EL PAIS › LOS PORTEñOS DESAPRUEBAN EL SISTEMA DE RECOLECCION DE BASURA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Algo huele mal en la ciudad de Buenos Aires

Un estudio realizado por el Centro de Opinión Pública de la UBA señala que la basura es una de las tres primeras preocupaciones de los vecinos. Y que la mayoría está descontenta. La desaprobación es mayor en el centro y los barrios del sur.

 Por Werner Pertot

El 62 por ciento de los porteños está descontento con la recolección de la basura, tras el inicio del nuevo contrato de la basura que lanzó el gobierno de Mauricio Macri el 1º de octubre. La cifra surge de un estudio que hizo el Centro de Opinión Pública y Estudios Sociales (Copes), que funciona en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. El trabajo también señala que el centro porteño y los barrios cercanos son los que peor concepto tienen de las tareas de recolección, mientras que en el norte de la Ciudad hay mayor aprobación. En la misma encuesta, más de la mitad de los porteños cuestiona el estado del tránsito y un 40 por ciento tiene una imagen negativa de la Policía Metropolitana.

El Copes es un instituto de la UBA que funciona desde 1985 y se dedica a analizar información que surge de la opinión pública. En los últimos procesos electorales, han trabajado con bocas de urna cuali-cuantitativos para analizar cómo votan los distintos sectores sociales. Esta encuesta, bajo la dirección del sociólogo Carlos de Angelis, se hizo en septiembre-octubre de este año sobre 750 personas distribuidas en todas las comunas, en la que se respetó la distribución de edad, sexo y diversos estratos sociales. Se hizo a partir de llamadas telefónicas y el error de muestra es del 3,5 por ciento.

Basura

La encuesta señala que al tope de las preocupaciones está la seguridad ciudadana, seguida por el transporte y en tercer lugar está la basura. Cuando les preguntaron a los encuestados por este último punto, arrojó los siguientes resultados sobre el servicio de recolección de la basura: el 32 por ciento consideró que era “bueno”, otro 30 por ciento lo juzgó “regular” y un 32 por ciento planteó que es “malo”. Los barrios que peor conceptúan a las empresas de la basura son Balvanera, San Cristóbal, La Boca, Parque Patricios, Barracas y el centro porteño. En el otro extremo, la comuna 12 (Villa Pueyrredón, Saavedra, Villa Urquiza y Coghlan) es la que mejor imagen tiene de la recolección.

El informe hace también una división por estratos sociales. Los sectores más pudientes (ABC1) y las clases medias (C2 y C3) son los que tienen una peor percepción de la recolección, mientras que la clase baja (D1 y D2) tiene una mirada más positiva. También tienen una mejor percepción, en líneas generales, las mujeres y los adultos mayores encuestados.

Sólo cuatro de cada diez porteños indica tener un contenedor cerca de la casa y sólo un 26 por ciento ubica una campana verde en las inmediaciones. De los consultados, el 66 por ciento respondió que hace algún tipo de separación de residuos, mientras que el otro 34 por ciento sigue tirando todo junto. Prevalece en este sector la idea de que “al final se junta todo” en el camión recolector. Ese 66 por ciento se relativiza cuando se les pregunta dónde dejan la basura: el 26,5 por ciento tira la bolsa de reciclables en el contenedor negro y no en el verde. Un 10 por ciento se la da directamente a los cartoneros, sobre los que el informe muestra un alto grado de reconocimiento por parte de los encuestados (el 69 por ciento considera que su trabajo es útil).

En los edificios, la figura central es la del encargado, dado que los vecinos depositan la basura en un lugar del edificio y quien define si se mantiene la separación o no es el empleado. De los encuestados que viven en casa o PH, la tercera parte la sigue dejando en la calle y no en el contenedor. De los que contestaron que la dejan en la calle, un 47 por ciento dijo que lo hace porque no tiene un contenedor donde dejarla.

Además de por la recolección, los encuestadores de la UBA preguntaron también por el nivel de limpieza general del barrio. Las comunas donde peor se evalúa la limpieza son la tres (Balvanera y San Cristóbal), la cuatro (La Boca, Barracas, Pompeya y Parque Patricios) y la nueve (Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda). Nuevamente, la comuna 12 es la que mejor imagen tiene de la limpieza general del barrio.

El 47 por ciento de los encuestados responsabiliza a los propios vecinos por la falta de limpieza. Un 10 por ciento considera que es culpa de las empresas de recolección. El informe indica que “casi la mitad sostiene que los causantes principales son las actividades propias de las personas que viven y transitan por la Ciudad. A casi treinta puntos se identifican a las empresas recolectoras de residuos por no hacer su trabajo”.

En una pregunta que permite múltiples respuestas, los encuestados respondieron que los principales responsables de gestionar la basura son los vecinos y el gobierno porteño. Sólo un 12 por ciento identifica como actor a las empresas de recolección de la basura.

Al preguntar si el gobierno porteño se está ocupando del problema, el 20 por ciento interpreta que “mucho”, el 41 por ciento considera que “bastante”, el 31 por ciento que “poco”. Del universo que conoce la Ley de Basura Cero, sin embargo, el 85 por ciento sabe que no se está cumpliendo. El 79 por ciento de todos los encuestados considera que es un tema urgente y un número similar, que debe ser una política de Estado.

Tránsito y policías

El 52 por ciento de los encuestados consideró que es malo el estado del tráfico en la ciudad de Buenos Aires, mientras que 22 por ciento señaló que es regular y un 24 por ciento expresó que es bueno. El estudio señala que la peor opinión la tienen los hombres y los sectores socioeconómicos altos. Los barrios que más problemas plantean son Caballito, Balvanera y San Cristóbal. En cambio, el transporte público tiene una valoración positiva alta (46 por ciento contra un 18 de negativa), que tiene mayor raigambre en los sectores de clase baja.

Sobre la contaminación sonora, el 37 por ciento dice que el nivel es malo, el 26 por ciento considera que es regular y un 32 por ciento piensa que es bueno. La polución también tiene un 41 por ciento que percibe que los niveles nocivos son altos, En contraste, hay una alta valoración positiva del estado de las plazas (61 por ciento), de la poda de árboles (42 por ciento) y del estado de los semáforos (58 por ciento). El estado general de la ciudad, comparado con la situación hace 10 años, arroja también una alta aprobación: un 18 por ciento estima que está “mucho mejor”, un 42 por ciento que está “mejor”, un 8 por ciento que está “igual de bien”; otro 8 por ciento dice que está “igual de mal”, un 17 por ciento que está “peor” y un 6 por ciento, “mucho peor”.

Con respecto a los baches, el 35 por ciento calificó como bueno el estado de las calles, el 34 por ciento dijo que era regular y un 26 por ciento consideró que están mal. En cambio, la evaluación del estado de las veredas es mala para el 41 por ciento de los casos, regular para el 32 por ciento y buena para el 24 por ciento.

La seguridad figura al tope de las preocupaciones de los encuestados. Sin embargo, la imagen de la Policía Metropolitana es mala para un 40 por ciento, regular para un 21 por ciento y buena para el 20 por ciento. Las cifras que obtiene la Policía Federal son similares y, en líneas generales, quienes tienen una evaluación negativa de la seguridad también lo tienen de las policías. Por último, el estado de los hospitales es evaluado negativamente por el 30 por ciento de los encuestados, como regular por el 29 por ciento y como bueno por el 23 por ciento.

Aprobación y desaprobación del sistema de recolección de basura, comuna por comuna.

Compartir: 

Twitter
 

El 79 por ciento considera que la basura es “un tema urgente”.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared