SOCIEDAD › ESTADOS UNIDOS SOLICITO LA EXTRADICION DEL COLOMBIANO HENRY LONDOñO

Un reclamo por “Mi Sangre”

La Justicia estadounidense pidió a Henry López Londoño, el ex paramilitar colombiano detenido en la Argentina en octubre pasado, acusado por narcotráfico. Su abogado dice que no hay motivo para extraditarlo, porque en Colombia no tiene causas en su contra.

La Justicia de los Estados Unidos pidió la extradición del colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias Mi Sangre, detenido en la Argentina acusado de ser el principal financista de un cartel de drogas de su país.

Carlos Olita, abogado del sindicado narcotraficante, informó que el requerimiento de la Fiscalía del estado de Florida llegó ayer a la mañana al Juzgado Federal 2 de esta Capital Federal, a cargo de Sebastián Ramos.

El letrado explicó que Mi Sangre, actualmente alojado en el penal de Ezeiza, será llevado hoy a los tribunales de Comodoro Py 2002, en Retiro para notificarse de los contenidos del pedido de la Justicia norteamericana, tras lo cual comenzará el juicio de extradición. En ese sentido, Olita estimó que ese proceso podría durar “unos seis meses”.

El abogado consideró que no hay elementos que fundamenten el pedido porque a su defendido “no le quedan causas abiertas en Colombia, ya que días atrás revocaron la última orden de captura que había en su contra”. Olita indicó que para Mi Sangre esta causa es “una persecución política” a cargo de ex miembros de la policía judicial colombiana que trabajan para la agencia antidrogas norteamericana (DEA) y acercaron información a la fiscalía de Florida.

También señaló que, hasta el momento, López Londoño, de 41 años, “no fue notificado formalmente de ninguna acusación” por causas iniciadas en nuestro país.

Mi Sangre fue detenido el 30 de octubre cuando llegaba, junto a sus custodios, al restaurante Fettuccine Mario, de Pilar, en la zona norte del conurbano, a realizar una reserva para cenar a la noche junto a su esposa, su hijo y algunas personas de su círculo íntimo.

Según los investigadores policiales, el colombiano había ingresado en el país con un pasaporte apócrifo a fines de 2011 y mientras su familia vivía en el lujoso complejo privado Nordelta de Tigre, él iba alternando entre otros countries, campos o chacras para evitar ser localizado.

Tras la detención, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, agradeció a las autoridades argentinas, mientras que el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, dijo que Mi Sangre era “uno de los narcotraficantes más importantes del mundo”.

En Colombia, aseguraron que López Londoño era el principal financista del cartel de drogas y grupo paramilitar Los Urabeños, que mantenía contactos con Los Zetas mexicanos.

Por su parte, López Londoño sostuvo ante la Justicia y la prensa que él no tiene nada que ver con el narcotráfico y que se opone a su extradición porque teme por su vida. Es que, según su abogado, el colombiano conoce “hechos de suma importancia” ocurridos antes de que fuese “desmovilizado de los grupos paramilitares en el proceso Verdad y Justicia” y “muchas cosas de funcionarios actuales del gobierno de Colombia”.

El acusado contó que vino a Argentina “como refugiado de un grupo de policías colombianos que desde 2005 iniciaron una persecución” en su contra y de su familia. “Vine a Argentina con intención de comenzar una nueva vida”, expresó en una de sus entrevistas televisivas realizadas desde la cárcel.

Según Olita, su cliente había estado por primera vez aquí en 2008 tras un pedido de asilo político, pero este beneficio sólo le fue concedido a su familia y no a él debido a las causas judiciales que tenía en Colombia.

Compartir: 

Twitter
 

El colombiano Henry López Londoño fue detenido el 30 de octubre.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared