EL PAíS › PIDIERON LA INDAGATORIA DEL
CAVALLISTA SEÑALADO COMO DISTRIBUIDOR DE SOBRES

Los buenos muchachos del Mingo

El fiscal Paulo Starc pidió la indagatoria de Luis Murina, un ex funcionario que trabajaba junto a Cavallo en Economía. Murina fue señalado por el ex asesor del Nación, Enrique N’Haux, como quien se ocupaba de repartir sobresueldos durante los primeros tiempos del menemismo. Esto complica todavía más la situación del ex superministro, quien ya fue citado por la Justicia para el 17 de mayo.

 Por José Natanson

Luis Murina. Este es el nombre del funcionario al que el ex asesor del Banco Nación, Enrique N’Haux, mencionó ante la Justicia como el responsable de repartir los sobresueldos entre los integrantes del equipo de Domingo Cavallo. El fiscal, Paulo Starc, pidió la declaración indagatoria de Murina, al que Página/12 identificó como un hombre muy cercano al ex ministro: Murina ocupó cargos estratégicos en las dos gestiones del cordobés, lo representó en el directorio del Banco Ciudad y fue tesorero de su partido. “Era amigo de Cavallo de la infancia”, explicó a este diario un integrante del círculo íntimo del ex ministro.

Los testimonios

El nombre de Murina fue señalado por N’Haux ante la Justicia, según explicaron fuentes judiciales. En su libro, N’Haux detalla el rol de Murina, aunque sin dar nombres propios (ver aparte). “Los directores cobraban el sobre de la Ley Salariazo traído a su propio ministerio, la primera semana de cada mes, por el pagador del ministro. Este funcionario de íntima confianza del ministro cruzaba tranquilamente el frente de la Casa Rosada, trayendo de incógnito en una mochila de estudiante colgada a la espalda cientos de miles de pesos (...) Con su banal mochila cargada de sobres gordos de tantos billetes, el eficiente pagador del Ministerio de Economía entraba al banco y empezaba su tarea de reparto escritorio por escritorio.”
Funcionarios judiciales señala-
ron que la investigación ya contaba con algunos testimonios que señalaban a Murina como uno de los encargados de repartir los sobresueldos, por lo que Starc pidió que se lo cite a declaración indagatoria. Además, ya se habría establecido la oficina, ubicada en el 5º piso del ministerio, desde la cual supuestamente se distribuía los sobres.
No es la única referencia a Murina. Su nombre aparece también en la investigación, revelada por este diario, de la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas sobre Martín Redrado. Actual titular del Banco Central, Redrado fue acusado por su ex secretario, Adrián de Santis, por el pago de sobresueldos durante su gestión al frente de la Comisión Nacional de Valores, en los años del menemismo temprano. “La operatoria llevada a cabo para hacerse de la mencionada suma era la siguiente: generalmente su secretario privado, Adrián de Santis, o en muy pocas ocasiones el propio Redrado, retiraban dicha suma del Ministerio de Economía a cargo del Dr. Domingo Cavallo a través de su secretario privado de nombre Luis Murina”, señaló la fiscalía.

¿Quién es Murina?

De origen cordobés, Murina es un contador que acompañó a Cavallo durante su larga trayectoria, siempre desde ese típico cargo gris, de bajo perfil pero estratégico, escondido en los recovecos del Estado. Fue subsecretario en la primera gestión de Cavallo y más tarde director del Banco Ciudad en representación de Acción por la República, que por esa época crecía como fuerza política en la Capital.
En marzo de 2001, cuando Cavallo volvió al Palacio de Hacienda como superministro de la Alianza, Murina asumió como subsecretario Legal y Administrativo, y representó a su jefe en la firma de un convenio marco entre el Ministerio de Economía y el portal Educ.ar, que regenteaba Aíto de la Rúa. En abril de 2001, Cavallo se reunió con Aníbal Ibarra, al que un tiempo antes había enfrentado por la Jefatura de Gobierno, para negociar una recomposición de la relación entre la administración porteña y el Ministerio de Economía y poner en marcha un programa de obras públicas. Y fue Murina, una vez más, quien se encargó de negociar con los funcionarios ibarristas.
Para que no queden dudas sobre la cercanía entre los dos personajes, alcanza con recordar que Murina fue secretario de Finanzas –es decir, tesorero– de Acción por la República, la agrupación creada por Cavallo como plataforma para su carrera a la Presidencia. En la política, el lugar de tesorero está reservado a un operador de máxima confianza del candidato. “Eran amigos de la infancia”, explicó a este diario una fuente cercana a Cavallo.

La causa

N’Haux fue el encargado de aportar novedades en la causa por los sobresueldos. “Ese muchacho no tiene ninguna entidad”, aseguró a este diario Adrián Gómez, vocero de Cavallo en los primeros años del menemismo. En coincidencia con Gómez, otros ex funcionarios cavallistas aseguraron que N’Haux no integraba el círculo más cercano al ministro.
Quizá no ocupara un lugar tan relevante, pero trabajó en la Fundación Mediterránea, escribió el primer libro sobre la institución –Menem-Cavallo. El poder mediterráneo– y ocupó un cargo en el Banco Nación. En aquel momento, en el gabinete cavallista sobresalían Horacio Liendo, secretario de Legal y Técnica e ideólogo de la convertibilidad; Ricardo Gutiérrez, viceministro de Economía, y Juan Llach, en ese entonces secretario de Programación y más tarde ministro de Educación de la Alianza. N’Haux no dio precisiones, pero insinuó que el pago de sobresueldos era un sistema del que participaban todos los integrantes del equipo cavallista. “Si él sabía de ciertos manejos, miró para otro lado porque las cosas estaban funcionando”, respondió cuando le preguntaron por la responsabilidad del ex ministro, que deberá declarar el 17 de mayo ante el juez federal Jorge Ballestero.
En cualquier caso, las afirmaciones de N’Haux se suman a las de otros testigos como parte del escándalo que comenzó con el juicio oral a María Julia Alsogaray, quien intentó justificar con este dinero el incremento de su fortuna. Ahora, por primera vez, un hombre –Luis Murina– aparece señalado como el encargado de administrar la cadena de la felicidad en el Ministerio de Economía.

Compartir: 

Twitter
 

Domingo Cavallo y Carlos Menem armaron una alianza estratégica durante años que, ahora sale a la luz, incluía el pago de sobresueldos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.