EL PAIS › LA TUPAC AMARU LEVANTO EL ACAMPE QUE MANTENIA FRENTE A LA GOBERNACION DE JUJUY

Para dialogar sobre la liberación de Sala

La red de organizaciones sociales jujeñas puso fin a la protesta que desde mediados de diciembre mantenía en la plaza Belgrano. “Queremos honrar el esfuerzo de monseñor Lozano y dar una señal a toda la sociedad de nuestra disposición al diálogo”, explicaron.

La red de organizaciones sociales de Jujuy levantó ayer el acampe que mantenía desde hacía 50 días en la plaza Belgrano, frente a la Casa de Gobierno provincial. Las organizaciones aseguraron que la decisión es “un nuevo gesto” destinado a “abrir una instancia de diálogo” con el gobierno nacional para “discutir la liberación de Milagro” Sala, la máxima referente de la agrupación jujeña Tupac Amaru, a quien la justicia local mantiene detenida “arbitraria e ilegítimamente” desde hace más de diez días. “Queremos honrar el esfuerzo de monseñor Lozano y dar una señal a toda la sociedad de nuestra disposición al diálogo”, explicó el referente tupaquero en Buenos Aires, Alejandro Garfagnini. Una delegación de las agrupaciones que hasta ayer mantenían presencia en la plaza de San Salvador de Jujuy se sumarán al acampe que la Tupac Amaru junto a otras organizaciones del campo popular sostienen desde mediados de la semana pasada en Plaza de Mayo para reclamar el cese del encierro de Sala.

“La liberación de Milagro es el único punto que tenemos que discutir ahora. La decisión de encarcelarla fue política y ahora reclamamos que se abra una instancia de diálogo, decisión también política, y que el Gobierno ordene su liberación”, apuntó Garfagnini.

Por unanimidad, los integrantes de las agrupaciones resolvieron en la asamblea del mediodía de ayer levantar el acampe que instalaron la Tupac Amaru y otras agrupaciones en la céntrica plaza Belgrano a mediados de diciembre pasado para insistir al gobernador Gerardo Morales que dialogara con ellos en torno de la continuidad de las cooperativas de vivienda y que, hace dos semanas sumó otro punto: la liberación de Sala, a quien a mediados de enero la Justicia jujeña ordenó encerrar a propósito de una denuncia del gobierno local por “instigación al delito” en torno del acampe. Para cuando esa acusación se volvió insostenible para mantenerla encerrada, la gestión de Morales ya había radicado otra denuncia: asociación ilícita, defraudación al Estado y extorsión.

“Vamos a seguir trabajando en los barrios, como lo venimos haciendo hace 16 años, atendiendo las necesidades de los que menos tienen y que se van incrementando día a día ante la falta de respuestas por parte del gobierno provincial”, explicó Patricia Jaldín, directora de la escuela tupaquera Bartolina Sisa. En tanto, “el reclamo por la inmediata liberación de Milagro Sala continuará en Plaza de Mayo y con distintas acciones que se seguirán realizando en la provincia”, añadió.

El jueves pasado, el reclamo por la liberación de la dirigente social se instaló frente a la Casa Rosada y desde entonces suma el apoyo de cada vez más colectivos.

El lunes, el titular de la Pastoral Social, obispo Jorge Lozano, se comprometió a intentar abrir un canal de diálogo con el gobierno nacional. La decisión de retirarse de la plaza de la capital jujeña es “un gesto en función del diálogo que esperamos se lleve adelante”, advirtió Garfagnini en referencia al inicio de las gestiones de Lozano. “Queremos honrar el esfuerzo de monseñor Lozano y dar una señal a toda la sociedad de nuestra disposición al diálogo”.

“En 50 días de lucha no hemos generado ni un solo hecho de violencia que se nos pueda imputar. Toda agresión provino de parte del gobierno provincial. La máxima fue el encarcelamiento de Milagro. Pero ella nos pidió luchar por su liberación con fortaleza y mansedumbre y eso estamos haciendo”, concluyó el referente bonaerense de la organización social que lidera Sala.

Si bien el reclamo a Morales para que reciba a las organizaciones sociales con el objetivo de asegurar la continuidad de las cooperativas de vivienda “quedó en segundo plano”, desde la Tupac aseguraron que hasta el momento “no hubo ningún tipo de acercamiento” de parte del gobierno jujeño. Tampoco obtuvieron respuestas formales de parte de la Secretaría nacional de Vivienda, frente a la que instalaron otro acampe a mediados de diciembre. A oídos de los militantes llegaron rumores de que el programa sociocomunitario que mantenía en funcionamiento a las cooperativas de vivienda no solo de Jujuy, sino de todo el país, quedó fuera de funcionamiento.

Compartir: 

Twitter
 

Las organizaciones sociales dejaron la céntrica plaza Belgrano tras casi dos meses de acampe.
SUBNOTAS
  • Para dialogar sobre la liberación de Sala
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.