ESPECTáCULOS

La noche en que Madonna anduvo repartiendo besos

La diva material besó en la boca a Britney Spears y Christina Aguilera. La provocadora imagen recorrió el mundo y dejó en segundo plano al resto de la 20ª edición de los MTV Video Music Awards.

 Por Esteban Pintos

Justin Timberlake, Beyonce, Coldplay y Missy Elliot triunfaron en la vigésima edición de los premios MTV Video Music Awards, concretada el jueves por la noche en el teatro Radio City Hall de Nueva York. El joven Timberlake se llevó tres estatuillas, dos por el video de “Cry me a river” (“video masculino” y “video pop”) y uno por “Rock your body” (“video dance”). Beyonce, ex integrante del trío R&BDestiny’s Child, ganó en las categorías “video femenino”, “rhythm and blues” y “coreografía”. Coldplay obtuvo tres hombres en la luna por “video de grupo”, “video revelación” y “mejor dirección”. Missy Elliot, nominada en ocho categorías, se quedó finalmente con el premio mayor (“video del año”) y el de “video hip hop”. El rapper 50 Cent, la gran aparición del año en la música afroamericana, se quedó con los premios “nuevo artista” y “música rap”. Su protector Eminem, niño mimado de la cadena global de videoclips, sólo triunfó en “video de película” por la canción “Lose yourself”. Johnny Cash, sorpresivo candidato en seis categorías, tuvo su recompensa por la canción “Hurt” en el rubro “mejor cinematografía”. Pero el efecto bola de nieve mediático ocasionado por Madonna y sus besos en los labios de las jóvenes estrellas pop Britney Spears y Christina Aguilera, eclipsó cualquier recuento estadístico. Ayer, esas imágenes rotaron por la TV de todo el mundo y provocaron el impacto calculado por la diva, sus dos aprendices y el canal de videos. Esta noche, a la 1 de la mañana del domingo, MTV repetirá la ceremonia. Y los besos, claro.
El hecho se desarrolló al comienzo del show, cuando las ahora mucho más provocadoras (en la escuela Madonna) Aguilera y Spears irrumpieron desde dentro de una torta de cumpleaños, vestidas a imagen y semejanza de la diva material en 1984, año de la primera entrega de premios, cantando precisamente “Chica material”. Inmediatamente apareció Madonna: bajó por una escalera, de negro y al estilo Marlene Dietrich. Entonces comenzó a sonar “Hollywood”, el actual éxito de la superestrella –también banda de sonido de un comercial de la famosa cadena de ropa casual GAP–, una canción en donde ella da cuenta de la obsesión estadounidense por la meca del cine y por estar siempre joven.
Apenas pasado el estribillo que repite “todos quieren ir a Hollywood”, Madonna ejecutó su acto. Primero besó a Britney, luego a Christina. En el medio, la transmisión televisiva se regodeó con un primer plano de Justin Timberlake, ex de Spears y actual coestrella de una gira junto a Aguilera. El muchacho, que como Robbie Williams parece haber superado el estigma de ser un rostro bonito más en un grupo prefabricado (N’Sync en este caso) para convertirse en un artista respetado y elogiado, exhibió su mejor cara de “¿que está pasando acá?”. No es la primera vez que un beso en la boca despierta semejante repercusión en un show de MTV: debe recordarse que, en otro contexto y con otros personajes involucrados (menos sexy, más freak), Michael Jackson lo había hecho con esposa por entonces, Lisa Marie Presley.
También actuaron en vivo 50 Cent, Beyonce, Good Charlotte, otra vez Christina Aguilera, Mary G. Blidge y Coldplay. El cierre correspondió a Metallica, que irrumpió con un medley de rock que incluyó segmentos de “Are gonna go my way?” de Lenny Kravitz, “Smells like teen spirit” de Nirvana, “Seven Nation Army” de The White Stripes y “Beat it” de Michael Jackson. Ninguno de ellos pudo eclipsar los besos.

Compartir: 

Twitter
 

Madonna besa a Britney. Después, le llegó el turno a Christina.
Justin Timberlake, Beyonce, Coldplay y Missy Elliot ganaron premios.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.