SOCIEDAD › EMPEZó EL JUICIO POR EL CRIMEN DE ARACELI UN EX PREFECTO ACUSADO DE FEMICIDIO

Un ex prefecto acusado de femicidio

Comenzó ayer el juicio al ex suboficial de la Prefectura Naval Walter Vinader, acusado por el crimen de la joven Araceli Ramos (19) y la desaparición de Aída Amoroso (81), ambos ocurridos en 2013. Según la acusación, el 30 de septiembre de 2013 Araceli salió de su casa rumbo a una vivienda en Puan 3754, de Caseros, donde la esperaba Vinader con la excusa de una falsa entrevista laboral.

El proceso está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Martín, en Ricardo Balbín 1753. El fiscal de juicio es Ernesto Faber y se estima que declararán 70 testigos.

Víctor Varone, uno de los abogados de Criselda González, la madre de Araceli, aseguró que en el juicio “se va a lograr una condena ejemplar de prisión perpetua” para el ex suboficial de la Prefectura Naval Walter Vinader.

“Está acreditada la materialidad del hecho y la participación y la autoría por parte de Vinader. Las pruebas son muchísimas”, aseguró Varone en la puerta de los Tribunales de San Martín. El letrado dijo que, a su criterio, Vinader fue “un cazador salvaje, un perverso, que salió a buscar a su víctima, y el destino hizo que le tocara a Araceli Ramos”.

Para el abogado, el ex prefecto “la mató de un fuerte golpe, pero además la estranguló, la sofocó, la ató con alambres, la puso en un bolso y después se deshizo del cuerpo”, detalló al dar su opinión sobre cómo se concretó el crimen.

Walter Vinader (40), ex cabo primero de la Prefectura, detenido en la cárcel de General Alvear, será juzgado por la “privación ilegal de la libertad seguida de muerte en concurso ideal con homicidio criminis causa” de Araceli y por la “privación ilegal de la libertad agravada por tratarse de una persona mayor” de Aída Amoroso, dueña de la casa de Puan, cuya escritura se encontró en poder de Vinader. El acusado quedó involucrado por haber mantenido 25 llamados telefónicos con ella antes de la falsa entrevista, en tanto que se hallaron sus huellas dactilares en la casa de la calle Puan y una foto de Araceli en su netbook.

El cadáver de la joven apareció doce días después de la supuesta cita laboral, en un descampado de Villa Madero, partido de La Matanza. La autopsia determinó que había sido estrangulada y golpeada.

Para el fiscal que instruyó la causa, Enrique Velasco Cerviño, el crimen de Araceli fue un plan perpetrado por Vinader para vengarse de su ex mujer y de los policías que lo detuvieron, en una causa por extorsión por la que fue condenado y estuvo preso hasta 2011, lo cual derivó en su exoneración de la Prefectura.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.