EL PAíS › LA POSIBLE ESTRATEGIA DE LA DEFENSA SI EL CURA QUEDA DETENIDO

De cómo Grassi ya estuvo 14 años en prisión

 Por Carlos Rodríguez

Se trata apenas de una especulación, pero con el tiempo puede convertirse en una posibilidad que nadie descarta. Como se sabe, a Julio César Grassi lo condenaron a 15 años de prisión, pero sigue libre hasta que la sentencia quede firme, aunque la Fiscalía y los querellantes quieren que vaya preso de inmediato (ver recuadro). En el caso de que se produzca la detención, a la defensa le quedaría una alternativa que, con seguridad, despertará una nueva polémica si es que finalmente se concreta. Podría argumentar, se dice, que lo que cumple Grassi desde noviembre de 2002 es un régimen de “prisión morigerada”, pero “prisión” al fin. Esto significaría que estarían en condiciones de decir que Grassi, por aplicación de la ley del dos por uno, ya cumplió 14 de los 15 años que tendría que cumplir.

“Eso no es más que una especulación, algo que nosotros no estamos planteando en estos momentos”, le dijo a Página/12 Daniel Cavo, uno de los abogados del sacerdote. “Los querellantes quieren poner el tema sobre el tapete, pero es algo que no está planteado ahora. En el futuro se verá”, completó Cavo. Otras fuentes, aunque no abiertamente, vienen señalando, desde antes de que se conociera el fallo, que los defensores de Grassi van a pedir que se aplique el dos por uno. La ley 23.490, llamada del dos por uno porque computaba dobles los días en prisión de los detenidos sin condena firme, fue derogada para todos los delitos cometidos a partir del 2 de junio de 2001.

Los delitos por los que se condenó a Grassi ocurrieron antes del año 2000, de manera que, en su caso, el beneficio sigue teniendo vigencia. El caso Grassi se hizo público recién hacia fines de 2002, pero los hechos arrancaron unos dos años antes. El rumor sobre las intenciones de la defensa de Grassi viene de lejos. El 7 de abril, cuando la Fiscalía pidió una pena de 30 años para el cura, los fiscales, en conferencia de prensa, dijeron ante una pregunta que lo que cumple Grassi “no es una prisión morigerada” sino una “libertad vigilada”.

El que amplió la idea fue el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, en diálogo con Página/12. “Nunca tuvo un régimen de prisión morigerada. El está con una libertad vigilada, de manera que, si se le dicta una condena efectiva, no puede solicitar que se le descuente el tiempo que estuvo bajo proceso, porque no fue una prisión preventiva ni una prisión morigerada. No fue prisión”, insistió Nieva Woodgate. Desde este punto de vista, a Grassi sólo podrían computarle dobles los 29 días que estuvo efectivamente preso, en una comisaría de Morón, entre octubre y noviembre de 2002.

Sin embargo, el querellante Juan Pablo Gallego, que representa al Comité de Seguimiento y Aplicación del Convenio sobre los Derechos del Niño, cree que la defensa de Grassi “es capaz de apelar a todos los caminos posibles para que su representado nunca vaya a la prisión”. Por su parte, una fuente judicial que pidió mantener su nombre en reserva dijo que tenía “la certeza de que la cuestión del dos por uno va a ser planteada en algún momento por la defensa de Grassi y hay que estar atentos sobre el tema”. Otro de los querellantes, Sergio Piris, quien en el juicio representó al chico conocido como “Gabriel”, estimó que es “seguro” que los defensores de Grassi van a realizar el pedido del doble cómputo. Según Piris, el fallo dejó abierta esa posibilidad.

Este diario volvió a pedir ayer la opinión de uno de los fiscales del juicio, Alejandro Varela, quien fue terminante, como lo había sido antes el fiscal general. “Lo que nosotros entendemos es que no corresponde aplicar la ley del dos por uno. Lo que cumple Grassi no es una prisión morigerada ni una prisión vigilada. No estuvo ni está preso. Lo que se aplicó, en su caso, fue una libertad ‘alternativa’, una figura incorporada hace poco al Código, que ni siquiera es una ‘prisión vigilada’, como dijo erróneamente el tribunal (Oral Nº 1 de Morón, que condenó a Grassi). El estuvo libre en todo momento. Su única obligación, durante todo el proceso, fue la de presentarse una vez por mes ante el tribunal y nada más. Si la defensa plantea que se aplique el dos por uno, nosotros nos vamos a oponer porque no corresponde.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.