ESPECTACULOS

Murió Pepe Parada, un notable de la farándula

El empresario teatral fue despedido por una pequeña multitud de artistas.

Víctima de un cáncer de próstata que lo aquejaba desde hacía tres años, en la madrugada de ayer murió Pepe Parada, un prolífico empresario teatral y gastronómico y representante de artistas cuya característica más visible fue, durante toda su vida, la de hacer un verdadero culto a la amistad. Ayer, a lo largo de todo el día, se congregó buena parte de la colonia artística argentina en la sala donde velaron sus restos. Pepe Parada tenía 66 años, muchos de ellos dedicados al mundo del espectáculo en sus diversas variantes (como productor, como empresario y como compinche) y su última aparición pública fue en el velatorio de su amigo Hugo Sofovich, hace exactamente un mes.
El manager de artistas estaba acompañado al momento de su muerte por sus familiares más cercanos, entre ellos su hermano, al actor Emilio Disi. Al salir del sanatorio Mitre, Disi, visiblemente dolorido por la pérdida, accedió brevemente a la requisitoria periodística y dijo escuetamente: “Se fue un gran tipo, mi hermano. Si él se hubiese tratado médicamente a tiempo, se habría salvado, pero Pepe era un cabeza dura, vivió con su singular estilo”. Por la casa velatoria del barrio de Chacarita pasaron numerosas figuras del espectáculo. Carmen Barbieri, Fernando Bravo, Jorge “Cacho” Fontana, el doctor Cae, Jorge Rial y María Concepción César fueron algunos de sus entrañables amigos que se acercaron. Barbieri, que llegó junto a su marido, Santiago Bal, señaló que “el orgullo y el tesoro personal de Pepe eran sus amigos y hoy vamos a ser una multitud los que lo vamos a despedir”.
Parada, descubridor de innumerables figuras del espectáculo argentino, se había retirado de su actividad de manager desde hacía una década y en los últimos años se dedicó a la producción de obras teatrales. También se vinculó con el ambiente musical de la bailanta e incursionó en el negocio gastronómico. Recordado por todos como un “personaje de la noche porteña”, Cacho Fontana se refirió a él como “una parte grande de todo un movimiento artístico” y pidió “recordarlo con una sonrisa, porque él siempre tuvo una sonrisa para los demás”. El doctor Alberto Cae, que lo atendió en los últimos años, relató que Parada “estuvo prácticamente dormido las últimas 72 horas” de vida y que “murió sin dolor”. El médico señaló que desde hacía muchos años “padecía una serie de afecciones cardiovasculares, si bien era una persona sana en términos generales”.
El médico resaltó que “hace tres años se le detectó un cáncer de próstata” y que la muerte “fue la evolución normal de ese cuadro”. Cae sostuvo que el empresario teatral “vivió y murió a su manera” y que su enfermedad “se había vuelto irreversible en los últimos tiempos, si bien él mantuvo el optimismo hasta último momento”.
En tanto, el animador televisivo y locutor radial Fernando Bravo recordó a Parada como “un hombre de aquella familia de los hombres de la televisión de los años ‘70, que era más sana y divertida que la actual”. “Vengo a visitar a un amigo que se ha ido, vengo a darle el último adiós y a dejarle un abrazo a su hermano Emilio Disi”, sostuvo Bravo ante la prensa al abandonar la casa velatoria. Por su parte, la actriz María Concepción César dijo que “es como si se hubiese muerto un padre, él estuvo muy cerca de mí cuando yo quedé viuda, mis hijos y yo lo quisimos mucho y además fue una gran persona que vivió como él quiso”. Los restos de Parada fueron inhumados en el panteón de artistas del cementerio de la Chacarita.

Compartir: 

Twitter
 

Pepe Parada tenía 66 años y sufría de cáncer desde el año 2000.
Gran cultor de la amistad, era un personaje de la noche porteña.
 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.