LA VENTANA › MEDIOS Y COMUNICACIóN

Para subir la línea

Nicolás Adet Larcher presenta la revista digital Subida de Línea, cuyo propósito es reivindicar y sostener el derecho a la comunicación como un derecho humano a través de crónicas, notas y reseñas literarias de la provincia de Santiago del Estero.

 Por Nicolás Adet Larcher *

El 9 de julio, en medio de los festejos por el Bicentenario, en Santiago del Estero se presentaba oficialmente la revista digital Subida de Línea que nuclea a estudiantes, comunicadores, periodistas y docentes de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE) y la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE).

La publicación había comenzado a gestarse en los primeros meses de 2016, cuando distintos actores confluyeron en el Foro Santiagueño por una Comunicación Democrática, que impulsó nuevamente acciones y reuniones luego de conocerse el decreto de necesidad y urgencia 267/15 que derogaba en forma parcial la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Cómo un desprendimiento de esas reuniones en el Foro, la revista tomó su rumbo con el objeto de reivindicar y sostener el derecho a la comunicación como un derecho humano. Así también, planteó crónicas, entrevistas, notas y reseñas literarias enfocadas en realidades sociales ajenas a los medios de comunicación corporativos de la provincia. Violencia institucional, género, protestas salariales, conflictos nacionales, conferencias, realidades barriales, culturales, estudiantiles, políticas, etc. fueron algunos de los ejes que circularon por la revista, con el objeto de dar mayor visibilidad a voces que suelen quedar por fuera del ruido mediático, las páginas y la tinta.

La revista tiene dos particularidades. Una es que cada nota es firmada con nombre y apellido de su autor –lo que no suele pasar seguido en Santiago– y la otra es que, en línea con este concepto, la revista no oculta su posicionamiento sobre determinados temas. No habla desde un lugar de supuesta neutralidad, sino que brinda una referencia sobre los hechos desde un lugar tomado, sin dejar de lado la profundización de las notas para no revolotear sobre superficialidades. Las notas no son diarias, ni están sujetas a la espectacularidad de los títulos ni la primicia, sino que el abordaje trata de situarse en la interpretación y la comprensión de los actores dentro del hecho.

La mención a las notas firmadas se remarca porque en Santiago los dos medios impresos y otros medios digitales, no colocan la firma de sus redactores entre sus páginas. En ocasiones por cuestiones de cantidad y repetición y a veces por otros motivos un periodista puede llegar a escribir más de cinco notas por día sobre temas completamente distintos.

En el último tiempo, en la provincia hubo un contexto favorable para la producción de contenidos que permitió –no solo realizaciones audiovisuales y radiales mediante la Ley de Medios– sino que también abrió el juego a nuevos emprendimientos editoriales, digitales o impresos, que permitieron ampliar el horizonte de producción de material alternativo, por fuera de las bocas de los grandes medios.

Subida de Línea, no es un actor aislado, sino que surge en este contexto donde algunos de sus miembros y articulistas colaboraron anteriormente en otros proyectos con la misma orientación. Este medio, que utiliza una plataforma digital, busca replantear el rol del periodismo, retomar conceptos y permitir interrogantes necesarios para la comprensión crítica de cada uno de los contextos sociales, culturales y políticos que nos toque transitar a futuro.

Durante la presentación de la revista, un hecho preocupó por sus particularidades. Mientras una de las integrantes de la revista, testimoniante en juicios por delitos de lesa humanidad, coordinadora de la Cátedra Libre de Derechos Humanos de la UNSE, brindaba unas palabras en el café donde se realizó el evento, personas desconocidas ingresaron a su domicilio. Revolvieron su escritorio y se llevaron computadoras, una grabadora, una cámara y otros elementos. Antes de esto, un periodista de Radio Nacional había señalado a dos policías de civil en la presentación de la revista, tomando apuntes y grabando las intervenciones de miembros del medio. Los dos hechos llamaron la atención.

Ante el hecho del ingreso al domicilio de la periodista, donde no se brindaron las medidas necesarias para garantizar la integridad de una persona, se emitió un comunicado al que adhirieron más de 30 organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos, culturales, junto a particulares de distintas provincias.

Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, El Consejo Nacional Armenio, La Garganta Poderosa de Santiago del Estero, la Red de Organizaciones y Familiares contra la Violencia Institucional y demás organismos, sumaron sus firmas. Por otro lado, Néstor Piccone, de la Coalición por una Comunicación Democrática expuso la situación en la audiencia de la Comisión de Comunicaciones e Informática en el Congreso de la Nación, uniendo el tema a la situación de los trabajadores de Tiempo Argentino luego del ingreso de patotas a su redacción días atrás.

* Periodista de Agencia Paco Urondo.

Compartir: 

Twitter
 

 
LA VENTANA
 indice
  • MEDIOS Y COMUNICACIóN
    Redes, usos y efectos
    Por Roberto Samar
  • MEDIOS Y COMUNICACIóN
    Para subir la línea
    Por Nicolás Adet Larcher

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.