SOCIEDAD › OPINION

Vidas paralelas

 Por Diego Fischerman

Uno de ellos es pianista. El otro tocaba el clarinete. El primero dirigió el Conservatorio Manuel de Falla y creó y coordinó el programa de orquestas infantiles y juveniles de Buenos Aires, por donde han pasado más de 15.000 alumnos a lo largo de 16 años, muchos de ellos sumamente humildes y una buena cantidad proveniente de villas de emergencia. El segundo se dedicó a negocios relacionados con la música, patentó varios dominios de Internet y desde la asunción de Macri como jefe de Gobierno de la Ciudad ha pasado por varios puestos de importancia. Claudio Espector, el primero, fue echado de su cargo. Eduardo Ihidoype, el segundo, es el reemplazante elegido por el gobierno porteño.

Este funcionario, hasta ahora “gerente” (sic) del programa Música para la equidad del Ministerio de Educación de la Ciudad, tiene un impactante currículum reciente: en 2008 fue ascendido por decreto, dentro de la planta de la Filarmónica de Buenos Aires, donde tocaba el tercer clarinete. Ese mismo año fue nombrado director ejecutivo de esa orquesta y entre 2010 y 2012 fue el director del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, cargo que, según fuentes fidedignas, debió abandonar tras haber participado en activas conspiraciones contra el director del teatro, Pedro Pablo García Caffi. En 2011 fue nombrado integrante de la Comisión Permanente del Estatuto del Docente para Areas de Enseñanza Específica, sin que eso significara que dejara de percibir el sueldo como director ejecutivo de la Filarmónica, que aún sigue cobrando aunque no desarrolla tal función. Y, por otra parte, sigue figurando en el padrón del Ente Autárquico Teatro Colón, conservando su cargo de clarinetista aunque ya no actúa en la Orquesta. Su antecedente más significativo, no obstante, es muy anterior: fue compañero de escuela del jefe de Gobierno.

Reemplazar a un funcionario es una de las atribuciones de un gobierno. Podría ser que las autoridades del caso, expertas en la materia, desde ya, juzgaran la tarea de Espector insatisfactoria. O que Ihidoype, fruto del saber adquirido a lo largo de una profusa carrera educativa, hubiera presentado un nuevo proyecto, tan atractivo como superador. Las cosas, sin embargo, no fueron así. “Hubo una reunión con la subsecretaria de Equidad Educativa, Soledad Acuña, en la que también estuvo presente el jefe de Gabinete del Ministerio de Educación porteño, Diego Fernández, y ambos me notificaron que quedaba desvinculado de las orquestas juveniles”, contó Espector. Y los argumentos esgrimidos por su superior jerárquico fueron, por lo menos, curiosos: “Acuña dijo que no sabía si me separaban por un tema personal, ideológico o político”. Respaldado en una carta firmada conjuntamente por Daniel Filmus, Mariano Narodowski y Mario Giannoni, tres ex ministros de Educación de la Ciudad de distinto signo político, Espector fue apoyado ayer en un acto masivo donde tocaron los chicos de las orquestas. Premiado este año como personalidad destacada de la cultura por el mismo gobierno que ahora intenta echarlo, Espector venía denunciando la reducción de las viandas de los niños, la quita del subsidio de cooperadora con el que se compraban los instrumentos e insumos, la dilación y discriminación en el pase a Interinato de sus docentes, la falta de nombramientos y, últimamente, la misteriosa aparición del gerente de Música para la Equidad y de unas orquestas paralelas sobre las que no se le informaba. Acuña no “sabe” si las causas del despido –y el consiguiente reemplazo por Ihidoype– son “personales, ideológicas o políticas”. Sabe, eso sí, que no son profesionales.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared