EL MUNDO › EL MINISTRO DE DEFENSA EN EL CASO DAVID KELLY

Bailando en la cuerda floja

 Por Marcelo Justo

El ministro de defensa Geoff Hoon bailó otra vez en la cuerda floja de la investigación de Lord Hutton sobre el aparente suicidio de David Kelly. Esta vez Hoon admitió que fue partícipe de la decisión de revelar a la prensa el nombre de Kelly como la fuente de una polémica nota radial de la BBC que acusaba al gobierno de manipular los informes de los servicios secretos sobre armas de destrucción masiva de Irak.
Después de negar el mes pasado –en la primera fase de la investigación- toda participación en el hecho, Hoon indicó que el asunto se había decidido en una reunión con su secretario permanente Sir Kevin Tebbit, el funcionario de carrera de más alto rango en el ministerio. “Cuando me preguntó si aprobaba el plan de revelar el nombre si el periodista preguntaba directamente si David Kelly era la fuente, estuve de acuerdo”, dijo Hoon. El ministro de Defensa fue sometido a un duro interrogatorio por el abogado de la familia de David Kelly y por el letrado que actúa en representación de la BBC. El ministro debió responder a dos de los interrogantes centrales: quién decidió revelar a la prensa el nombre de Kelly como la fuente de la nota de la BBC y si el gobierno británico manipuló la información de los servicios secretos.
El abogado de la familia de David Kelly, Jeremy Gompertz, le sugirió a quemarropa que el gobierno había decidido filtrar el nombre de Kelly a la prensa como parte de su guerra con la BBC por las alegaciones que había hecho sobre una presunta manipulación de los informes de los servicios de inteligencia para justificar una posible guerra contra Irak. “Si lo que sugiere es que hubo una conspiración en el gobierno, hasta donde yo sé, no hubo una conspiración”, dijo Hoon. “Pero el nombre fue filtrado a la prensa”, dijo el abogado. “No por mí”, respondió a su vez el ministro.
Igualmente explosiva para el gobierno entero fue la pregunta del abogado que actúa en representación de la BBC, Andrew Caldecott. El abogado se refirió a uno de los principales hallazgos de la investigación de Lord Hutton sobre el dossier que presentó el primer ministro Tony Blair al Parlamento en septiembre pasado.
El dossier aseguraba que el régimen de Saddam Hussein podía activar su programa de armas de destrucción masiva en 45 minutos. En la primera fase de la investigación de Lord Hutton, el jefe del Comité Conjunto de Inteligencia John Scarlett, a cargo de coordinar para el gobierno toda la información de los servicios secretos británicos, reconoció que no se trataba de armas estratégicas de largo alcance, sino de municiones de uso en el campo de batalla. “Dada que esta fue la interpretación que se hizo, ¿no debería el gobierno haber rectificado esta interpretación errónea de la información para beneficio del pueblo británico”?, preguntó el abogado al ministro de Defensa. La investigación de Lord Hutton concluye este jueves, pero está claro que una de las primeras víctimas es el dossier de septiembre sobre armas de destrucción masiva de Irak, la principal justificación para una guerra contra Saddam Hussein. En cuanto a Geoff Hoon, su futuro dependerá de las conclusiones de Hutton, en noviembre.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.