EL PAíS › OPINIóN

Se ofende con León y defiende a Del Sel

 Por Luis Bruschtein

Podría decirse que en la preferencia está el trasfondo. El que equipara una declaración política con un insulto podría estar pensando efectivamente que ambas expresiones son lo mismo. O que es lo mismo un candidato en campaña que un artista en el escenario. Por supuesto que a un artista en campaña le interesa hacer creer que es lo mismo porque entonces puede abusar de ambas situaciones: cuando está de campaña se hace el artista y al revés. No es tanto una cuestión de izquierda o de derecha. Son cuestiones éticas, cuestiones de educación y de buen gusto.

Se puede pensar que cuando Macri avala a Del Sel y se ofende con León Gieco está haciendo simplemente un gesto de campaña al apoyar a su candidato. O es posible sospechar que está poniendo en evidencia su calidad ética, su educación y su buen o mal gusto.

Gieco siempre expresó sus opiniones y nunca especuló con ellas –podría decirse que, por el contrario, le han generado más problemas que beneficios–; en cambio Del Sel, si bien es un artista, es como que quisiera disimular que está haciendo campaña como principal candidato de su partido.

Porque básicamente una cosa es decir, como Gieco, que Macri no tiene propuestas y que tanto él como sus colaboradores son “la piedra en el zapato” o que Macri y Del Sel “son un desastre políticamente”. Y otra cosa es lo que dijo Del Sel de que le iba a escribir en la cabeza a la Presidenta “conchuda hija de puta”.

No hay que ser demasiado sutil para diferenciar “conchuda hija de puta” de “la piedra en el zapato” o “un desastre políticamente”. Se le escapa también la degradación de que un hombre insulte a una mujer, sea la Presidenta o la señora de la esquina. Y al igualar esas expresiones se rebaja como ser humano.

Después de que sus insultos fueron difundidos por todo el país, Miguel Del Sel pidió disculpas. León Gieco no pidió disculpas ni las pedirá. Para el PRO lo destacable no es lo que se dijo, sino que se haya pedido disculpas. Les pareció un gesto noble que alguien que haya formulado agravios tan despreciables haya pedido disculpas. Pedir disculpas no está mal, pero cuando se lo hace después de un acto de esa naturaleza, no da la impresión de que estuviera arrepentido sino de que ni siquiera se banca las consecuencias.

Hay un detalle en la comparación de las dos actitudes que deja un saldo todavía más desfavorable para Del Sel. En primer lugar, Gieco realizó una conferencia de prensa antes de su actuación, fuera del escenario. En cambio Del Sel no estaba en el escenario en calidad de actor sino de invitado-entrevistado. Y durante la charla habló maravillas de Macri, y de lo buena que es la gente que hay en el PRO. Estaba haciendo campaña. Aunque estuviera físicamente en el escenario, no estaba allí como artista sino como político y en ese contexto insultó a dos mujeres que piensan distinto a él, Cristina Kirchner y Florencia Peña.

Que un hombre insulte a mujeres ya de por sí es poco digno. Pero además, en esa búsqueda de la ambigüedad, de que se está en el escenario, pero no está porque ya es dirigente político y hace campaña como si hiciera humor, es como si encima quisiera hacerse el distraído. Es como si buscara una situación ambigua para agredir sin que puedan decirle nada. Uno supondría que un actor es más capaz de percibir estas diferencias en el ejercicio de su profesión, que es más difícil que se confunda. Y, por lo tanto, si conoce esas sutilezas, las utiliza en forma consciente para insultar.

En realidad se están comparando dos personas y actitudes que no son comparables. León Gieco es un artista comprometido que ha pagado costos por decir lo que pensaba. Nunca escondió sus ideas y nunca tuvo cargos políticos. Miguel Del Sel, en cambio, es dirigente de un partido político, pero hace política tratando de disfrazar que hace política y no habla abiertamente, dice pero no dice, con la autenticidad de un billete de tres pesos. Cuando Macri se ofende con las críticas políticas que le formuló Gieco, pero defiende los insultos de Del Sel a la Presidenta, lo que hace es darle la razón a León.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Se ofende con León y defiende a Del Sel
    Por Luis Bruschtein
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.