SOCIEDAD

Reclamos ecologistas en el Día del Medio Ambiente

Trece organizaciones le pidieron al gobierno nacional la creación de un ministerio que se ocupe de temas como el desmonte y la contaminación de los ríos.

Con la extraña lógica de las conmemoraciones, ayer, en el Día Mundial del Medio Ambiente, varias cuestiones alusivas salieron a la luz. Un grupo de trece organizaciones ambientalistas pidió al Gobierno que elevara al rango de ministerio el área gubernamental dedicada al medio ambiente, al tiempo que plantearon las cuestiones urgentes en las que se debería trabajar. Por otra parte, también salieron al aire libre, literalmente, dos gaviotas cocineras y cinco tortugas de agua que fueron liberadas en la Reserva Ecológica tras un tratamiento veterinario, en la celebración por las dos décadas de existencia del lugar protegido.

“La Secretaría (de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación) tiene que volver a tener un rango de peso dentro del Gobierno”, sostuvo a Página/12 Juan Carlos Villalonga, director político de Greenpeace. “Es necesario transformarla en ministerio y darle un carácter de poder influir en las políticas de las demás áreas, que actúe a la hora del desarrollo de las políticas y no sólo cuando aparecen los problemas”, consideró.

Además de Greenpeace, el documento que se entregó la semana pasada al Presidente lleva la firma de una docena de ONG, entre las que se encuentran la Asociación Ecologista Cuñá Pirú de Misiones, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn), Fundación Vida Silvestre, Fundación Patagonia Natural y el Taller Ecologista de Rosario.

Para Villalonga, la nueva forma que adquiera la secretaría debería tener “el rango que tuvo durante la época de María Julia Alsogaray, porque los que vinieron después la desjerarquizaron, confundiendo a las personas con lo que deberían ser las estructuras estatales. Entonces quedaron afuera de la secretaría áreas como recursos hídricos y parques nacionales”.

El pedido incluye una serie de puntos que consideran estratégicos para comenzar a trabajar en la cuestión ambiental y “para transformar el tema –como planteó el presidente Kirchner el 5 de mayo en Gualeguaychú– en una política de Estado, superando la distancia que hay entre el discurso y los hechos”, señaló Villalonga.

Lo “más urgente” es el desmonte, que en el Chaco provoca la pérdida de entre 200 y 250 mil hectáreas al año de bosques nativos para la expansión de la frontera agropecuaria en el crecimiento de los cultivos sojeros. La propuesta presentada pretende que se declare la emergencia forestal y se realice un plan de ordenamiento territorial que defina las áreas que no pueden talarse y aquellas que sí pueden trabajarse y en qué condiciones.

La forma de producción de la industria de celulosa ocupa el segundo punto, ya que “es un sector muy contaminante que requiere una regulación para modernizar su tecnología por medio de la promoción de métodos limpios, de modo de hacer coherentes las exigencias que se hacen a las plantas que quieren instalarse en Uruguay”.

El tercer tema es la limpieza del Riachuelo, para la que sugieren la creación de un organismo que tenga a su cargo el saneamiento y la gestión integral de la cuenca Matanza-Riachuelo, “un foco de enfermedades para miles de personas”.

Por parte del gobierno nacional, el Día del Medio Ambiente fue celebrado con un acto en El Chamical, La Rioja. Allí, el todavía secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable Atilio Savino, recordó que se cumplió un mes de la firma de “ese documento histórico para la temática ambiental” del que participaron el Presidente y varios gobernadores. Allí, vecinos de Famaillá, Tucumán, se presentaron con carteles que pedían “Sí a la vida, no a la mina”, reclamando contra la explotación minera en la zona.

La fecha también alcanzó al gobernador Felipe Solá, quien anunció que enviará un proyecto de ley a la Legislatura provincial para que la actual Secretaría de Política Ambiental bonaerense sea transformada en un Ministerio de Medio Ambiente.

En la ciudad de Buenos Aires, el Día del Medio Ambiente no parece suficiente y prefieren dedicar al tema toda la semana. Hoy, por ejemplo, en la esquina de Florida y Lavalle, en Rivadavia y José María Moreno, en Scalabrini Ortiz y Santa Fe, y en otros cuatro puntos de la ciudad, será posible encontrar a un grupo de mimos que representarán costumbres ciudadanas relacionadas con el cuidado de la limpieza.

Pero donde la jornada se transformó en un festejo fue en la Reserva Ecológica de Costanera Sur, donde una veintena de voluntarios limpió la zona ribereña. Quienes sin duda estaban esperando el día fueron cinco phrynops hilarii, más conocidas como tortugas de agua, y dos larus dominicamus, vulgarmente llamadas gaviotas cocineras. Los animales habían sido encontrados en la Reserva, intoxicados algunos y heridos otros. Después de haber sido rescatadas y tratadas por veterinarios, ayer regresaron al peligro de la naturaleza.

Informe: Lucas Livchits.

Compartir: 

Twitter
 

En la Reserva Ecológica fueron liberadas tortugas y gaviotas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.