EL PAIS › MOVILIZACION FRENTE A TRIBUNALES

“Un día histórico”

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

“Un día histórico”, lo definió la vicegobernadora Griselda Tessio. La esquina de Primera Junta y San Jerónimo, frente al Tribunal Oral Federal, fue el lugar convocante en la primera jornada del juicio por delitos de lesa humanidad en Santa Fe. Un vallado metálico dividió a unos y otros. De un lado, medio millar de manifestantes en demanda de verdad y justicia. Y del otro, un pequeño grupo de familiares y amigos de los represores.

El lunes, Tessio participó en el arranque del juicio en Rosario y ayer repitió en Santa Fe. Un gesto político de la Casa Gris, en un día de sensaciones encontradas. “No puedo decir que sea de alegría, pero sí de mucho alivio después de tantos años y de tanta lucha, sobre todo, de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo y de los organismos de derechos humanos. Pero también se van a renovar los profundos dolores que vivió muchísima gente”, afirmó la vicegobernadora, que estuvo a cargo de la unidad fiscal de investigación del terrorismo de Estado en la provincia de Santa Fe.

Al promediar la mañana, una columna de la CTA que ingresó por Primera Junta colmó la calle. Las vallas sirvieron para atar los pañuelos blancos con la consigna: “Juicio y castigo” y colgar decenas de fotos de los desaparecidos. Agustín Cetrángolo, de Hijos, se acercó hasta el grupo de defensa de los represores “¿Dónde está mi viejo? Hace 30 años que lo estamos buscando”, preguntó.

–Está en Francia –le contestaron del otro lado del vallado.

–¿Y dónde están las monjas francesas? –volvió a preguntar. La respuesta fue la burla.

Agustín sabe que el mar devolvió los restos de las monjas. Y que su padre, Sergio Cetrángolo, estuvo secuestrado en El Olimpo y en la ESMA y cree que lo trasladaron en un vuelo de la muerte, en enero de 1979. Agustín siguió con sus preguntas, a pesar de las chicanas que escuchaba del otro lado. “Ustedes que se dicen cristianos, ¿leyeron la Biblia? ¿Dónde dice en la Biblia que se puede torturar o robar bebés? Pedimos justicia, para cerrar esta etapa y poder avanzar hacia otro país.”

A unos metros, Graciela Daleo, sobreviviente y querellante en la causa ESMA, compartió las sensaciones encontradas. “Hemos llegado a este punto, 33 años después del golpe genocida que sufrió nuestro pueblo y después de tanto que trabajaron los gobiernos constitucionales para fabricar la impunidad que favoreciera a los genocidas. Hoy estamos en otro punto y si estamos aquí es porque hemos luchado para conseguirlo”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared