EL PAíS › RADIO PASILLO

Misceláneas

Ibarra se quedó sin tono. Prat Gay, el obediente. Ruckauf, más que un muñeco. La dedicatoria de Varela. Bancalari y Pichetto juntan efectivo. Raimundi el soñador. Caso AMIA, desmentida atrasada. La chicana de Solá. El virus de la coquetería.

 Por Diego Schurman

03-03-4-5-6
Tal vez se distrajeron con el desenfreno de Aníbal Ibarra, quien, al ritmo de la música y siempre bien acompañado, mostraba sus eléctricos pasos de baile. Tal vez se encapsularon en sesudos debates etílicos, alentados por las burbujas de la cerveza y el champagne que circuló a lo largo de la noche. Lo cierto es que recién a la hora de abandonar el bar Molière, donde se celebraba el triunfo sobre Mauricio Macri, varios integrantes del gobierno porteño notaron que la “fiesta” se la habían hecho otros: los ladrones de celulares. Así fue que el secretario de Medio Ambiente, Eduardo Epszteyn, el subsecretario de Comunicaciones, Daniel Rosso, y quien le sigue en jerarquía, Ana Correa, amanecieron al día siguiente gestionando la entrega de sus nuevos aparatos.

---

Donde manda capitán
Meses atrás, los rumores le habían puesto a Alfonso Prat Gay un plazo fijo a su permanencia en el Banco Central. Fue cuando descalificó los pedidos de Néstor Kirchner –y también de su ministro de Economía, Roberto Lavagna– de establecer un dólar a tres pesos. “Es un enorme disparate” pedir eso, dijo el joven funcionario. “El Banco Central es el único que tiene la potestad de legislar lo relacionado con el sistema financiero”, siguió. Pero el tiempo pasó y el conflicto fue superándose con el correr de los días. Más aún, hoy ambos se divierten repitiendo en voz alta un diálogo acordado, para que lo escuchen testigos casuales y no tanto, en el que Kirchner pregunta, con tono marcial, “¿A cuánto está el dólar?”, y Prat Gay responde, como soldado obediente, “a 3 pesos, señor”.

---

Knock out
A la luz de los resultados, el que la pasó mal con las elecciones bonaerenses fue el candidato a gobernador por Recrear, Hernán Lombardi. Pero lo suyo no fue nada al lado del muñeco gigante que representaba a Carlos Ruckauf y que lo acompañó en la campaña. Durante una presentación en el Show Center de Panamericana y Pelliza, apenas Lombardi terminó de detallar los supuestos “desmanejos” del diputado electo en el Banco Provincia, un grupo de personas se abalanzó sobre el muñeco para descargar su furia, sin saber que dentro de esa figura de goma había una persona. De más está decir que ese trabajador anónimo –sin proponérselo– terminó mordiendo el polvo con algunos hematomas en su haber.

---

Frío
Ocurrió durante el cumpleaños de Antonio Cafiero, horas antes de la elección porteña. La cantante Adriana Varela prodigaba un show para los invitados. En un momento anunció que iba a cantar el tango “Muchacho”. La letra de Celedonio Flores reprocha a una suerte de niño bien “que si tenés sentimiento/lo tenés adormecido/pues todo lo has conseguido/pagando como un chabón”. Varela propuso dedicar el tangazo “al tocayo de mi guitarrista”. El músico de Varela se apellida Macri. La cantante tanguera, que venía de filmar spots apoyando a Aníbal Ibarra, registró frío tras su propuesta. El dueño de casa y el gobernador Felipe Solá no tenían ninguna gana de burlarse a costa de Mauricio Macri.

---

Soñar no cuesta nada
Al pie, llama la atención la frase del día. Es del presidente Kirchner. “Ahora dejaré de estar presionado por el aparato de Duhalde, Ruckauf y Solá” dice, contundente. El segundo título en importancia, en la derecha, no se queda atrás. “Piden la extradición de Patti. El juez Baltasar Garzón solicitó la extradición del ex comisario Luis Patti por violaciones a los derechos humanos.” Pero lo más llamativo es, sin embargo, el título principal. “Raimundi es el nuevo gobernador de la provincia”, con la fotode Carlos Raimundi y Elisa Carrió. El diario se llama “Clerín”. Y es una imitación de la tapa de Clarín, que durante la campaña el candidato del ARI publicó en su página www.raimundi.com.ar. La realidad lo ubicó en el quinto lugar entre las preferencias de los bonaerenses. Y le quitó la posibilidad de ser gobernador, pero no el sueño de ser tapa de diario.

---

Rompiendo el chanchito
En el último viaje a Estados Unidos, Eduardo Camaño fue atento por demás. Con el Presidente, con la comitiva, y hasta con el conserje del hotel donde se alojaron. A tal punto, que a la hora de la retirada, el presidente de la Cámara de Diputados, preguntó cortés si debía algo. Para su sorpresa, la respuesta fue “sí” y tuvo que poner de su bolsillo 200 dólares de un gasto del que Néstor Kirchner decidió no hacerse cargo. Es por eso que el último viernes, José María Díaz Bancalari y Miguel Angel Pichetto, rompieron el chanchito. Los jefes justicialistas de los bloques de diputados y senadores, que compartirán la nueva gira presidencial al país del Norte, ya aprendieron que el estilo K no les permite estar faltos de efectivo.

---

Extraña demora
En 1999, el inefable ex embajador Oscar Spinoza Melo vinculó a los sirios con el atentado a la AMIA. Ese año dijo a Página/12 que Carlos Menem les prometió a los sirios un reactor que finalmente nunca entregó. “Conociendo los procedimientos a que acostumbra Assad –agregó–, yo tengo la sospecha de que el atentado que destruyó la AMIA podría ser consecuencia de promesas incumplidas.” Clarín publicó, en un artículo del 23 de abril del 2002, que para Spinoza Melo el atentado a la mutual judía fue “una represalia siria”. Curiosamente, el embajador de la República Arabe-Siria, Khalil Bitar, negó el pasado 12 de septiembre, en una carta de lectores a La Nación, la relación de su país con el atentado. Pero en ninguna línea explicó por qué demoró cuatro años en hacer la desmentida.

---

Chicana
Al fin y al cabo, en la cena estaban los diputados electos, aquellos que él no promovió sino que le impuso Eduardo Duhalde en la boleta, los que se apiadaron de Carlos Ruckauf, su archirrival declarado en la interna bonaerense. Por eso, el gobernador Felipe Solá buscó la manera de sentirse local en su propia casa, la residencia de La Plata: llevó a su hermana, la cantante Dolores Solá, para que entonara unos tangos al compás de un grupo que, pese a los mal pensados, se llama La Chicana desde antes y de ningún modo adoptó ese nombre para la ocasión.

* Colaboraron Santiago
Rodríguez, Fernando
Cibeira y Martín Piqué.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.