EL PAíS › UNA MULTITUD DE CUENTAS DE MACRISTAS EN TWITTER VOLVIERON A ATACAR A MARCELO TINELLI PORQUE HIZO ENOJAR AL PRESIDENTE

Por una jodita se convirtió en enemigo público

El enfrentamiento volvió a escalar ayer, luego de que Macri se quejara de que en su programa lo satiriza “de mala manera”. Las cuentas de simpatizantes macristas en las redes alentaron “un apagón a Tinelli”. El trasfondo es la disputa por la AFA.

 Por Werner Pertot

La confrontación entre el Gobierno y el conductor televisivo Marcelo Tinelli volvió a escalar ayer, luego de que el presidente Mauricio Macri lo acusara de satirizarlo “de mala manera”. “Se ofende porque lo critican 30 mil tuiteros”, aseguró el presidente, pese a que un estudio aseguró que había un alto porcentaje de cuentas falsas orquestadas para atacar al conductor. Ayer una multitud de cuentas volvieron a la carga y reclamaron un “apagón a Tinelli”. En el Gobierno, se desvincularon de esa iniciativa y ningún funcionario quiso hablar del tema. En su programa, Tinelli insinuó hasta último momento que le iba a responder, pero finalmente no hizo alusión al tema.

La disputa con Tinelli tiene como ineludible trasfondo la pelea por la conducción de la AFA, de la que el conductor televisivo terminó apartado tras las polémicas votaciones. El resentimiento entre el conductor y Macri se acrecentó con las decisiones que el mandatario operó sobre la AFA con su mano derecha, Daniel “El Tano” Angelici, pero tiene otro antecedente en la campaña presidencial: Macri recuerda el espaldarazo final que le dio en la campaña Tinelli a Daniel Scioli, cuando lo llevó a su programa justo antes del ballotage.

En las últimas semanas, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, intentó una tregua que estalló por los aires cuando el presidente Macri le restregó a Tinelli su enojo por la AFA en un reportaje que dio el fin de semana al diario La Nación. Allí dijo: “Él decidió satirizarme y recibió 150.000 tweets de crítica. Investigamos el tema. No hubo ‘trolls’ ni el Gobierno tuvo nada que ver. Sí hubo 30.000 tuiteros que lo criticaron”, aseguró Macri. “¿Cómo no va a haber 30.000 tuiteros que simpatizan con el Gobierno si este gobierno es producto en gran medida de las redes sociales? Es increíble que se ofenda. Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros”, se quejó Macri, quien días antes había asegurado que no le molestaban las imitaciones. Quedó claro que no es el caso.

Los bots

En tanto, el periódico Perfil difundió un estudio de una consultora –no se especificó cuál– que indicaba que el ataque a Tinelli fue orquestado por cuentas automatizadas ligadas al PRO. En el documento, se especificó que en las cuentas que lo atacaron con el hashtag #TinelliMercenarioK había un 85 por ciento de repetición en los mensajes y eran cuentas que repetían en forma automatizada. “Menos del 2 por ciento fueron personas reales”, indica este estudio. Tras ese ataque, Tinelli salió a cuestionar al Gobierno: “Se ponen nerviosos. Insultan. Hacen campañas desde cuentas truchas. Amenazan. Pensé que eran diferentes”, escribió en su cuenta de Twitter.

Consultado por Página/12, el director creativo de la consultora Es Viral, Mariano Feuer, explicó que los bots se suelen usar para producir una corriente de opinión entre los usuarios reales, que son los que generan las tendencias en Twitter (trending topics). “Los bots funciona para echarle nafta a un incendio. Una cuenta fake incluyente inicia el ataque y se suman un montón de bots, hasta que consiguen incorporar a otros usuarios indignados. Luego, se borran los tuits de los bots”, indicó Feuer. “No se puede lograr un Trending Topic con un 98 por ciento de bots. Si se tiene una cadena bien hecha, los bots tuitean, logran que se sume gente y después borran”, destacó.

Esto ocurrió en el primer ataque a Tinelli, donde todos los tuits de las cuentas automatizadas luego se borraron. La intervención de usuarios reales, a los que se busca influenciar, es necesaria porque el algoritmo de Twitter identifica e ignora a los bots. Para evitar esto, los bots suelen “robar” tweets de cuentas reales.

Ya se han identificado una serie de cuentas falsas, que toman nombres de periodistas y que se usan para iniciar estos ataques. Algunas de ellas son @Jorgelanata2016, @Magdaruizg, @VDKooyClarin y @Lanataenel13. La mayoría tienen una cantidad importante de seguidores, a diferencia de las cuentas autogeneradas. Estos usuarios fueron vinculados a un community manager que las hizo crecer en 2013 y 2014 como un cultivo y las utilizó en la campaña del año pasado. No obstante, no sería un orgánico del PRO. En distintas dependencias del Gobierno nacional negaron que tenga un contrato.

El subsecretario de Vínculo Ciudadano, Guillermo Riera, afirmó hace algunas semanas que no tienen ejércitos de trolls ni cuentas de este tipo. El área que maneja es la que se ocupa de las redes sociales. Este diario quiso hablar con Riera, quien declinó la posibilidad de dar precisiones al respecto.

Apagón a Tinelli

Ayer se repitió la avalancha de tweets, en este caso, llamando a no ver el programa ShowMatch. Entre otras cuentas que agitaba la consigna del “apagón a Tinelli” estaba la de la agrupación macrista La Solano Lima, vinculada al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. “Se burla de la gente en su propia cara, se hizo millonario con oportunismo y fraude políticos, #HoyApagonATinelli Jugate y decí:

¡Basta!”, era la consigna que repetía entre sus decenas de cuentas regionales. El hashtag llegó a estar primero entre las tendencias.

En Balcarce 50, negaron a este diario que exista un enfrentamiento con Tinelli y que tengan relación con estos grupos de cuentas de Twitter. “Ni estabamos enterados”, aseguró un alto funcionario del área de comunicación. Al confrontar con el conductor televisivo, Macri eligió un adversario de peso. Para dar una idea: en Twitter, Macri tiene 3 millones de seguidores. La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, 4,5 millones. Tinelli, en tanto, tiene 8,5 millones de seguidores, más del doble que el presidente.

Ayer la disputa llevó a discutir con el Gobierno incluso al imitador del presidente, Freddy Villarreal, quien negó que haya una intencionalidad opositora en su performance. “Yo trato de hacer reír. Priorizo la risa, cueste lo que cueste. El humorista puede hacer algo muy terrible con tal de asegurarse que la gente se va a reír. Lejos estoy de llevar a cabo una campaña a favor o en contra de nadie”, afirmó el imitador.

Tinelli, en tanto, generó expectativa con lo que iba a decir en su programa de ayer. “Es un día tan importante. Un día para hacer anuncios importantes”, gritó al micrófono al comienzo del show. El conductor jugó con el suspenso hasta el último momento, mientras trepaba el rating hasta alcanzar picos de 19,4 puntos. Hizo algunas alusiones veladas al fútbol o a los precios del supermercados o las tarifas de luz. “Cierran Sergio (Massa) y alguien más”, dijo cuando ya habían pasado los imitadores de la mayoría de los políticos (entre otros, Máximo y Alicia Kirchner, Margarita Stolbizer, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli). Finalmente, el último no fue Macri, sino el “Sr Humor” el que apareció al final. El que más se rió fue Tinelli.

Compartir: 

Twitter
 

El conductor Marcelo Tinelli y la imitación que enojó al presidente Mauricio Macri y a sus simpatizantes en las redes.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.