ESPECTáCULOS › BOB ESPONJA, LA PELICULA

La animación clásica todavía tiene aventuras para contar

El niño Bob Esponja, héroe del canal Nickelodeon, reaparece ahora en pantalla grande.

Por M. P.

“Soplamos burbujas, comemos helado y adoramos a un cacahuate que baila... ¡Somos niños!” Aun a su pesar, así es como terminan reconociéndose Bob Esponja y Patricio, una estrella de mar tan simpática, tempestuosa y arrebatada como el propio Bob, una esponja de mar de forma y color sospechosamente parecidos a las que se usan para lavar los platos.
Estrella del canal de cable Nickelodeon desde hace casi un lustro, el niño Bob Esponja, entusiasta y de ojos azules, en su debut en el largometraje es el protagonista de una aventura que requiere todas sus virtudes infantiles para llegar a buen destino. Y lograr demostrar que, en un medio cinematográfico cada vez más dominado por la animación por computadora, la animación clásica sigue teniendo cosas que decir. Siempre y cuando haya talento e imaginación trabajando sobre el tablero de dibujo.
Todo comienza cuando Don Cangrejo decide abrir una sucursal de su local de hamburguesas El Crustáceo Cascarudo... ¡justo al lado del local original! “¿Por qué decidió abrir su sucursal al lado de su otro negocio?”, le preguntan. “Porque amo el dinero”, responde Don Cangrejo. Poniéndose su mejor pantalón de cartón para la ocasión, Bob Esponja imagina que, a fuerza de haber sido toda su vida el empleado del mes de El Crustáceo Cascarudo, será nombrado manager de esa sucursal. Pero cuando descubre que no es así, termina emborrachándose de helados con su amigo Patricio, mientras Plankton, el envidioso rival de Don Cangrejo, busca un plan para robarle la fórmula de sus hamburguesas. Y es así cómo terminará acusándolo de robarle la corona al Rey Neptuno, pero antes de la ejecución de Don Cangrejo, Bob Esponja y Patricio saldrán a recuperarla, partiendo hacia la aventura.
A pesar de que semejante síntesis argumental de la película de Bob Esponja pueda dar la impresión de que su versión cinematográfica respeta toda la lisergia y el delirio de los capítulos televisivos, lo cierto es que en la pantalla grande su trama termina siendo llamativamente lineal. Pero el espíritu de sus personajes, sumado al hecho de que sus creadores no titubean ante la posibilidad de sumar cualquier recurso –como unos piratas reales como espectadores privilegiados... ¡y hasta David Hasselhoff!– en pos de un resultado final óptimo, hacen de este largometraje firmado por Hillenburg un simpático y generoso entretenimiento infantil a todo color. Especialmente amarillo.

BOB ESPONJA, LA PELICULA (“The Spongebob Squarepants Movie”) Estados Unidos, 2004

Dirección: Stephen Hillenburg. Guión: S. Hillenburg, Derek Drymon, Tim Hill, Kent Osborne, Aaron Springer y Paul Tibbit.

Edición: Lynn Hobson

Música: Gregor Narholz

Voces: Luis Carreño, Alfonso Soto, Renzo Jiménez, Luis Pérez Pons, Luis Miguel Pérez, Melanie Henríquez, Annabella Silva, Roberto Colmenares, Rebeca Aponte, José Méndez, Juan A. Carralero y otros.

Compartir: 

Twitter
 

Bob Esponja respeta el delirio de los capítulos televisivos.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.