EL PAíS › LA SALA II DE LA CAMARA FEDERAL AVALO LA DENUNCIA DUPLICADA SOBRE LA FIRMA DEL MEMORANDUM

Para mantener la denuncia a flote

El fiscal Germán Moldes apeló ayer el fallo de la Sala I de la Cámara Federal que confirmó el archivo de la denuncia de Alberto Nisman. Al mismo tiempo, la Sala II de la cámara confirmó a Claudio Bonadio en un expediente que se abrió por los mismos hechos.

La Sala II de la Cámara Federal rechazó el pedido de Héctor Timerman para que se cierre la causa que tramita en su contra en el juzgado de Claudio Bonadio por supuesta traición a la patria a raíz de la firma del Memorándum de entendimiento con Irán, en la que también está imputada Cristina Fernández de Kirchner. El ex canciller había planteado que se trata de una investigación que está duplicada, dado que ya existe una denuncia donde se señaló el mismo hecho y a ambos ex funcionarios, que es la que había hecho el fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de su muerte. Ese expediente es anterior, lo que sucede es que fue cerrado por inexistencia de delito, pero por estos mismos días la DAIA y el fiscal Germán Moldes intentan reabrirlo. De hecho Moldes ayer presentó un recurso en términos agresivos para que la Cámara de Casación Penal disponga la reapertura, que a fin de septiembre fue rechazada por segunda vez por la Sala I de la Cámara Federal. Ese fallo advertía que la causa melliza era “una maniobra” para sacar el caso del juez natural, donde no parece no tener mucho destino.

La situación ahora es así:

- Hay una causa que se originó con la denuncia misma que hizo Nisman antes de aparecer muerto, en la que acusaba a CFK y a Timerman, entre otros, por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA. Decía que la firma del Memorándum era parte de una ingeniería pensada para lograr favorecer a los iraníes y que cayeron las credenciales rojas de Interpol que sostenían sus pedidos de captura. Como el pacto con Irán nunca entró en vigor ni cayeron las alertas rojas ni sucedió nada, el juez Daniel Rafecas dispuso en 2015 archivar la causa. Lo avaló la Cámara Federal y confirmó Casación. Este año la DAIA se presentó diciendo que tenía nuevas pruebas: una grabación de una conversación telefónica entre Timerman y Guillermo Borger, ex titular de la AMIA, donde el primero afirmaba la responsabilidad de los iraníes en el atentado, y la confirmación de la inconstitucionalidad del Memorándum. Tanto Rafecas como la Sala I rechazaron la reapertura porque no ven elementos nuevos y no le dieron cabida a la DAIA como querellante. La Cámara cuestionó que haya otra causa en trámite por lo mismo.

Moldes apeló la decisión de la Sala I y quiere que resuelva Casación. También está a tiempo de presentarse la DAIA. El escrito de Moldes acusó a los camaristas de haber “echado por tierra el pedido de investigación formulado por el Ministerio Público (ahora impulsado por los pretensos querellantes) sobre uno de los acontecimientos más graves que se vivieron en la historia argentina”; y de pronto arriesga que “fue la denuncia de Nisman (…) la causal determinante de su injusta y violenta muerte, no lo digo yo: lo dijo la Suprema Corte de Justicia” cuando ordenó que el fallecimiento lo investiga la justicia federal. Es cierto que la Corte asoció la muerte con su trabajo pero lo hizo de manera genérica.

Luego Moldes dice que otro elemento nuevo está en la causa de Bonadio y es una declaración Roberto García Moritán, que era vicecanciller al momento de la firma del acuerdo con Irán y dijo que “tenía por finalidad dotar de impunidad a los iraníes”. “¿Cuál de los oscuros intereses que ese tratado cobijaba fue el que le costó la vida al denunciante? Y si por esta demanda es que está muerto ¿Cómo no iniciar al respecto la investigación correspondiente?”, insistió en juntar los temas.

* El otro expediente es el que aceptó tramitar el juez Claudio Bonadio ante la denuncia de Santiago Dupuy De Lome, vinculado al PRO, y el abogado José Magioncalda y se sumaron los familiares de dos víctimas del atentado a la AMIA, Luis Czyzewski y Mario Avervuch. Denunciaron a Timerman y a Cristina Fernández de Kirchner por traición a la patria, en base a la misma grabación que fue presentada en el juzgado de Rafecas. Allí, el ex canciller le explicaba a Borger que para lograr que los iraníes fueran indagados había que negociar con Irán. Ambos coincidían en la culpabilidad. Pero la denuncia contra Timerman pretende que tuvo la intención de beneficiar a los sospechosos. “Lo que en un caso se pretende llamar encubrimiento en el otro aparece como traición al a patria”, decía el fallo de los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, donde cuestionaba el armado de la causa de Bonadio para tener un lugar donde seguro se siguiera investigando al gobierno anterior si la causa de Rafecas no lograban reflotarla.

Cuando el ex canciller planteó esto mismo y pidió el cierre de la causa, a través de sus abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, primero Bonadio lo rechazó y ahora la Sala II de la Cámara Federal respaldó al juez. Uno de los camaristas, Martín Irurzun, dijo que en este expediente hay elementos de prueba distintos. Eduardo Farah sostuvo de Rafecas no hubo ninguna persecución “ni siquiera riesgo de acusación” contra Timerman, al haber sido desestimada. Agregó que en este caso no les puede denegar justicia a los familiares de víctimas del atentado que impulsan la causa como querellantes.

Es evidente que se está plasmando una discusión por la superposición de los dos expedientes, que representan el intento por mantener a como de lugar la acusación contra la ex presidenta y el ex canciller. A eso apuntan la dirigencia judía y el PRO. A la vez, la forma en que queda trazada la pulseada es un retrato de cómo se agrupan los jueces en Comodoro Py. El abogado Rúa lo define así: “Están los que quieren armar la operación que dice que a Nisman lo mataron por su denuncia contra Cristina y los que denuncian ese armado trucho. Es un disparate”. En el primer grupo: Bonadio, Irurzun y Farah, a los que se suma Moldes; en el segundo, Rafecas, Freiler y Ballestero.

Compartir: 

Twitter
 

El fiscal Germán Moldes dijo que había que “desratizar” tribunales luego de un fallo que no le gustó.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.