EL PAíS

Un pedido que también se escuchó en Londres

El escándalo por la revelación de cuentas offshore en manos de varios mandatarios a nivel mundial relevado por los Panama Papers sigue despertando indignación en todo el mundo. Ayer, durante una protesta en Londres, los miles de manifestantes que salieron a las calles vincularon el plan de ajuste que lleva adelante el presidente del Reino Unido, David Cameron, con las empresas fantasmas que su padre tiene en Panamá y por las que el mismo Cameron pidió disculpas públicamente. Cualquier similitud con argentina no es mera coincidencia: algunos manifestantes se acordaron del presidente Mauricio Macri, quien también lleva adelante un ajuste y cuyo apellido aparece en por lo menos tres cuentas en paraísos fiscales caribeños, y pidieron su renuncia. Mientras el propio consorcio de periodistas de investigación que reveló las cuentas, señala “lo bien que lo tratan” al Presidente los monopolios mediáticos, el primer ministro de España, Mariano Rajoy, sostuvo públicamente que todo funcionario ligado a cuentas offshore debería dimitir. Su declaración se cobró una primera víctima: el ministro de Industria de ese país, José Manuel Soria, presentó la renuncia indeclinable a su cargo y aseguró, mediante un comunicado, que deja la política. Soria aceptó haberse “equivocado en las explicaciones” sobre su “actividad empresarial previa” a desempeñarse como funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.