SOCIEDAD › UNA MUJER DIO A LUZ EN EL PISO DE UNA SALA DE ESPERA DEL SANTOJANNI

Nacimiento de apuro en el hospital

Le dijeron que debía esperar horas para un control, pero a la hora las contracciones se impusieron y comenzó el trabajo de parto con ayuda de otros pacientes, que también esperaban. El director del hospital dijo que fue un caso “atípico”.

Una mujer dio a luz en el piso de una sala de espera del hospital Santojanni, mientras esperaba para ser atendida por un obstetra. En el alumbramiento, contó con la ayuda de otros pacientes que también esperaban un turno médico. El hecho sucedió el jueves pasado en la sala de maternidad del Santojanni, ubicado en el barrio de Liniers, cuando una mujer entró en trabajo de parto en el sector de espera y tuvo a su hija ahí mismo. Aunque el director del hospital porteño tildó el caso de “atípico”, un informe de la Auditoría de la Ciudad de Buenos Aires realizado en 2015 ya había alertado acerca de deficiencias en el sector de maternidad en aquel centro de salud.

El jueves al mediodía, una mujer empezó con fuertes contracciones en la sala de espera del sector de obstetricia del Hospital Santojanni. Minutos antes, los médicos le habían pedido que esperara unas horas para ser revisada nuevamente, porque todavía no había entrado en trabajo de parto. Según registró un video filmado por otra paciente del mismo hospital, ante la desesperación de la embarazada, otras personas que también esperaban un turno asistieron a la mujer mientras golpeaban la puerta de la guardia para pedir asistencia profesional. Cuando los médicos llegaron, ya no había tiempo para el traslado y la mujer debió dar a luz antes de entrar en sala de partos. “Obviamente que no es lo mejor que una persona haga el trabajo de parto en esas condiciones, pero por suerte todo salió bien. Tanto la madre como su hija se encuentran en perfecto estado”, aseguró a este diario Mario Huespe, jefe del departamento Materno Infantil del Santojanni.

“La paciente había sido tratada una hora antes del parto, con un monitoreo y se le constató un trabajo de pre-parto, por eso se le pidió que regrese a las dos horas. Ella empezó con contracciones cada vez más fuertes y entró rápidamente en trabajo de parto. Pero justo en ese momento, cuando empiezan a golpear la puerta, la guardia estaba atendiendo otra emergencia. Cuando se le produjo la atención, ya era tarde para el trasladado, por ende se procedió a asistirla en el piso de la guardia. No se (la) movió para no generar complicaciones para el bebe ni para la madre”, sintetizó Huespe.

En conferencia de prensa, Federico Charabora, director del hospital, calificó al parto de “atípico” y argumentó que “no es común que en una hora una mujer haga la dilatación necesaria como para dar a luz”. “No fue lo inmediato que nos hubiera gustado, pero es un caso inusual. Seguramente la mujer ya tuvo otros partos, entonces el bebé se adelantó a los tiempos habituales”, arriesgó Charabora.

El video que registró la difícil situación que vivió la embarazada en el preciso momento de dar a luz causó polémica: la filmación –que grabó la desesperación por la falta de atención médica– fue subida a las redes sociales y reproducida por distintos programas televisivos. La obstetra Silvina Mazzeo, que actualmente trabaja en la guardia de maternidad del Santojanni, dijo a Página/12 que “la mamá se encuentra muy sensible por la viralización. Por eso ni ella ni el marido quieren hablar. El video es muy crudo, se la muestra desnuda y ni siquiera le consultaron para publicarlo”.

Fuente del hospital argumentaron que la falta de personal de seguridad, encargado de coordinar la atención con empleados de administración, contribuyó a la atípica atención que tuvo la madre en la sala de espera. “Fue una serie de sucesos desafortunados, el personal de administración no pudo comunicarse con los médicos, que a la vez estaban atendiendo otra emergencia. Pero por otro lado, la seguridad que se encarga de notar las complicaciones estaba de paro”, expuso la doctora Mazzeo.

Sin embargo, un informe realizado por la Auditoria General de la Ciudad de Buenos Aires remarcó algunas complicaciones del área de maternidad del Santojanni. El relevamiento, aprobado en noviembre del 2015, señala que “en el Hospital Santojanni los espacios destinados a pre-parto y dilatantes son de reducidas dimensiones y carecen de privacidad”. Otro ítem del informe asegura que el hospital en cuestión “no cuenta con una residencia de madres”. Además, “la sala de partos del Hospital Donación Francisco Santojanni es insuficiente para el número de partos anuales”.

De acuerdo con el director Charabora, actualmente “en la sala de maternidad del Santojanni se realizan, en condiciones normales, unos tres mil partos por año”.

Por otra parte, en contrapartida con el informe relevado, el jefe del departamento Materno Infantil, Mario Huespe, negó a Página/12 que en la Sala de Obstetricia del hospital existan deficiencias. “Se cumplen con todos los estándares de salud existentes. Se cuentan con alrededor de 130 camas, con tres salas de pre-parto, con dos quirófanos y una excelente atención. Dentro de la Ciudad de Buenos Aires, la sala de maternidad del Santojanni es, sin dudas, una de las mejores” expresó Huespe.

Compartir: 

Twitter
 

Anoche, la mujer y su beba seguían internadas en el hospital.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.