EL PAíS › MACRI EXPUSO EN EL CIERRE DEL COLOQUIO EMPRESARIO ORGANIZADO POR IDEA

Como pez en el agua con el establishment

El candidato presidencial de Cambiemos les prometió a los empresarios un lugar destacado en su gobierno. “El año que viene va a estar todo mi gabinete en este evento para poder acordar con ustedes la política”, aseguró.

 Por Federico Kucher

Desde Mar del Plata

“Estamos venciendo el desánimo. Es muy importante que hoy estemos todos en este evento. En otro momento la mayoría de ustedes estaría jugando al golf”, aseguró Mauricio Macri, candidato presidencial de Cambiemos, en el panel de cierre del 51 coloquio de IDEA ante una sala completa de empresarios. El líder del PRO aseguró que en su gobierno, si resulta electo, avanzará en asegurar la independencia del Banco Central, eliminar las retenciones a las exportaciones para empresarios agropecuarios y desarmar las restricciones sobre la compra de divisas. Agregó que tiene el objetivo de erradicar la pobreza, al tiempo que se mostró a favor de garantizar la independencia de la Justicia.

Macri estuvo rodeado en el encuentro por una parte importante de su equipo de trabajo, en donde se destacó la presencia del gobernador electo de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y del presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio. También estuvieron acompañando al candidato el consultor Miguel Kiguel, el sindicalista agropecuario Gerónimo “Momo” Venegas y los economistas Federico Sturzenegger y Hernán Lacunza, quienes mantienen una interna en el PRO para quedarse al frente del Banco Central en un eventual triunfo del macrismo en las elecciones de octubre. Los empresarios recibieron con sonrisa cómplice al candidato de Cambiemos. Aplaudieron en cuatro ocasiones el discurso de Macri, un gesto que no habían tenido en la presentación del miércoles de Daniel Scioli, el aspirante presidencial del Frente para la Victoria.

“Estoy acá para invitarlos a ser parte de la gesta que comienza en diciembre. Tenemos que dejar atrás 10 o tal vez 25 años de promesas incumplidas, de frustraciones, de sueños truncados. Dejar atrás también la resignación, la que estuvo presente entre los empresarios de este auditorio por mucho tiempo. Me gusta definirlo como una sana rebeldía, porque los argentinos nos dimos cuenta de que merecemos vivir mejor”, indicó Macri. Aseguró que el país tiene tres desafíos prioritarios para la etapa que viene. “Hay que tener una Argentina con pobreza cero, terminar con el flagelo de la droga, que atenta contra la familia, y unir a la población luego de muchos años de confrontación”, señaló. A Macri se lo vio irritado y de malhumor en la previa de la exposición, al punto de gritar a colaboradores por no tener buena señal de wifi y problemas con la comunicación telefónica.

El candidato aprovechó la presentación para enumerar sus principales promesas de campaña. Aseguró que, si gana en octubre, avanzará en la creación de un ingreso ciudadano universal, al tiempo que se urbanizarán las villas y ampliará el servicio de cloacas para el conjunto de la población. Afirmó que terminará con el desempleo y la informalidad laboral, con el desafío de crear más de dos millones de nuevos puestos de trabajo. Mencionó que promocionará el turismo y a los empresarios de la pampa agropecuaria, mientras que se apostará por la construcción de grandes obras de infraestructura, se pondrá en marcha un programa de un millón de créditos hipotecarios y se armará un plan macroeconómico para bajar la inflación a niveles de un dígito. Macri empleó poco tiempo para hablar. Mientras que Scioli, Massa y Stolbizer utilizaron los 30 minutos pautados, Macri utilizó sólo 24 minutos.

“Los problemas que tuvimos hasta ahora fueron de liderazgo. Pero en este país hay mucha gente preparada. Yo voy a gobernar pensando en el largo plazo. Y les quiero decir sobre los que buscan generar miedo con el cepo, las reservas, los dólares, que no hay que dejarse asustar. Nosotros vamos a recuperar la confianza. No vamos a mentir ni con el Indec, ni con la inflación, ni con nada. Eso va a edificar una Argentina distinta. Antes que el mundo vuelva a invertir en el país van a ser los propios argentinos los que van a estar confiando en su economía y poniendo los ahorros para invertirlos acá”, dijo el dirigente del PRO. A su vez, les prometió a los empresarios que en 2016, si resulta electo en octubre, contarán con la plena colaboración de su gobierno. “El año que viene va a estar todo mi gabinete en este evento para poder acordar con ustedes la política. No van a tener que sufrir por si venimos o no”, aseguró.

Las críticas contra la gestión del sector público en el kirchnerismo fue otro de los puntos destacados en el discurso de Macri. “Todos los días vamos a estar algo mejor en el próximo gobierno. Hay que incrementar la eficacia del Estado. Publicar toda la información. Recuperar los concursos y el valor de la carrera pública. No puede haber una Argentina liderando la región si el Estado no forma un equipo. No hay que usar al Estado como aguantadero de la política y hoy, en particular, de La Cámpora”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

“Estamos venciendo el desánimo. En otro momento la mayoría de ustedes estaría jugando al golf”, dijo Macri.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.