EL PAíS

Ibarra hizo una visita sorpresa para intentar desactivar la interpelación

El jefe de Gobierno porteño fue sin previo aviso a una reunión entre su jefe de Gabinete y 23 legisladores. Sus colaboradores creen que será más difícil justificar un pedido de interpelación. Pero el macrismo ratificó su intención de hacerlo.

 Por Santiago Rodríguez

La idea fue del propio Aníbal Ibarra y en el gobierno porteño dicen que surtió el efecto deseado: los 23 legisladores que ayer se instalaron en un salón contiguo a la presidencia de la Legislatura para escuchar las explicaciones del jefe de Gabinete de la ciudad, Raúl Fernández, sobre la tragedia de República Cromañón se miraron con desconcierto al ver entrar al jefe de Gobierno y sólo atinaron a formular apenas tres preguntas al respecto. La jugada de Ibarra apuntó a restar argumentos a aquellos que impulsan su interpelación y sus colaboradores evaluaron que después de su paso por la Legislatura a la oposición le resultará más complicado justificar su convocatoria. Desde el macrismo, de todos modos, señalaron que la presentación de Ibarra “no aportó absolutamente nada” de lo que pretenden saber y ratificaron su intención de interpelarlo.
La reunión en la Legislatura fue organizada por Fernández en el marco de la estrategia desplegada desde el Ejecutivo para tratar de aliviar la presión sobre Ibarra. Los legisladores se enteraron de que el funcionario concurriría a proporcionarles información sobre República Cromañón al mediodía mediante una nota que les remitió el vicepresidente primero del cuerpo, Santiago de Estrada. Lo que no sabían a esa altura era que Ibarra se guardaba un as en la manga.
Fernández llegó a la Legislatura junto al vicejefe de Gobierno y presidente del cuerpo, Jorge Telerman, y eran 23 los legisladores que lo aguardaban. La mayoría eran presidentes de bloque –la atomización política ha llevado a que haya casi 20 bancadas–, aunque se permitió también la participación de otros legisladores.
Lo que llevó Fernández a la Legislatura fue una caja con documentos referidos a habilitaciones desde el ’90 hasta la fecha y también la documentación sobre República Cromañón que el Ejecutivo entregó a la jueza María Angélica Crotto, quien tiene a su cargo la investigación del desastre. Después de los saludos de rigor, el funcionario abrió la caja con los papeles y empezó a detallar su contenido.
Poco más de diez minutos habían pasado, cuando la puerta del salón se abrió y para sorpresa de todos ingresó Ibarra. El jefe de Gobierno explicó que llegaba tarde porque venía de reunirse con el presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada y Fernández le cedió la palabra.
“El ritual estuvo muy bien preparado, porque Fernández y Telerman no habían dicho absolutamente nada de la visita de Ibarra y en el momento en que entró todo el mundo se quedó duro”, concedió un legislador que no abreva en las filas del ibarrismo. La tropa ibarrista describió la escena de otro modo: “De golpe, todos los preguntones se enmudecieron”.
Ibarra no habló demasiado. Hizo una exposición de todo lo que está haciendo el gobierno porteño y dijo que se ponía a disposición de la Legislatura. También remarcó que, en función de la magnitud del desastre, consideraba que había “un antes y un después” y que era necesario realizar cambios profundos en el sistema de controles de la ciudad que demandan el trabajo conjunto entre el Ejecutivo y el Legislativo. Después de eso, Fernández retomó la palabra y terminó su informe.
Sólo hubo tres preguntas de los legisladores. Una de ellas la hizo Fernanda Ferrero –alineada con Ricardo López– durante la exposición de Fernández, a quien le pidió que le aclarara un punto de la documentación que no entendía. Daniel Betti –del Interbloque de Izquierda, que también promueve la interpelación– encaró directamente a Ibarra y le dijo que algunos de los informes que llevaron a la reunión habían sido pedidos por la Legislatura hace tres meses. La tercera pregunta corrió por cuenta del titular del bloque del ARI, Fernando Melillo, y también estuvo dirigida al jefe de Gobierno. Lo que quiso saber Melillo fue si su presencia implicaba un compromiso de que concurriría a la Legislatura cuando se lo requirieran. Ibarra no cerró la puerta a esa posibilidad y destacó que las relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo siempre son importantes. Para interpelar a Ibarra se requiere el voto de 40 legisladores. Quienes quieren someterlo a ese trámite seguían sin tener hasta ayer el número suficiente. Si no lo consiguen, es probable que se disponga como alternativa la creación de una comisión investigadora.
El ARI había adelantado su voto a favor de la interpelación de Ibarra, aunque tras el encuentro Melillo declaró que iban a hacer un nuevo análisis de la situación con el resto del bloque. También Juan Manuel Velasco, ex bulrichista junto con María Eugenia Esten- ssoro, dudaba de seguir adelante con el pedido. Los dos legisladores de Autodeterminación y Libertad, Noemí Oliveto y Daniel Vega, anticiparon que ni siquiera concurrirán mañana a la sesión en la que será dirimida la cuestión. “La interpelación ya fue realizada. La hicieron los familiares y la parte del pueblo que se manifestó en las marchas de repudio. No la de grupos de políticos que acuerdan a espaldas de la gente”, explicaron.
El Interbloque de Izquierda y el macrismo, en cambio, insistirá con el pedido de interpelación. “Lo que hizo Ibarra fue acompañar la información presentada por Fernández, que no aporta absolutamente nada porque es global y no hace al tema en sí”, manifestó la jefa del bloque Frente Compromiso para el Cambio, Gabriela Michetti.
En la Jefatura de Gobierno le atribuyen a Mauricio Macri la intención de voltear a Ibarra y eso quedó claro en la síntesis que Fernández hizo de la reunión. “Demostramos –subrayó– que el Ejecutivo está dispuesto a trabajar junto a la Legislatura. Ese es el carril en el cual debe funcionar la institucionalidad y no tratando de obtener un rédito político de la tragedia ni generando una crisis institucional en función de objetivos personales.”

Compartir: 

Twitter
 

Los que quieren interpelar al jefe de Gobierno seguían ayer sin tener los votos necesarios.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.