Vashem, Timerman, que será la personalidad extranjera presente más importante, colocará una ofrenda floral para las víctimas de la Shoá. La ceremonia, a la que asistirán jueces, funcionarios de gobiernos locales y de las fuerzas armadas, además de otros invitados, será larga. A las diez de la mañana se escuchará una sirena y todo el país hará silencio. Entre otras cosas, habrá un momento extenso en el que se leerán nombres de víctimas del nazismo. Es que uno de los propósitos de Yad Vashem es recuperar y conservar las historias de los asesinados por el Tercer Reich, muchos de ellos víctimas anónimas, igual que en la Argentina los organismos de derechos humanos tienen el objetivo de restituir la identidad histórica y política de quienes la última dictadura quiso desaparecer. Yad Vashem tiene hasta el momento datos de cuatro de los seis millones de víctimas e intenta buscar fotos para que el nombre y el apellido también tengan un rostro.

Durante el acto de ayer, Peres aseguró que “la existencia del Estado de Israel disuade cualquier intento de Holocausto”, en tanto Netanyahu fue más duro y comparó la inacción de las naciones occidentales antes del Holocausto con la “pasividad del mundo ante los llamados de Irán a destruir Israel”. Criticó así el acuerdo alcanzado a fines del año pasado entre Teherán y los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) y Alemania.

Habrá que ver hoy cuánto es mencionado Irán en las reuniones que Timerman tiene con Peres y Liberman. Si bien tanto desde el Gobierno como desde la embajada israelí en Buenos Aires aseguraron que la firma del memorándum con Irán –que tuvo como objetivo que los acusados por el ataque a la AMIA puedan ser interrogados por el juez Rodolfo Canicoba Corral– no dañó el vínculo bilateral, también es cierto que el tema provocó encontronazos entre ambos países.

Un funcionario que participó en la organización del viaje había asegurado a Página/12 que el canciller tiene una relación lo suficientemente amistosa con su par israelí como para no necesitar acordar una agenda temática y que conversarán “sobre todo lo que piensen es importante para ambos países, profundizando las coincidencias y aceptando las diferencias”.

Con Liberman, Timerman se encontrará en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Firmarán convenios de coproducción cinematográfica y de cooperación educativa y luego cenarán juntos. Antes, el canciller hablará con Peres en su residencia. El actual presidente de Israel, de 91 años, es uno de los referentes históricos del país. Fue dos veces primer ministro y le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz junto con el primer ministro (luego asesinado) Isaac Rabin y el líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) Yasser Arafat.

La visita del canciller a Israel continuará mañana con un encuentro con miembros de organizaciones no gubernamentales por la paz y con la ministra de Justicia y encargada de las negociaciones con los palestinos, Tzipi Livni, a quien conoce desde hace varios años. Luego de haberse reunido con varios líderes del Medio Oriente en los últimos meses, Timerman quiere escuchar la posición de Israel sobre la región. La semana pasada Israel interrumpió el proceso de paz que mantenía con los palestinos: suspendió las negociaciones en respuesta al acuerdo de reconciliación nacional firmado por el presidente de Al Fatah, Mahmud Abbas, con la organización islamista Hamas.

Compartir: 

Twitter
 

La conmemoración oficial en Israel comenzó ayer y continuará hoy.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.