SOCIEDAD › LEVANTAN LA SUSPENSION A LA DOCENTE CASTIGADA POR UN LIBRO

Marcha atrás con una sanción

Una profesora de San Luis había sido suspendida por darles para leer a sus alumnos de cuarto año un libro que cuenta la historia de una chica que se siente atraída por una docente. Ahora, el ministerio provincial levantó la medida, aunque creó una cátedra paralela en la escuela.

Tras la ruidosa polémica que se generó, el Ministerio de Educación de San Luis levantó la severa sanción a la profesora de Lengua y Literatura del colegio Bellas Artes, que promovió la lectura de un libro que narra la historia de una alumna que se siente atraída por una docente. Las autoridades educativas le comunicaron ayer a Romina García Hermelo que se decidió poner fin al sumario administrativo que se había ordenado y a la suspensión por 90 días que le había aplicado un mes atrás, y que puede reincorporarse a clase. La decisión fue tomada luego de que el lunes se realizara por las calles de la capital puntana una nutrida marcha convocada por el gremio docente y organizaciones sociales, en la que participaron también estudiantes, para reclamar el regreso de la profesora a su cátedra y al mismo tiempo exigir que llegue a todas las aulas de la provincia la educación sexual integral, como establece una ley nacional aprobada en 2006.

El ministro de Educación de la provincia, Marcelo Sosa, informó ayer que además de levantarle la suspensión a García Hermelo, se decidió –a partir de una resolución– crear dos cátedras de Lengua y Literatura en el colegio Nicolás Antonio de San Luis, de la capital puntana: los alumnos y alumnas de 4° C, donde surgió el conflicto, podrán elegir si continúan cursando con ella u optan por la otra cátedra, donde todavía no se designó al docente que estará al frente.

“Estoy contenta, porque se revisó la medida”, dijo ayer a este diario García Hermelo, poco después de conocer la noticia. El Ministerio de Educación le aplicó la sanción el 15 de mayo, luego de que un grupo de padres y madres calificaran al libro Hay una chica en mi sopa como “obsceno” y “pornográfico”. En un principio, incluso la suspensión por tres meses fue sin goce de sueldo, pero luego de que el episodio tomara estado público, ese punto fue reconsiderado por el gobierno puntano. La profesora entendió que la creación de una cátedra paralela responde a la existencia de un “clima institucional caldeado”, donde probablemente un grupo pequeño de alumnos y alumnas, en el que se encontraría la hija de Zulma Alvarez, la madre y docente que la denunció en la Justicia, podría sentirse incómodo de continuar en sus clases. No obstante, consideró que ese escenario debería quedar acotado, tal vez a este ciclo lectivo, para descomprimir la situación, pero no extenderse más allá; de lo contrario, se sentiría discriminada.

A partir de la problemática que se generó en el colegio, el Ministerio de Educación convocó a dos especialistas en resolución de conflictos, Jacobo Quintero Touma, de Ecuador, y Jaidivi Núñez Varón, de Colombia, quienes se encontraban en la provincia dictando una capacitación para aspirantes a cargos directivos en el sistema educativo. Durante más de una semana mantuvieron reuniones con cada uno de los actores involucrados, del propio ministerio y de la comunidad educativa del Bellas Artes, entre otros, con los directivos, García Hermelo, padres y madres, y el alumnado de 4 C.

“Desde el ministerio tomamos la decisión de buscar, a partir de los aportes que nos podían realizar los especialistas que nos visitaban, el potencial pedagógico que tenía esta problemática e invertir el proceso que se estaba dando. Habíamos tomado la determinación de transformar un proceso de conflictividad propio de la comunidad educativa en un proceso de enseñanza-aprendizaje, por parte de todos los involucrados, para poder desarrollar destrezas y habilidades que fomenten el diálogo y la construcción de consensos en el ámbito escolar”, destacó el ministro Sosa. Especialistas consultados en su momento por este diario, a partir de la severa sanción aplicada a la docente, justamente habían criticado el manejo del conflicto que había tenido el Ministerio de Educación de San Luis, al no favorecer el diálogo entre las partes ni haberle dado la posibilidad a la profesora de defender la elección pedagógica del libro, de la escritora peruana Silvia Núñez del Arco Vidal.

“La medida que hemos tomado está orientada a la única dirección que tienen todas nuestras acciones: atender el interés superior del niño. La posibilidad de optar entre las dos cátedras resguarda ese derecho y el de la libertad de conciencia de los niños, niñas y adolescentes y de quienes ejercen la patria potestad sobre ellos. Hemos iniciado un camino de aprendizaje relacionado con la pedagogía que nos dejan los conflictos que no pensamos abandonar”, justificó el ministro la decisión.

Tal como vino informando este diario, García Hermelo explicó que dio el texto como lectura “complementaria”, en cumplimiento del abordaje transversal de educación sexual integral, como marca la ley nacional. Pero ante las quejas de algunos padres y madres, los directivos de la escuela ordenaron el secuestro de los libros y los guardaron en un depósito del edificio escolar. Ni la escuela ni el ministerio generaron una instancia de diálogo entre la profesora y los padres y los alumnos para hablar de las diferencias que tenían en torno de esa lectura. Posteriormente, una de las madres y profesora de la misma escuela presentó una denuncia en la Justicia contra García Hermelo por elegir ese libro para el curso al considerar que el texto “tiene apología del sexo libre y de las drogas”. Ex alumnas y ex alumnos que leyeron el mismo libro el año pasado en la cátedra de Lengua y Literatura de García Hermelo organizaron una marcha en su apoyo. Pero el Juzgado de Familia y Menores Nº 2 de la Primera Circunscripción Judicial, a cargo de Viviana Elizabeth Oste, ordenó al Ministerio de Educación puntano que retire de circulación el libro de todas las escuelas –si lo estaban usando– al evaluar que su contenido “es suficiente para conducir y depravar al educando”. Y al mismo tiempo se abrió una causa penal para investigar si la profesora cometió algún delito.

Todavía no sabe García Hermelo cuándo volverá al aula. Supone que, en las próximas horas, las autoridades educativas le darán esa precisión.

Compartir: 

Twitter
 

Romina García Hermelo, la profesora de Lengua y Literatura del colegio Bellas Artes.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.