EL PAIS

El ex jefe de campaña de Macri volvió al PJ porteño

Fue uno de los principales operadores del empresario hasta hace un mes. Decidió alejarse de su partido y retornar a las huestes justicialistas tras la alianza de Macri con López Murphy.

 Por Santiago Rodríguez

El peronismo porteño no cesa en su afán por “renovarse”: Juan Pablo Schiavi anunció ayer su desafiliación de Compromiso para el Cambio y confirmó su retorno al PJ. “Estoy volviendo a mi hogar de nacimiento”, explicó a Página/12 el hasta no hace mucho principal operador político de Mauricio Macri. Anticipó también que en los próximos días se reunirá con el jefe de Gabinete nacional, Alberto Fernández, para ver de qué modo puede colaborar en “el desafío de reconstruir el partido, no sólo en el plano institucional, sino también en términos de representación social y política”.
Schiavi compara su regreso al PJ con una especie de “vuelta del hijo pródigo”. Después de cinco años de ausencia vuelve porque lo considera “mi casa” y entiende que ahora está en orden, a partir de su normalización y la designación de Fernández en su presidencia. “Me fui hace cinco años porque era una diáspora; el partido estaba intervenido y era una cosa amorfa”, recordó a este diario.
Entonces Schiavi emigró de las filas peronistas como tantos otros y en su caso terminó al lado de Macri; fue, en verdad, quien armó buena parte del entramado político que le sirvió de plataforma al empresario para postularse a la Jefatura de Gobierno porteño hace un par de años. Además de ser su principal operador político, fue su jefe de campaña.
Al momento de asociarse, Macri y Schiavi no se desconocían entre sí: ambos se conocían de los años en que Carlos Grosso era intendente de la ciudad de Buenos Aires y soñaba con llegar a ser a presidente. En aquella época, los Macri eran dueños de Manliba, que en virtud de los acuerdos para la recolección de residuos denunciados como irregulares en más de una oportunidad se convirtió en la principal contratista de la administración grossista.
El ahora líder de Compromiso para el Cambio se desempeñaba entonces como presidente del grupo Socma y Schiavi lo atendía del otro lado del mostrador: era subsecretario de Mantenimiento Urbano y Servicios de la municipalidad.
Aunque la amistad perdura, Macri y Schiavi empezaron a distanciarse en lo político tiempo atrás. Sus lazos se cortaron definitivamente a principios del mes pasado, cuando Schiavi anunció su renuncia a la vicepresidencia segunda de Compromiso para el Cambio.
A juzgar por una carta que difundió para explicar los motivos de su alejamiento, el límite de Schiavi parece ser Ricardo López Murphy, con quien Macri decidió aliarse con vistas a las elecciones de octubre próximo. “Mi pensamiento es conocido: nacimos como una fuerza alternativa con la intención de representar a ‘todos’ los argentinos y no sólo a los que abracen el ideario de la centroderecha”, fue su argumento. La frase “todos ustedes conocen mi histórica pertenencia al peronismo” que incluyó en aquel texto daba ya la idea de que se proponía regresar tarde o temprano al PJ.
“La idea es empezar de vuelta. Vuelvo con mucha humildad, tratando de aportar una visión diferente a la que tenía cuando me fui”, declaró Schiavi. Adelantó que su propósito es colaborar en “el desafío de reconstruir el partido, no sólo en el plano institucional, sino también en términos de representación social y política” y destacó que “de alguna manera cuando me incorporé a Compromiso para el Cambio era para acumular desde lo popular, pero eso fue posible sólo en forma parcial”. Schiavi adelantó que a propósito de su regreso al PJ la semana próxima se reunirá con Fernández.

Compartir: 

Twitter
 

Schiavi, a la derecha de la foto, cuando era operador de Macri.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.