EL PAIS › ARGENTINA PRESENTO EN LA HAYA SUS ARGUMENTOS CONTRA URUGUAY

Un estatuto violado cada tanto

La encargada de asuntos legales de Cancillería, Susana Ruiz Cerruti, dejó ayer en la Corte Internacional la memoria en la que acusan a Uruguay de violar el estatuto del río. Mientras, en Colón, los vecinos decidieron levantar el corte permanente por falta de gente.

 Por Fernando Cibeira

La Cancillería argentina presentó ayer en la Corte Internacional de La Haya el voluminoso escrito –“memoria”, en la jerga diplomática– con los argumentos con los que acusa al gobierno de Tabaré Vázquez de violar en cinco ocasiones el Estatuto del río Uruguay al dar luz verde a la instalación de las papeleras en Fray Bentos. “Tenemos un caso sólido”, aseguró la jefa de la delegación, Susana Ruiz Cerruti, en un tono optimista que busca airear la mufa de un conflicto en el que la Argentina no sabe de triunfos en materia internacional, cual Selección de Basile. Los quince jueces de la Corte tendrán ahora para entretenerse con las cerca de tres mil páginas repartidas en ocho volúmenes, donde los especialistas argentinos detallaron sus denuncias. Uruguay ahora tiene hasta el 20 de julio para presentar su respuesta en una “contramemoria”. Se calcula que la Corte podría sacar el fallo que resuelva la cuestión de fondo hacia fin de año.

Ruiz Cerruti se presentó en el Palacio de La Paz, donde tiene su sede la Corte, en el mediodía de La Haya junto al director del Instituto de Servicio Exterior, Horacio Basabe, y el embajador en los Países Bajos, Santos Goñi Marenco. El invierno holandés, extrañamente, se presenta benigno, por lo que no les resultó necesario echar mano a todo el abrigo que llevaban en las valijas.

Los recibió el secretario del Tribunal, Philippe Couvreur, con quien conversaron sobre los pasos que quedan por delante en la causa iniciada en mayo del año pasado cuando la Argentina decidió llevar el caso a la Justicia. Sobre la mesa le dejaron dos copias de la memoria, tal como lo requieren las rígidas normativas del Tribunal.

En esos ochos tomos, fruto de meses de trabajo, los expertos argentinos especificaron las cinco ocasiones en que consideran que Uruguay violó la normativa que regula la utilización del río: cuando permitió la instalación de la española Ence; cuando, al otro año, reiteró la venia a la finlandesa Botnia; en otras dos ocasiones habilitó un puerto, luego ampliado, para que Botnia reciba material; y, por último, permitió a esta pastera utilizar más agua del río que lo estipulado.

El trabajo incluye además croquis, mapas y fotos de la zona, así como algunos estudios técnicos que avalan la posición argentina. Por ejemplo, el que el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, encargó a la italiana Universidad de La Sapienza.

En los últimos tiempos hubo críticas de los sectores ambientalistas hacia el trabajo que venía elaborando Cancillería porque consideraban que se ponía excesivo énfasis en las violaciones uruguayas a la normativa del río y se colocaban en segundo plano los daños al ecosistema que provocarían las papeleras en funcionamiento. “No es así en absoluto”, respondió Ruiz Cerruti a Página/12 poco antes de embarcar al avión que ayer mismo la trajo de vuelta. También negó divergencias con la secretaria de Ambiente, Romina Piccoloti. “Venimos trabajando con ella desde hace mucho tiempo, desde antes de que sea funcionaria. Hemos funcionado como un equipo con la secretaría”, remarcó Ruiz Cerruti.

Hay dos ítem del conflicto que sufrieron variantes desde el inicio de la demanda hasta la presentación de ayer. Uno es que la española Ence se trasladó de Fray Bentos a Colonia, saliendo del área crítica. Otro, que en Gualeguaychú se instaló un corte de ruta permanente, que la semana pasada se multiplicó a los restantes pasos fronterizos.

Sobre el primer hecho, Ruiz Cerruti aclaró que se había hecho “una reserva expresa” sobre el traslado de Ence en la memoria. Según el punto de vista de Cancillería, el hecho no cambia el fondo de la cuestión. “Botnia es un megaemprendimiento que planea comenzar produciendo un millón de toneladas de pasta de celulosa por año”, justificó la diplomática.

Sobre la segunda cuestión, en cambio, en el gobierno argentino no niegan su incomodidad. “Los cortes no nos colocan en una posición favorable ante el Tribunal”, admitieron en la delegación. Para peor, en los próximos días la Corte de La Haya se expedirá sobre un pedido de Uruguay para que la Argentina levante los bloqueos en las rutas. El clima que impera en el Palacio San Martín no da mucho lugar al optimismo.

Con todo, aclaraban que los cortes de ruta eran una consecuencia a la violación del Estatuto del río Uruguay y que, de última, “no tienen nada que ver con la presentación que hicimos en La Haya”.

Para contrarrestar la supuesta mala imagen de los bloqueos fronterizos, los enviados llevaron a Holanda un pormenorizado cronograma sobre los intentos argentinos por emprender una negociación que permitiera una solución consensuada al entuerto, incluyendo la reunión entre Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez en Santiago de Chile, frustrada por la intransigencia de Botnia en paralizar las obras por 90 días.

Ahora Uruguay tiene plazo hasta el 20 de julio para presentar su contramemoria, rebatiendo los argumentos argentinos. Si el Tribunal lo estima conveniente, puede haber una nueva instancia de réplica y dúplica para debatir algún punto en particular. La Corte de La Haya recién hace una semana que retomó la actividad luego del descanso por las fiestas. Los extensos trabajos que deberán examinar los 15 integrantes del Tribunal, las respuestas y demás demandarán un buen tiempo. Los cálculos más optimistas imaginan una resolución para fin de este año.

Mientras, en la Casa Rosada siguen prendiendo velas a las gestión del enviado del rey de España, Juan Antonio Yañez, quien por estos días volverá al sur con su pesada carga sobre los hombros.

Compartir: 

Twitter
 

Susana Ruiz Cerruti, entre el embajador Santos Goñi y Basabe.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.