SOCIEDAD › OTRO CHICO DE 13 SOSPECHADO EN MERCEDES POR EL CRIMEN DE JONATHAN

Un caso con aristas confusas

Pese a que la víctima llegó a decir que no conocía a sus agresores, detuvieron a otro chico de 13 al que conocía del barrio.

 Por Horacio Cecchi

Otro chico de 13 años quedó involucrado en la muerte del adolescente Jonathan Villalba, asesinado a golpes durante la madrugada siguiente al Día de la Primavera en la ciudad de Mercedes. La detención se realizó luego de que un testigo de identidad reservada indicó que el chico había “confesado entre amigos” que había participado en el crimen. La causa se encuentra en una situación muy confusa y enredada, ya que algunas informaciones no concuerdan: los involucrados hasta el momento son dos chicos de 13 y un joven de 21, los tres conocidos de Jonathan en el barrio, tal como las autoridades insisten en señalar. Pero antes de fallecer, Jonathan había dicho a su madre que no conocía a los agresores.

Según las fuentes de la bonaerense, el chico, que por su edad es inimputable, ya había declarado antes como testigo, en presencia de su madre, ante el fiscal de la causa, Pedro Illanes, quien ahora solicitó al Fuero Penal Juvenil que le aplique medidas de seguridad para mantenerlo retenido hasta hoy, cuando debería declarar nuevamente en calidad de involucrado pero inimputable. Para los bonaerenses ya quedó acreditado que del ataque participaron directamente tres jóvenes. La información la deducen de la declaración de un cuarto joven, que dijo no haber participado y que aportó los datos de los sospechados. El testigo es de identidad reservada.

Nélida Iranzo, mamá de Jonathan, dijo que “hay cosas que no cierran en la investigación” y quiere “saber más sobre la causa”. “Le voy a pedir al fiscal que me muestre toda la documentación sobre la investigación, desde el hallazgo de mi hijo en el descampado, hasta la última letra escrita en el expediente”, le dijo a la agencia Telam.

Del lado de los defensores del Fuero Penal Juvenil de Mercedes, las dudas del caso tienen que ver con las revelaciones de Jonathan a su madre antes de morir, especialmente que no conocía a sus agresores. Si no los conocía, ¿por qué los tres involucrados eran conocidos? En la defensa, el temor es que los hayan involucrado como una solución rápida a la papa que quema. De todos modos, tampoco nadie rechaza la hipótesis policial, sino que se subrayó lo confuso en que es presentado el caso.

Para sumar a la confusión –o para aclararla, según la perspectiva– el caso se produjo dentro del tira y afloje de la bonaerense con la Justicia, a través de los ministros bonaerenses de Justicia y Seguridad y de Desarrollo, Ricardo Casal y Baldomero Alvarez. Recientemente, Casación consideró ilegal la detención de menores de 18 por parte de la policía sin orden judicial. Casal y Alvarez, que se presentan como abanderados de los derechos de la niñez, sin embargo apelaron el fallo de Casación que prohíbe su detención por policías. Como un birlibirloque, inventaron un escuadrón especial por la niñez, que no es otra cosa que uniformados bonaerenses con una pechera naranja y un patrullero blanco con el texto Prevención Juvenil. Dentro de ese tironeo ministerial, que uno o dos chicos de 13 años aparezcan como presuntos autores de la muerte de otro adolescente de 18 es un dato que la realidad o la imaginación policial aportan a la mediatizada imagen de la peligrosidad juvenil. Y quién otra que las patrullas de Casal para prevenirse de ellos.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Jonathan murió golpeado y su madre cree que el caso es confuso.
 
SOCIEDAD
 indice
  • UN CURSO DE FORMACIóN DE DOCENTES PARA LA PROMOCIóN DE LA LECTURA EN EL áMBITO NACIONAL
    La lectura empieza por el placer de leer
  • DETENIDOS POR EL CRIMEN DE UN EX POLICíA
    Un encargo por error
  • OTRO CHICO DE 13 SOSPECHADO EN MERCEDES POR EL CRIMEN DE JONATHAN
    Un caso con aristas confusas
    Por Horacio Cecchi

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.