EL PAíS › KICILLOF REFUTó LOS ARGUMENTOS ECONóMICOS DE LA DENUNCIA DE NISMAN

“No tiene ningún asidero”

El ministro de Economía, Axel Kicillof, cuestionó ayer el argumento económico que plantea la denuncia del fiscal Alberto Nisman para fundamentar el supuesto encubrimiento de iraníes en la investigación sobre el atentado a la AMIA. “La causa plantea que todas las acciones que se tomaron eran para cambiar algo que no tenemos, los granos, porque no son del Estado, por algo que no necesitamos, el crudo”, aseguró el funcionario en declaraciones radiales.

Kicillof sostuvo que apenas se conoció la denuncia del fiscal Nisman se interiorizó sobre el tema porque en esa presentación se aseguró que el móvil que supuestamente había llevado al Gobierno a un pacto con Irán era económico. “El argumento es un disparate económico, inexplicable e indefendible. No tiene ningún asidero. La denuncia afirma que Argentina estaba atravesando una crisis energética y lo que había decidido el Gobierno frente a esa crisis era cambiar su relación con Irán. Ustedes saben que la Presidenta había pedido en las Naciones Unidas que comparecieran los acusados iraníes por el atentado a la AMIA, pero supuestamente se decidió cambiar esa posición y firmar un memorando presuntamente para favorecer a Irán porque, como Argentina tenía una crisis energética, había tomado la decisión de cambiar petróleo iraní por granos”, recordó el ministro.

Luego Kicillof detalló por qué consideraba que ese argumento es incorrecto. “Eso es ridículo. Primero porque no hay una crisis energética. De hecho, la provisión de energía en el país en los últimos diez años creció más que en los veinte años anteriores debido al crecimiento económico. Lo único que hubo es que a partir de 2011 la balanza comercial energética es negativa. Importamos más productos energéticos que los que exportamos, pero eso no es una crisis energética. Hay montones de países del mundo que importan parte de su energía. Además, lo que importa Argentina son productos que Irán no vende. A Irán nunca se le compró petróleo. No se puede porque el petróleo iraní es muy rico en azufre y eso no es compatible con las necesidades de Argentina”, explicó el ministro, quien además dejó en claro que la importación de petróleo crudo es insignificante dentro de la balanza energética argentina.

Kicillof sostuvo que no sólo no se necesitaba el petróleo iraní, sino que el Gobierno no le hubiera podido prometer a Irán la venta de granos porque es un producto que no posee. “Los granos no son del Gobierno. No estoy revelando una novedad. Todos los años estamos charlando con los dueños de la soja argentina y con las exportadoras, siete empresas que todos conocen. Ellos son los que tienen los granos. Es un negocio privado. Y no tienen ningún problema para venderlos”, remarcó. Esta explicación llevó al funcionario a señalar que el supuesto problema económico que se menciona en la denuncia no es un problema. “La verdad es que la causa no parece tener ningún asidero”, concluyó.

Al ser consultado sobre la motivación verdadera que está detrás de la denuncia, Kicillof sostuvo que en casos en los que se involucra a grandes empresas, como la fuga de dinero a través del HSBC, hay sectores del Poder Judicial que no actúan, en cambio en el caso presentado por Nisman “se los ve apurados, se los ve marchando a paso redoblado para intentar acusar a todo al Gobierno, imputarlo, llevarlo a declarar. También se habló de llevar a declarar al hijo de la Presidente. Todo rapidito. Evidentemente acá hay una maniobra de un sector del Poder Judicial que está encaminado a poner al Gobierno ante la sociedad como si hubiera irregularidades por todos lados”. El ministro señaló incluso que alguna de esas denuncias lo involucra. “Yo tengo denuncias penales que tal vez en este mismo proceso ahora rápidamente me llamen y me imputen, pero cada una de ellas es producto de operaciones mediáticas evidentes. El vínculo entre la política de oposición de algunos medios y la Justicia para mí es evidente. No tengo ninguna duda de que ahora, en un año electoral, hay un apuro en sacar de la galera un montón de presuntas irregularidades. Se ve que hay algunos fiscales y jueces dispuestos a manchar, enlodar y poner ante la sociedad denuncias como si fueran ciertas y rápidamente la prensa opositora nos declara a todos culpables”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

“El argumento es un disparate económico”, dijo Kicillof.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.