EL PAíS

Kirchner atacó a “cierto periodismo” en su respuesta pública a las críticas

En un acto en la Casa Rosada, el Presidente respondió a quienes lo criticaron por su silencio ante la tragedia del boliche de Once.
Y acusó a “ciertos medios”: “No les tengo miedo a sus plumas”.

Visiblemente enojado, el presidente Néstor Kirchner respondió a las críticas por su silencio ante la tragedia del boliche de Once y cargó con palabras muy duras a lo que denominó “periodismo amarillo”. Fue ayer al mediodía, en la Rosada, durante el anuncio de un plan de viviendas en villas de emergencia. “Estoy realmente asombrado de la actuación de cierto periodismo amarillo en la Argentina. No les tengo miedo a sus plumas ni a sus lapiceras”, lanzó Kirchner. “No tengo ningún miedo”, insistió. “Hay algunos (periodistas) que tienen la pluma amarilla y hay otros que la tienen llena de odio, que escriben en diarios que evidentemente más que imparciales o independientes tratan de destruir lo que estamos construyendo”, acusó. Luego aseguró que estuvo trabajando “desde el primer instante” ante el incendio de Once y justificó su decisión inicial de no hablar en público ante los medios.
“Yo no iba a jugar con los restos de hermanas y hermanos que murieron masacrados en ese maldito boliche, al que concurrieron a divertirse y a despedir el año. Me puse a trabajar desde el primer instante pero no para salir en los diarios, con los llantos de la hipocresía. No para jugar con el dolor de hermanas y hermanos que están sufriendo, y que van a tener en mí a un servidor silencioso”, aseguró Kirchner. El Presidente hizo estas declaraciones en el Salón Blanco de la Rosada, durante el anuncio del subprograma federal de urbanización de villas.
“La actitud de cierto periodismo en la Argentina es lamentable. No les basta con lo que hicieron en la década del 90. No les basta con la defensa irrestricta de las políticas que nos llevaron durante el gobierno de la Alianza al desastre que llegamos, sino que ahora aún buscan de cualquier manera tratar, no sé si es la palabra, de jugar casi mediáticamente con el dolor de los argentinos. No todos, hay periodistas muy serios también, pero hay algunos que tienen la pluma amarilla y hay otros que la tienen llena de odio”, lanzó Kirchner.
En su discurso, el Presidente se defendió de las críticas que recibió por permanecer en El Calafate tras el incendio del boliche República Cromañón. “Estoy en la Argentina. Un día hábil he faltado desde que empezó el año. No me fui a Punta del Este ni a ningún lado. Estaba en mi tierra y no dejé de trabajar un segundo”, aseguró. “Estuve trabajando en todo lo que haya que hacer para solucionar los temas, pero no lucrando con la muerte de ellos. Estuve trabajando con cada una de las familias afectadas, como lo estamos haciendo con mis ministros desde el primer día, con Aníbal (Fernández), con Alicia (Kirchner), con todos”, se defendió.
En una encendida crítica, el Presidente también cuestionó, sin precisar nombres, a los “medios amarillos”.
“Esos mismos medios amarillos que muchas veces elogiaron la capacidad de inversión de estos hombres como el que está imputado hoy, que lo ponían como un hombre de la moda, del jet set argentino. No vi escrito en ningún lado los peligros que tenían boliches que yo ni siquiera conocía”, dijo. En otro tramo, también repudió la “hipocresía” de quienes “lloran hoy y se ríen mañana”.
Después de dedicar una parte de su arenga a explicar el plan de viviendas, Kirchner retornó al tema del incendio en Once. “Esperemos que definitivamente en la Argentina los fiscales de sillones tranquilos y cómodos empiecen a abrir los ojos para ver la Argentina real”, aseguró. “Dios quiera que ese sector del periodismo amarillo definitivamente se vaya convirtiendo en historia, porque eso significará que la Argentina avanza. No les tengamos miedo, y a los dirigentes les digo: no le tengan miedo a la extorsión de la pluma de ese sector del periodismo amarillo, porque en la Argentina vale también dar la batalla para que se termine aquello que tanto daño nos hizo”, sentenció.
No es la primera vez que Kirchner cuestiona en público a un sector del periodismo. Hace más de un mes había hecho lo mismo, durante la visita al país del presidente de China, Hu Jintao. En esa ocasión, Kirchner atribuyó al periodismo la creación de “una novela” sobre las millonarias inversiones del país asiático en la Argentina. En aquel momento, sin embargo, el Presidente no parecía tan enfadado.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Néstor Kirchner, ayer, en el Salón Blanco, donde anunció un plan de viviendas para villas.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.