SOCIEDAD

Desolador diagnóstico en la ONU sobre el estado mundial del sida

Kofi Annan dijo que no se cumplió ninguno
de los objetivos fijados para este año en las Naciones Unidas en 2001. Según denunció, de los 42 millones de infectados, sólo el 5 por ciento accede a tratamiento médico.González García destacó los avances en Argentina.

“Hay que dejar de lado las excusas y reforzar la lucha contra el sida de manera drástica, porque no se ha logrado ninguno de los objetivos fijados para este año”, advirtió en Nueva York el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, frente al plenario de representantes de esa organización al hacer un balance sobre el avance del programa mundial de lucha contra el sida firmado hace exactamente dos años por 133 países. De la asamblea participaron además el ministro de Salud argentino, Ginés González García, y el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, quien definió la enfermedad como el peor flagelo del siglo. “Sus efectos son muchos más devastadores que cualquier atentado”, sostuvo, tras recordar que en el Africa Subsahariana hay países –como Botswana o Zimbawe– donde el 30 por ciento de la población ya contrajo la enfermedad, lo que pone en duda la supervivencia misma de esas naciones.
Unos 42 millones de infectados, de los cuales sólo el 5 por ciento accede a tratamiento médico, y 15 millones de niños huérfanos sin ninguna protección son algunos de los datos que describen lo que el sida le ha hecho al mundo en sus 20 años de vida. Frente a esta realidad, en el año 2001 los países miembro de las Naciones Unidas firmaron la denominada “Declaración de compromiso mundial sobre el sida”, que entre sus principales objetivos tenía el de movilizar, para el año 2005, 10 mil millones de dólares para combatir la enfermedad y lanzar una serie de campañas de información y prevención a escala mundial.
Sin embargo, nada de eso se cumplió, lo que motivó al secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, a dar uno de los discursos más fuertes de los que se tenga memoria. “Para este año se tendría que haber reducido en un 25 por ciento el número de jóvenes portadores de VIH. También se debería haber reducido a la mitad el ritmo de contagio entre los niños. Pero eso no sucedió. Si seguimos de esta manera, no cumpliremos ninguna de las metas que habíamos fijado para 2005”, sostuvo Annan, al inaugurar la sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el sida.
El secretario general añadió además que más de un tercio de los países miembro de la organización no cuenta con ningún programa de protección de los huérfanos del sida, niños y niñas que en la actualidad suman unos 15 millones pero que, según todos los pronósticos, llegarán a los 25 para fines de esta década, y señaló que sólo una de cada 20 embarazadas recibe tratamientos para impedir el contagio del virus al feto, precaución que en la Argentina, según lo planteado por el ministro de salud Ginés González García, se cumple en la totalidad de los casos.
“La Argentina ha avanzado rotundamente hacia el cumplimiento de las metas acordadas en la declaración de 2001, proporcionando gratuitamente el 100 por ciento de los tratamientos antirretrovirales y realizando el seguimiento a un total de 25 mil personas que viven con la enfermedad”, puntualizó el ministro, quien aseguró que la Argentina se puso al frente en América Latina de la lucha contra los laboratorios por la baja de medicamentos. “Hemos contribuido para que otros diez países hayan podido acceder a precios hasta un 90 por ciento por debajo de lo que estaban pagando”, explicó.
Es que para los países del tercer mundo, gran parte del problema en relación con la enfermedad pasa por su incapacidad financiera para combatirla. De hecho, luego de un gigantesco esfuerzo, en el último año se elevó en los países medios y pobres un 20 por ciento el presupuesto para prevención y tratamiento del VIH, con lo que se llegó a los 4700 millones de dólares, el doble de lo destinado en 1999, pero la mitad de los 10 mil millones acordados para 2005, cifra que de todos modos muchas organizaciones –como la Cruz Roja– consideran largamente insuficiente.
“Utilizando los números más conservadores sobre la cantidad de personas que conviven con el VIH, esos 10.000 millones representan tan sólo 250 dólares por año y por persona; es decir, menos de un dólar diario para cada infectado”, subrayó el español Juan Manuel Suárez del Toro,representante de la Federación que agrupa a la Cruz Roja Internaciomal y a la Media Luna Roja, organizaciones que viven de cerca la destrucción que esta enfermedad provoca en los pueblos y que llevó al propio Colin Powell a definirla como el peor flagelo del siglo.
“El sida mata indiscriminadamente y sin perdón, socava gobiernos y puede incluso destruir países y desestabilizar regiones enteras. Debemos detenerlo”, sostuvo el norteamericano al cierre de la conferencia, luego de que más de 100 oradores hubieran hecho uso de la palabra.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Salud argentino, Ginés González García, en su turno frente a la Asamblea General.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.