EL PAíS

Suben los precios en provincias por acuerdos que no los alcanzan

Además de las sospechas de las diferencias en las modalidades de medición, el impacto de las políticas de contención de los aumentos que practica la Secretaría de Comercio no se siente. San Luis y Mendoza se ubican a la cabeza del ranking inflacionario.

 Por Fernando Krakowiak

La inflación en las provincias del interior fue de 1,1 por ciento en junio, llegando casi a triplicar el nivel registrado en la región metropolitana de Buenos Aires (0,4), según informó ayer el Indec. El promedio nacional fue 0,7. Al igual que el mes pasado, las mayores subas se produjeron en San Luis y Mendoza, con 2,7 y 2,5 por ciento respectivamente. En tercera ubicación quedaron Córdoba y Tucumán con 1,2. Los especialistas consultados por Página/12 coincidieron en señalar que la amplia brecha entre el índice de precios de la región metropolitana de Buenos Aires y el de las provincias evidencia las dificultades que tiene el Gobierno para hacer cumplir los acuerdos de precios en el interior y el impacto que generó la intervención del Indec.

El Indice de Precios al Consumidor Nacional le agrega a la medición histórica los relevamientos de seis aglomerados urbanos del interior: Gran Córdoba, Gran Rosario y Gran Santa Fe, Gran Mendoza, ciudad de San Luis, Gran Tucumán y Gran Catamarca. En esas ciudades el relevamiento y la construcción del índice son realizados por las direcciones de estadística de las provincias, que luego envían los datos al Indec, donde ponderan la información para construir el indicador “nacional”.

Alimentos y Bebidas volvió a ser el rubro que más subió en las provincias durante junio. En San Luis trepó 5,3 por ciento, en Mendoza 4,6, en Tucumán 1,1 y en Córdoba 0,7 por ciento. La diferencia con Capital y Gran Buenos Aires es notable, pues allí aumentó sólo 0,2 por ciento. El acumulado anual también muestra amplias diferencias. Por ejemplo, en el primer semestre los alimentos subieron 17,9 por ciento en San Luis y 17,3 por ciento en Mendoza contra apenas un 3,9 por ciento registrado en el área metropolitana de Buenos Aires. Educación es otro de los rubros que en junio registró una fuerte alza en el interior del país. En Santa Fe trepó 2,6 por ciento, en Tucumán 2,1, en San Luis 1,9 y en Catamarca 1,7 por ciento. En Capital y Gran Buenos Aires, en cambio, sólo subió 0,6 por ciento. En Transporte y comunicaciones se observa una situación similar. En Buenos Aires este rubro aumentó 0,5 por ciento, mientras que en San Luis tuvo un alza de 1,6, en Córdoba y Mendoza de 1,4 y en Tucumán de 1,2 por ciento. Otro ejemplo surge al analizar las subas en Equipamiento y mantenimiento del hogar. En Mendoza (1,7) y Tucumán (1,9) aumentó el doble que en Buenos Aires (0,8) y en Catamarca más del triple (2,6).

Las fuertes diferencias en los distintos rubros se repiten cuando se compara la evolución de los índices generales de las regiones durante el primer semestre. Por ejemplo, la inflación en Capital y Gran Buenos durante fue de 3,9 por ciento según el Indec. En Mendoza, en cambio, llegó a 11,2 por ciento, en San Luis a 10,1 y en Córdoba a 5,9 por ciento. Desde los partidos de la oposición se afirma que esta brecha expresa la distancia entre los índices de precios que supuestamente manipula el Gobierno y la “inflación real”. La Dirección de Estadísticas de Mendoza, por ejemplo, fue una de las primeras en cuestionar los cambios metodológicos implementados por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Roberto Dvoskin, economista de la Universidad de San Andrés, aseguró a este diario que la diferencia de precios es producto de tres razones: 1) la dificultad que tiene el gobierno nacional para hacer cumplir en el interior los acuerdos de precios que firma con las grandes empresas, 2) la falta de voluntad que manifiestan las autoridades provinciales al momento de hacerlo, debido a la cercanía que en muchos casos mantienen con el controlado y 3) los problemas existentes en el Indec desde que el Gobierno decidió intervenir el organismo en enero. Por su parte, Martín Hourest, economista de la CTA, destacó como causas “la manipulación de las estadísticas del Indec que viene realizando el Gobierno, las maniobras de algunas empresas que cumplen los acuerdos en Capital y suben los precios en el interior y la posibilidad de que se estén comparando variedades distintas de un mismo producto, las cuales suelen tener precios diferentes”.

Compartir: 

Twitter
 

Los precios se disparan en Cuyo y la zona centro del país. Subas mensuales consecutivas del 2%.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.