EL PAíS › EL GOBIERNO LE RECLAMO “BUENA FE” A CAMBIEMOS ANTE SU DECISION DE DISTRIBUIR POR SU CUENTA LAS BOLETAS PARTIDARIAS

Contra la campaña de deslegitimación electoral

Tras difundir las medidas para mejorar la transparencia de los comicios, el director nacional electoral, Alejandro Tullio, alertó sobre la actitud de la alianza PRO-UCR-CC de no entregar a la Justicia Electoral las boletas para su distribución en varias localidades bonaerenses.

A dos días de las elecciones presidenciales, la Dirección Nacional Electoral se vio obligada a salir nuevamente a contrarrestar la campaña opositora para deslegitimar el voto. Su titular, Alejandro Tullio, le reclamó “buena fe” al frente Cambiemos, que en elecciones pasadas denunció mediáticamente el faltante de boletas pero en esta oportunidad no entregó las suyas para que sean distribuidas en 22 distritos de la provincia de Buenos Aires y en otras nueve localidades presentó una cantidad “ínfima”. “Esto es muy importante porque se habla del cuarto oscuro de contingencia, de las boletas de reserva, de la falta de boletas, pero si no se presentan a la Justicia para que haga el reparto el correo, seguramente va a haber un problema porque es responsabilidad de quien no las presenta”, aseguró Tullio. Desde el espacio que lleva de candidato a Mauricio Macri argumentaron que no presentaron las boletas porque el Correo Argentino, encargado de la distribución, “las extravía” y señalaron en cambio que serán sus propios fiscales quienes las suministren.

Antes de comenzar ayer el operativo para trasladar las urnas con la documentación correspondiente a los distintos lugares de votación, el Gobierno puso en marcha las últimas medidas acordadas con los partidos y la Cámara Nacional Electoral para mejorar la transparencia de los comicios. “La seguridad, la organización y la absoluta transparencia de las elecciones generales que se celebrarán este domingo están plenamente garantizadas”, aseguró ayer el ministro de Justicia, Julio Alak, quien presentó ayer a la delegación de veedores internacionales que fiscalizarán el desarrollo del comicio,tal como fue consensuado con el tribunal que preside Santiago Corcuera.

Se trata de un paquete de reformas que se implementó tras la campaña de deslegitimación opositora, que tuvo su punto más fuerte en el intento de anulación de la elección tucumana.

El titular del Correo, Claudio Tristán, difundió ayer cambios en el proceso de carga de los telegramas (que podrá ser fiscalizado por los partidos políticos), la utilización de un sobre especial para su traslado, y el seguimiento de los camiones mediante GPS (ver nota aparte).

En ese contexto y en respuesta a los fantasmas que la oposición viene agitando hace meses, Alak informó ayer que más de 96 mil efectivos de las Fuerzas Armadas y de seguridad federales y provinciales custodiarán los 15 mil establecimientos en los que podrán votar más de 32 millones de electores. “El acto electoral contará con el control de 190 mil presidentes de mesa y suplentes, elegidos por la Justicia Federal con competencia electoral, y la participación de unos 500 mil fiscales de los partidos políticos”, agregó el funcionario que tiene bajo su órbita la realización del escrutinio provisorio.

En paralelo a esa fiscalización partidaria, Alak recibió ayer una importante delegación internacional compuesta por magistrados, académicos y expertos en temas electorales que participarán como observadores este domingo, como parte de las medidas consensuadas también por la Cámara Nacional Electoral.

Más allá de esas medidas, ayer por la mañana Tullio advirtió sobre la falta de provisión de boletas por parte de Cambiemos. El espacio que lidera Macri recibió, como los demás partidos, el dinero que el Estado prevé para garantizar la impresión de las boletas pero, según ellos mismos informaron ante la Justicia Electoral, experimentaron problemas logísticos y de imprenta. Por ese motivo solicitaron a la Junta Electoral Nacional de la provincia de Buenos Aires la ampliación del plazo para presentar las boletas para los municipios de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora, La Matanza y Quilmes. “Nos llama poderosamente la atención que no puedan proveer boletas de votación, vamos a ofrecer nuestra colaboración en este delicado asunto”, anunció Tullio. En funcionario nacional informó que “el Correo va a repartir más boletas que nunca y el Estado ha pagado en tiempo y forma la subvención para su impresión”. Sin embargo, Tullio dejó en claro que “son los partidos los que imprimen y los que proveen las boletas a través de la Justicia” Electoral.

El apoderado de Cambiemos, José Torello, ensayó su explicación. Señaló que en algunos distritos “el galpón donde están las boletas es bastante caótico y como ya pasó en otras oportunidades se extravían”. “Las boletas se las damos a los fiscales que van a las mesas y las agregan ahí mismo”, completó el dirigente macrista. El diputado Pablo Tonelli, también del PRO, consideró “imprudente” que Tullio hiciera públicas esas declaraciones respecto de la distribución de las boletas en vez de manifestar su preocupación en privado. “Transparencia es que la población sepa lo que está pasando en la organización electoral también del lado de los partidos políticos”, replicó el funcionario nacional, poniendo el acento en la responsabilidad de las fuerzas políticas. Precisamente, uno de los puntos en los que mayor hincapié había hecho la oposición es en el de las boletas. Primero pidió una boleta única complementaria y luego acordó la implementación de un cuarto oscuro de contingencia, en caso de faltantes.

Compartir: 

Twitter
 

“Nos llama poderosamente la atención que no puedan proveer boletas de votación”, aseguró ayer Alejandro Tullio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.