SOCIEDAD › POR EL CRIMEN DE UN ADOLESCENTE EN TIGRE SEPARAN A DOS POLICíAS BONAERENSES

Los mandan a dormir a su casa

Después de que el intendente de Tigre, Sergio Massa, los acusara de estar dormidos durante el horario de patrullaje, el ministro Stornelli los separó del cargo. Dicen que los autores del homicidio están identificados.

En el caso en que se investiga el asesinato de un adolescente en su casa, en el partido de Tigre, dos policías de la Bonaerense fueron separados de sus funciones, tras ser acusados por el intendente local, Sergio Massa, de estar dormidos durante el horario de patrullaje. La medida fue tomada por el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, luego de que Massa hiciera el pedido públicamente, tras visitar a la madre de la víctima. El jefe comunal fundamentó la denuncia en que los policías que acudieron al llamado al 911 fueron los de la cuadrícula vecina al lugar donde ocurrió el hecho. También hubo una rápida respuesta del gobernador provincial, Daniel Scioli, para resaltar que los asesinos ya están identificados.

“De acuerdo con el sistema de información satelital que tiene el municipio, el móvil que tenía la responsabilidad de la cuadrícula, entre las dos y las cuatro y media de la mañana, estuvo detenido, por lo que suponemos que (los policías) estaban durmiendo”, aseguró Massa tras visitar a la madre de Santiago Urbani, el joven de 18 años asesinado el sábado. “Es una situación que nos da bronca, nos indigna, nos conmueve”, apuntó el ex jefe de Gabinete. También afirmó que se pondrá “al frente” del caso y tildó el accionar policial de “sospechoso”, aunque evitó hablar de zona liberada.

Ante el reclamo de Massa, el titular de la cartera de Seguridad desafectó a los policías integrantes de la comisaría 1ª de Tigre. Además, profundizó la pesquisa y abrió un sumario para investigar a los efectivos de la comisaría de Garín, acusados de no tomar la denuncia sobre el robo de un Renault 18 con el que los ladrones llegaron hasta la casa de Urbani. Según fuentes policiales, el robo fue “al voleo” y no hubo una persecución por parte de los ladrones hasta que el joven estacionó su Chevrolet Corsa frente a su casa de la calle Liniers al 1900, en la madrugada del sábado. Urbani llegaba tras una cena con amigos y fue interceptado por tres ladrones que lo obligaron a ingresar a la casa –donde dormían su madre y su hermana– para robar joyas, electrodomésticos y dinero.

Julia Rappazzin, madre del joven, explicó que los ladrones “lo dejaron inconsciente durante una hora y media, y luego de robar todo lo fusilaron” de un balazo en la cabeza. Las fuentes policiales indicaron que los tres ladrones están identificados por las grabaciones del sistema de cámaras del municipio de Tigre que captaron las instancias del robo. Dos de ellos, de 23 y 24 años, son hermanos y estarían implicados en el asalto a un country en Pilar pero “sus detenciones estaban demoradas porque habían presentado en la Justicia una eximición de prisión”, indicó un jefe policial. Además, la investigación a cargo del fiscal Cosme Iribarren, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Tigre, apunta a otros dos cómplices: el tercer hombre que entró a la casa y un cuarto que se quedó afuera, de campana.

Entre las pruebas disponibles, se encuentra el material fílmico de la cámara de seguridad de una estación de servicio ubicada en Henry Ford y Panamericana, a pocas cuadras de la casa de Urbani, donde la banda paró antes de ir a robar y que permite identificar el Renault 18 que habría sido robado en Garín.

El Renault 18 quedó abandonado en la puerta de la casa del joven asesinado y los investigadores tienen la certeza de que el pistolón que dejaron es el arma con la que lo asesinaron. En una de las pesquisas realizadas en la tarde de ayer se encontró incendiado el auto Chevrolet Corsa de Santiago, con el que los ladrones escaparon después del robo. Mientras, la Policía Científica avanza con el estudio de las huellas dactilares encontradas en la casa y en el auto abandonado en la puerta de los Urbani.

La madre del joven –cuyo esposo falleció hace cuatro años– pidió que los ladrones fueran detenidos y condenados porque si no ella misma los va a matar: “Me voy a estudiar tiro, me voy a comprar un arma y si salen los voy a matar yo, aunque tenga que ir presa el resto de mi vida”.

Compartir: 

Twitter
 

El frente de la casa donde el joven Santiago Urbani, de 18 años, fue asesinado el sábado.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.