EL PAIS › OPINION

Frente Ciudadano, una propuesta superadora

 Por Jorge Rivas *

Cuando la compañera Cristina Fernández de Kirchner convocó a la construcción de un gran frente ciudadano, plural, cerró el paso a las ideas que pretenden radicalizar la identidad kirchnerista, como política de acumulación definida ideológicamente. Lo hizo después de cuatro meses de silencio, que ella explicó como una actitud de respeto a la voluntad de la mayoría popular. Y lo hizo frente a una multitud compuesta en buena medida por miles y miles que caminaron toda la noche bajo la lluvia, para escuchar y acompañarla a ella, una de las líderes políticas más importante de nuestra historia.

Es decir que lo hizo en un acto que era suyo, delante de los más leales de sus propios militantes y adherentes. Y fue delante de ellos que llamó a deponer las fronteras ideológicas para defender los derechos económicos, políticos y sociales conquistados durante los años de gobiernos kirchneristas. Todo el cuadro subraya la clara conciencia de Cristina respecto de que una mayor fragmentación opositora solo sería funcional al despiadado avance de las políticas de la derecha macrista.

El llamado, una convocatoria a avanzar en la articulación de un polo opositor diverso, como alternativa superadora del neoliberalismo, marcó claramente un rol opositor, y desechó de plano los intentos acuerdistas. De todos modos, Cristina trató con indulgencia a las pequeñas traiciones, convencida de que ellas son anécdotas menores, que carecen de entidad para afectar el rumbo del proyecto.

Pocos días después, habló para la casi totalidad de las organizaciones que integramos el FpV. Entonces, fue aún más clara: en el Frente Ciudadano, afirmó, debe primar la horizontalidad y no debe haber lugar para el predominio de una fuerza sobre otra. Incluso, en obvia alusión al PJ, dijo que toda columna vertebral es muy importante, pero si la cabeza no funciona bien, esa columna sirve de poco. Sería un error suponer que Cristina piensa prescindir del PJ en el nuevo Frente Ciudadano. Lo que está planteando es que en esta etapa cada una de nuestras fuerzas debe servir como puente para facilitar la participación ciudadana. Peronistas, radicales, socialistas, comunistas, todos, preservando cada uno su identidad política, pero conscientes de que nos necesitamos unidos para desplazar al neoliberalismo del gobierno.

Un párrafo aparte merece la necesidad de comprender, subrayada por Cristina, que sumar al movimiento obrero no solo es central para resistir las políticas de ajuste, sino también para articular una alternativa superadora.

Unir lo diverso y abrir nuestras organizaciones a la participación popular son premisas básicas para la construcción del Frente Ciudadano. No dudo que vamos a estar a la altura de las circunstancias para construir una herramienta opositora que no se desentienda de la articulación de una propuesta que nos sirva para retomar el rumbo del proyecto nacional y popular.

* Unidad Socialista para la Victoria-FpV.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared