EL PAíS › NUEVA ANDANADA DE CRíTICAS DEL KIRCHNERISMO POR EL ALLANAMIENTO A LA FIRMA HOTESUR

El juez Bonadio sigue en boca de todos

Ministros y legisladores renovaron ayer las críticas al juez federal que allanó las oficinas de una empresa vinculada con la Presidenta. Lo acusaron de tener intencionalidad política y actuar en función de intereses corporativos.

Desde el oficialismo no cesa la andanada de críticas al juez federal Claudio Bonadio por el allanamiento que ordenó a la firma Hotesur que administra el hotel Alto Calafate, que pertenece a la presidenta Cristina Kirchner. “Hay una Justicia funcional a la Argentina corporativa”, sentenció el ministro del Interior, Florencio Randazzo. “Cada vez que Bonadio está citado por el Consejo de la Magistratura, aparece una medida judicial”, dijo el diputado y consejero Héctor Recalde en sintonía con lo que afirmó en una entrevista a Página/12 el secretario de Justicia, Julián Alvarez, quien afirmó que Bonadio “quiere armarse un escudo defensivo ante los expedientes que tiene abiertos en el Consejo”. “Hay sectores de la Justicia que hacen política a través de sus decisiones”, señaló el titular de la Anses, Diego Bossio, y atribuyó el accionar del magistrado a “una operación política y mediática”. “Fue un acto judicial impertinente que huele a extorsivo”, sumó la diputada Diana Conti. “Bonadio es un juez federal que no está ausente de la política”, agregó la diputada Teresa García en alusión a los vínculos del juez con el massismo. “Es uno de los jueces de la servilleta del menemismo”, sumó el legislador Juan Cabandié.

Randazzo criticó al Poder Judicial que “es funcional a la Argentina corporativa del poder económico y mediático, que impiden que haya un presidente independiente”, y agregó: “Nosotros aspiramos a una Argentina donde haya un presidente autónomo e independiente, como lo ha sido Cristina en estos años. Cristina decretó la independencia y autonomía de la política por encima de cualquier poder, y eso no se lo van a perdonar”.

“Uno no cree en las brujas, pero que las hay, las hay”, sostuvo Recalde sobre lo que calificó como “una operación mediática” del juez para buscar protección de la oposición en el Consejo de la Magistratura cuando se trate alguno de los nueve expedientes de juicio político que Bonadio tiene pendientes. El flamante consejero de la Magistratura explicó que en el caso de Hotesur no se puso en estudio la “buena o mala fe”, al precisar que quedó demostrado que “ante la AFIP, Hotesur cumplió; y después si hay alguna formalidad incumplida, es en todo caso una observación administrativa, que de ningún modo es delito”.

“Me llama la atención el accionar de algunos jueces. Hay sectores de la Justicia que hacen política a través de sus decisiones. Quien quiere hacer política no tiene que mal utilizar la Justicia. Hay sectores de la Justicia que manifiestan sus ambiciones políticas y partidarias”, dijo Bossio en una entrevista con Nacional Rock. El funcionario calificó la decisión de Bonadio como una “medida desmesurada que tiene impacto mediático”, y sostuvo que “habría que indagar la relación del juez con Sergio Massa, pero deberá investigarse con más profundidad”.

“No creo que haya una jugada política partidaria del juez, sí un acto judicial impertinente que huele a extorsivo en función de los expedientes que tiene abiertos en el Consejo de la Magistratura”, dijo Conti, también en el mismo sentido que señalaron Alvarez y Jorge Capitanich sobre el “escudo” protector que busca Bonadio con sus decisiones judiciales contra el gobierno nacional. La diputada kirchnerista consideró que el juez “pudo requerir” los papeles de Hotesur “de otra manera”, y que no lo hizo porque buscó “la espectacularidad mediática” del acto.

Para su compañera de bancada Teresa García, Bonadio “es un juez federal que no está ausente de la política”. “Yo, en lo personal, lo asocio a un intento de generar malestar en la sociedad, en la gente, de seguir acumulando causas de sospechas, de cosas no claras, respecto de nuestro gobierno”, afirmó la diputada.

“Para mí, como integrante de una generación que militó por un cambio en los años ’70, siento vergüenza de que Bonadio haya tenido que ver conmigo y con tantos otros compañeros”, sostuvo Carlos Kunkel. “Estamos hablando de una persona que llegó a su condición de juez debido a acuerdos políticos muy concretos y no por sus condiciones académicas”, agregó el diputado, quien sostuvo que “no está mal tener una ideología”, pero estimó que el juez “debería expresar sus posicionamientos desde otro lugar, en vez de hacerlo en el Poder Judicial”.

Cabandié, en tanto, consideró que el allanamiento dispuesto por el juez a Hotesur constituyó “una irresponsabilidad de procedimiento jurídico” y evidencia que el magistrado tiene “un ensañamiento” contra Cristina Kirchner. El referente porteño de La Cámpora recordó que Bonadio “es uno de los jueces de la servilleta de (Carlos) Corach, ya que fue su subsecretario de Legal y Técnica”. “Bonadio es de esa corporación judicial que nunca avanza con ciertas causas y absuelve a personajes como (Fernando) De la Rúa”, sostuvo Cabandié, y reseñó que el juez “aún debe aclarar lo que pasó con la quiebra de la curtiembre de la familia Yoma” y “dar explicaciones sobre la fraudulenta venta, durante los años ’90, de Tandanor, que paradójicamente nuestro gobierno recuperó”, apuntó.

“Es una verdadera demostración de que los poderes reales están decididos a no dejar zancadilla ni maniobra por intentar para poner obstáculos al proyecto nacional, popular y democrático que conduce Cristina Fernández”, sostuvo el diputado Jorge Rivas, quien señaló que Bonadio “es parte de una ofensiva política y mediática que posee claras intenciones destituyentes”.

Compartir: 

Twitter
 

El juez federal Claudio Bonadio quedó en el ojo de la tormenta luego del procedimiento de la semana pasada.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.