SOCIEDAD

Para que el verde siga siendo verde

Vecinos autoconvocados se reúnen para debatir un proyecto de ley que ponga freno a la concesión de espacios verdes como bares. El gobierno porteño ya avanza sobre el Parque Chacabuco.

El Observatorio del Derecho a la Ciudad y la Red Interparques y Plazas realizarán hoy en el barrio porteño de San Cristóbal la segunda reunión en pos de un proyecto de ley marco sobre Espacios Verdes de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de ordenar “la desmercantilización de los espacios verdes, la prohibición de privatización y la derogación de la ley 4950, que es marco regulatorio para otorgar permisos de uso precario en espacios verdes de uso público”. El encuentro contempla cinco ejes centrales: “Participación ciudadana”; “Uso de espacios verdes”; “Conservación y mantenimiento”; “Superficie e incremento de espacios verdes” y “Arbolado público”.

El pasado 10 de noviembre hubo un primer encuentro donde se trató una futura ley marco sobre Espacios Verdes. Allí, vecinos, organizaciones ambientalistas, integrantes de consejos consultivos y representantes de 14 comunas “delinearon los ejes del proyecto, se presentaron las propuestas y se argumentaron muchos de los puntos sobre los cuales vamos a seguir trabajando para darle forma a este proyecto de ley”, informaron los organizadores. Hoy a las 18, en avenida San Juan 2491, tendrá lugar la segunda reunión, y sus impulsores buscarán además “hacer referencia a cada uno de los servicios que prestan los espacios verdes”, que “representan un punto muy importante en la salubridad de la población, tanto por el contacto con la naturaleza (desestresante, oxigenante) como en el aspecto sociológico en la interacción con otras personas”, dicen desde la Red Interparques y Plazas. Asimismo se pretende que “cada uno de los espacios verdes de la Ciudad estén bajo la jurisdicción de las comunas”.

En abril de 2014, diversas organizaciones culturales, políticas y sociales comenzaron la campaña “Parques sin bares”, con el objetivo de visibilizar y resolver “los numerosos problemas que acarrea la pérdida de espacio público y el avance de la mercantilización de la vida”. Para frenar lo que consideran un avasallamiento del GCBA, que realiza obras inconsultas sobre los espacios verdes, públicos y comunes, se planteó que:

  • El proyecto de construir bares en las plazas “viola la Constitución de la CABA, en cuyo capítulo cuarto (Ambiente), art. 27, punto 3 puede leerse: “(El GCBA) Instrumenta un proceso de ordenamiento territorial y ambiental participativo y permanente que promueve la protección e incremento de los espacios públicos de acceso libre y gratuito, en particular la recuperación de las áreas costeras, y garantiza su uso común”.

  • Viola a su vez la ley 1777 de Comunas (arts. 10 y 11), según la cual éstas deben participar en todo lo relacionado con espacios verdes de su territorio. Pero ningún consejo consultivo pudo tratar el tema.

  • En una ciudad con problemas de inundación, el proyecto quita una superficie absorbente como el césped para reemplazarla por cemento.

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) fija como necesario para la salud un mínimo de 10 metros cuadrados de espacios verdes por habitante, y la ciudad de Buenos Aires cuenta con 1,80 metro cuadrado.

  • Ya existen alrededor de los espacios verdes de nuestra ciudad suficientes opciones de bebida y comida.

Desde el Ejecutivo porteño esgrimían que, con la instrumentación de la ley 4950, las empresas concesionarias deberán hacerse cargo de construir y mantener baños, estacionamientos de bicicletas, etcétera. Pero desde la Red Interparques y Plazas entienden que estos servicios básicos deben ser otorgados por el Gobierno de la Ciudad y no por empresas privadas.

Por su parte, durante todo 2015 y domingo de por medio, la Asamblea de Vecinos del Parque Chacabuco convocaba pacíficamente a reunir fuerzas y voces en un reclamo genuino que también devino consigna: “No a los bares en las plazas”. Ninguneados por la cartera porteña de Espacio Público, los vecinos se siguen oponiendo a la construcción de un bar de 260 metros cuadrados en ese parque a un costo de 5 millones de pesos, y aseguran que “resistirán” el inicio de los trabajos porque el lugar “ya perdió 12 hectáreas de áreas verdes” y perjudica a los comercios aledaños, ya que “privatiza el espacio público”. Originalmente diseñado con 20 hectáreas de espacio verde, el Parque Chacabuco conserva sólo ocho en la actualidad.

La ley 4950, aprobada el año pasado, permite la instalación de bares en espacios verdes que tengan una superficie mayor a 50 mil metros cuadrados. “Ya hay un bar de 400 metros cuadrados bajo la autopista, ¿para qué quieren otro? Nosotros queremos más verde y menos cemento”, reclamó Paula Castelli, vocera de la asamblea, cuestionando que el proyecto del bar siga adelante a pesar de las más de 3 mil firmas recolectadas en contrario y el rechazo “unánime” expresado por la junta de la Comuna 7. En tanto, el Parque 3 de Febrero, lindante con el Jardín Japonés, probablemente sea la próxima “víctima” del duro cemento.

Compartir: 

Twitter
 

El Parque Chacabuco donde el gobierno porteño abrirá una concesión.
Imagen: Rafael Yohai
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared