EL PAíS › VECINOS DE DISTINTOS BARRIOS ANUNCIARON QUE HABRA MAS PROTESTAS

“Queremos una ciudad más equilibrada”

 Por Sonia Santoro

El calor, las fiestas y las vacaciones en puerta no hicieron mella en la actividad de vecinos de la ciudad de Buenos Aires y algunos partidos del Gran Buenos Aires contra la construcción indiscriminada de edificios de altura. “Seguimos en la lucha en forma administrativa, judicial y con manifestaciones. Queremos que se redistribuya de una forma racional la construcción en la ciudad de Buenos Aires. Hay siete kilómetros cuadrados sin construcción en la zona sur y esta construcción se concentra en otros seis barrios. Es bueno para Buenos Aires crecer en forma ordenada y planificada”, señaló Juan Cancelo, vecino de Villa Pueyrredón.

“El hecho de que haga calor y haya menos gente no va a cesar nuestro interés de buscar el equilibrio en la ciudad. Seguiremos con el tema de salir a clausurar obras simbólicamente, haciendo el trabajo que debería hacer el Gobierno de la Ciudad, que pareciera que lamentablemente no está capacitado para desarrollarlo”, apuntó Gustavo Desplast, de la Procomuna de Caballito.

Hace 15 días, vecinos de ese barrio “clausuraron” una obra en la calle Cucha Cucha al 900. Lo mismo hicieron el 20 de diciembre los de Villa Pueyrredón con una obra ubicada en Artigas 5271.

La movilización y cacerolazo abarcaron distintos puntos de la ciudad y el conurbano y fueron convocados por la Red Verde Ciudadana –que desde su surgimiento en noviembre último pasó de estar formada por 70 organizaciones civiles a 120–. Los pedidos de los vecinos incluyen seis puntos básicos:

- Intervención del Estado Nacional: “La especulación inmobiliaria no reconoce fronteras, el Estado Nacional debe intervenir ante la construcción indiscriminada de edificios en Capital y Gran Buenos Aires.”

- Suspensión de obras en curso: por 30 días (renovables), mientras se realice una evaluación de impacto y riesgo ambiental.

- Participación ciudadana: debe ser efectiva y vinculante en los temas relacionados con la planificación urbano-ambiental.

- Ambiente y espacios verdes: discusión con los vecinos de la problemática ambiental y defensa e incremento de los espacios verdes.

- Inspección de obras irregulares: se reclama a los gobiernos locales que se inspecciones y clausuren las obras que no se ajustan a la ley.

- Constitución de mesas institucionales de diálogo con vecinos: se exige un espacio de debate con los gobiernos locales, para tratar temas como las modificaciones a las leyes de impacto ambiental y el régimen sancionatorio de obras irregulares.

Paralelamente, la pelea de los vecinos se desarrolló en el ámbito judicial. En lo que va del año, se presentaron cinco amparos: dos por el barrio de Caballito, uno por Villa Pueyrredón, otro por Palermo y otro por el Pasaje Volta, del mismo barrio. Y presumen que para después de la feria judicial, presentarán cinco más. “El problema es que los jueces son reacios a dictar la medida cautelar, algunos se escudan en el decreto dictado por Jorge Telerman, dicen que las obras están suspendidas, pero el problema no son las obras futuras sino las que están en curso”, explicó Osvaldo Sidoli, abogado de la Red Verde Ciudadana.

Desplast recordó que la misma Auditoría de la ciudad determinó en un informe de junio de este año que el 48 por ciento de todas las obras que relevaron tenían problemas de planos y el 17 por ciento carecían de permisos. Sin embargo, reconoció que la ciudad está tomando algunas medidas atinadas aunque insuficientes, a partir del reclamo de los vecinos. Sidoli, en cambio, planteó que van “a seguir judicializando el conflicto”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.