EL PAíS › KIRCHNER YA FIRMO EL DECRETO DESIGNANDO A ZAFFARONI EN LA CORTE

Sólo queda que Fayt ponga fecha

“Estoy muy contento de cómo salió todo”, le dijo el Presidente al designado ministro de la Corte Suprema, en un breve encuentro que mantuvieron ayer. Resta que el titular del tribunal ponga fecha para la jura, que podría ser el jueves que viene.

 Por Fernando Cibeira

El presidente Néstor Kir- chner firmó ayer el decreto designando a Eugenio Raúl Zaffaroni como nuevo integrante de la Corte Suprema para ocupar el lugar que dejó vacante Julio Nazareno. Ahora resta que el decreto aparezca publicado –se supone que hoy– en el Boletín Oficial y que el titular de la Corte, Carlos Fayt, le ponga día y hora a la jura, que se calculaba sería el jueves de la semana próxima. “Estoy muy contento por cómo salió todo”, le dijo Kirchner a Zaffaroni en el breve encuentro que mantuvieron en la Casa Rosada.
El Presidente recibió a Zaffaroni junto al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, con una copia del decreto 932 que acababa de firmar nombrándolo en el Tribunal. “Desígnase juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al doctor Eugenio Raúl Zaffaroni”, dice el sucinto texto que lleva la firma del Presidente y del ministro de Justicia, Gustavo Beliz.
El Presidente le contó a Zaffaroni que había quedado muy satisfecho por la forma en que se desarrolló el proceso público que terminó con la designación de Zaffaroni y porque no dejó ninguna de las objeciones que le plantearon en el Senado sin responder.
Ya cuando se estaban despidiendo, también conversaron sobre la posición que tomó la líder del ARI, Elisa Carrió, quien había dicho que en caso de ser senadora “hubiera querido, pero no hubiera podido” votar a favor de la designación de Zaffaroni por sus supuestas desprolijidades en su declaración de bienes. En ese sentido, destacaron la columna que ayer escribió en Página/12 la ex diputada Mary Sánchez criticando al progresismo “light” que por “especulación” y “competencia mediática” no apoyó el nombramiento del penalista.
Hasta la postura de Carrió, quienes habían presentado objeciones a la designación de Zaffaroni habían sido sectores de la derecha y los identificados al menemismo, que fueron los más tenaces inquisidores del penalista en la larga exposición que realizó en el Senado. Finalmente, en la madrugada del miércoles pasado, el pliego de Zaffaroni fue aprobado por 46 votos a favor y 16 en contra.
El trámite formal de la designación seguirá con una nota que Presidencia debe enviarle a Fayt anoticiándolo del nombramiento que firmó ayer Kirchner. El titular de la Corte anticipó que una vez que se cumpla ese paso se pondrá en comunicación con Zaffaroni –creía que eso podría suceder el lunes– para consensuar la fecha de su jura. “Ante el significado de lo que es un juramento como ministro de la Corte, él se querrá preparar bien, es un acto que no debe hacerse a las apresuradas”, especuló ayer Fayt. De no mediar inconvenientes, la ceremonia será el jueves próximo en el salón de actos de la Corte, en el cuarto piso de Tribunales.
Según la información que circuló ayer, en el encuentro que mantuvieron en la Rosada, Kirchner y Zaffaroni no cruzaron palabra sobre las causas que se encuentran en trámite en la Corte y en las que ahora tomará parte el nuevo juez. Una de las más trascendentes es la de anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final que la Corte, sorpresivamente, decidió derivar a la Cámara de Casación para que se expida. No obstante, ese expediente volverá a la Corte y la Rosada espera que se junten los cinco votos necesarios para declarar la invalidez de esas leyes. De esa forma, los represores acusados de violaciones a los derechos humanos podrán ser juzgados en el país y los pedidos de extradición que lleguen desde el exterior no tendrán más trascendencia.
En Tribunales se supone que Zaffaroni ocupará el despacho del actual secretario penal de la Corte, Esteban Canevari, el encargado de investigar el atentado a la Embajada de Israel. Canevari se mudará a otro piso de Tribunales y dejaría sus oficinas al nuevo juez. En tanto, el despacho que ocupaba Nazareno continúa vacío a la espera del nuevo presidente de la Corte. Fayt no lo usa porque ocupará ese cargo sólo hasta mediados de noviembre, cuando se elegirá al nuevo titular. Según las últimas versiones, el próximo presidente sería Enrique Petracchi.
Zaffaroni y su principal colaborador, el abogado Jacobo Grossman, ya anticiparon que llegarán a la Corte con la menor cantidad de gente posible, cuestión de no recargar el presupuesto del Tribunal. En ese sentido, creen que no tendrán problemas con el personal que fue designado por Nazareno porque muchos de ellos ya renunciaron, otros fueron transferidos y otros pueden funcionar en el nuevo esquema.

Compartir: 

Twitter
 

“Desígnase juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al doctor Eugenio Raúl Zaffaroni.”
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.