SOCIEDAD › HOMENAJES Y PEDIDOS DE JUSTICIA POR LAS VICTIMAS DE LA TRAGEDIA DE ONCE

“Mil días de tristeza y dolor”

Primero hubo un emotivo acto en la estación ferroviaria, a la misma hora del choque. Al mediodía, fue la misa en la Catedral. Y a la tarde, en Plaza de Mayo, familiares de las víctimas leyeron un comunicado con críticas al Gobierno y al proceso judicial en curso.

Familiares y amigos de las víctimas de la denominada Tragedia de Once renovaron ayer su reclamo de justicia, al cumplirse el tercer aniversario del choque de la formación del tren Sarmiento que provocó la muerte de 51 personas y más de 700 heridos. Como los años anteriores, los actos comenzaron a la mañana en el andén 2 de la estación de Once, continuaron con una misa en la Catedral Metropolitana y terminaron con el acto central en Plaza de Mayo. A la espera de la sentencia contra los acusados de provocar el siniestro, María Luján Rey y Paolo Menghini, padres de Lucas, uno de los fallecidos en aquel 2012, leyeron un documento, donde hicieron un repaso del juicio, expusieron críticas a la actuación de las autoridades nacionales y expresaron su deseo de que “la lucha y el dolor se conviertan en justicia”.

Alrededor de las 20, Plaza de Mayo fue el escenario del cierre de la jornada conmemorativa. Centenares de personas se reunieron alrededor de un escenario montado a espaldas de la Casa Rosada, con banderas y carteles que tenían el mismo reclamo: “Justicia para las víctimas de la Tragedia de Once”.

El homenaje comenzó con la lectura de los nombres de los fallecidos y las palabras al público del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; la titular de la Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (Apemia), Laura Ginsberg; y el dirigente Gustavo Vera, de la organización La Alameda. Además se proyectaron dos videos conmemorativos. El cierre estuvo dado por un recital de la banda de rock Las Pastillas del Abuelo.

El acto, conducido por los periodistas Mónica Gutiérrez y Mario Massaccesi, culminó con la lectura de un documento de 20 páginas por parte de Paolo Menghini y María Luján Rey, padres de Lucas, fallecido esa trágica mañana, pero hallado dos días después en un compartimiento del tren no habilitado para pasajeros. El documento de 20 páginas hace un resumen del estado actual del juicio que se lleva adelante a los acusados por el choque: los ex secretarios de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; al propietario de Trenes de Buenos Aires, Sergio Claudio Cirigliano; a la ex cúpula directiva de la firma que controló el ferrocarril Sarmiento; y al maquinista Marcos Córdoba.

El documento se pronuncia con dureza sobre la actuación de las autoridades nacionales respecto del proceso judicial. “La tragedia sólo pudo ocurrir en el marco de descontrol que estos ‘señores’ generaron a lo largo de más de 10 años en el poder. Todos ellos desligaron su responsabilidad, y aun pretenden demostrar que la responsabilidad del choque se limita al día de la masacre, sin que se analicen las causas que motivaron la tragedia en relación con el estado de los trenes y el servicio”, sostuvieron. Menghini leyó: “Por tercer año consecutivo estamos en esta plaza de todos en la que, una vez más, damos la espalda al refugio del poder político tras más de mil días de tristeza y dolor interminables. Todavía falta mucho, pero desde principios del año pasado vimos a los procesados rendir cuentas al Tribunal. Este grupo no negocia, no lucra ni claudica, y la búsqueda de justicia que se inició el mismo día de la tragedia sigue en pie”, remarcó.

El comunicado, que fue consensuado con familiares y sobrevivientes de la tragedia, criticó duramente el proceso judicial en curso y la falta de imputación de algunos funcionarios gubernamentales.

“La tragedia ocurrió en el marco del descontrol que el Gobierno generó en sus años de poder. Fue el calamitoso estado del tren chapa 16 más el deficiente parachoque los que actuaron como una trampa mortal para los pasajeros y convirtieron la colisión en tragedia”, apuntaron.

Y agregaron: “Hoy estamos en la última etapa de debate oral, y no nos queda duda de que toda la pericia pretende exonerar de culpa a funcionarios que deberían estar imputados, como Julio De Vido (ministro de Planificación), quien tenía a cargo la cartera de Transporte al momento del accidente”. “No vamos a abandonar esta lucha; la verdad está de nuestro lado y no permitiremos que la mentira triunfe”, subrayó con voz entrecortada Menghini, quien agradeció a la multitud presente y recibió a los integrantes de la banda de rock Las Pastillas del Abuelo, que cerraron el acto.

Compartir: 

Twitter
 

Una multitud se reunió en la Plaza de Mayo para escuchar el texto de un muy crítico documento.
Imagen: Joaquin Salguero
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.