cash

Domingo, 23 de octubre de 2005

ESTRATEGIA ECONOMICA, RETENCIONES, FONDO MONETARIO Y DOLAR ALTO

“Sostener una política productiva”

El tipo de cambio y la inflación dominarán la agenda de los próximos meses. El ministro de la Producción de la provincia fija su posición.

Por Alejandro Bercovich


Pese a la imagen de golden boy de la city y al paso por consultoras como la de Alfonso Prat-Gay y Pedro Lacoste, el ministro de la Producción bonaerense critica a los “técnicos asépticos” y sostiene que en la función pública prima la búsqueda de consensos antes que los modelitos económicos. Con 34 años y un reciente libro en coautoría con Javier González Fraga (Sin atajos), Martín Lousteau defiende la actual paridad cambiaria, reivindica las retenciones y asegura que crecer es la única manera de mejorar la distribución del ingreso.

Para que cierre este modelo, ¿es indispensable mantener el dólar alto?

–No lo llamaría dólar alto sino tipo de cambio real competitivo y estable. Hacen falta las dos cosas. Por un lado que sea competitivo para que la producción de transables sea viable, para generar puestos de trabajo y exportaciones de mayor valor agregado, que reciban mejores ingresos y se pueda tener una sociedad más igualitaria. Por otro lado tiene que ser estable, porque uno de los grandes males del país ha sido siempre su elevada volatilidad. Para comprar una máquina, capacitar personal o incluso para diseñar políticas públicas, hay que conocer el contexto. Y además hay herramientas para sostenerlo, porque uno de los factores principales es el superávit fiscal.

Un elemento clave del superávit fiscal actual son las retenciones, que los ruralistas reclaman eliminar. ¿Cuál es su opinión?

–No creo que las retenciones sean un elemento clave para mantener el superávit. Creo que el superávit tiene bases mucho más fuertes. Las retenciones son un elemento más, que se introdujo en plena crisis y que por distintos motivos es natural que se mantenga por un tiempo. Por otra parte, las retenciones diferenciadas por valor agregado están corrigiendo un vicio original de la economía, porque para agregar valor a nuestros productos primarios hace falta capital, y la tasa de interés para hacer esas inversiones siempre fue muy elevada.

¿Cómo evalúa las negociaciones con los organismos y los pagos netos al FMI?

–Lo más importante que se está dando es una política de soberanía para pensar cuál es el programa económico que precisa la Argentina. Muchas de las decisiones que se tomaron en los últimos años fueron muy distintas a lo que proponían desde los organismos multilaterales, y resultaron exitosas: la manera en que se renegoció la deuda, el tener un tipo de cambio competitivo, la política monetaria expansiva del 2003, el manejo del sistema financiero.

Bueno, la inflación fue controlada el año pasado, pero este año pareció salirse de cauce.

–Lo que se salió de cauce fue la inflación del año pasado. Esa inflación fue más anormal en el proceso de desinflación paulatina que debería haber tenido lugar después de una devaluación tan grande. A México, cuando devaluó a fines del ’94, le llevó cinco años llegar a una inflación de un dígito. Nosotros tuvimos una devaluación que fue un 70 por ciento más fuerte y al segundo año teníamos una inflación de un dígito. Lo natural es que se vayan reacomodando los precios relativos. Era lógico, por ejemplo, que subieran los salarios. Y tienen que seguir subiendo, es lo que uno pretende.

En el conurbano bonaerense hay bastante más desempleo y pobreza que en el promedio del país. ¿Por qué?

–El conurbano fue históricamente, pero particularmente en las últimas dos décadas, el lugar que más sufrió por su base productiva. Es un fenómeno que se replicó en los grandes conurbanos del país. Necesitamos dos cosas muy importantes que sólo se pueden conseguir a partir de la estabilidad. La primera es poder sostener una política productiva que incorpore más mano de obra, y la segunda es que a medida que vayamos creciendo, el Estado tenga más recursos por individuo, y pueda invertirlos. Pero para eso hay que lograr un compromiso muy fuerte con este modelo.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Lousteau: “Hay que lograr un compromiso muy fuerte con este modelo”.
Imagen: Gustavo Mujica

Reportaje Perspectivas

· “No lo llamaría dólar alto sino tipo de cambio real competitivo y estable.”

· “No creo que las retenciones sean un elemento clave para mantener el superávit.”

· “Muchas de las decisiones que se tomaron en los últimos años fueron muy distintas a lo que proponían desde los organismos multilaterales, y resultaron exitosas.”

· “El conurbano fue históricamente, pero particularmente en las últimas dos décadas, el lugar que más sufrió por su base productiva.”

· “Lo más importante que se está dando es una política de soberanía para pensar cuál es el programa económico que precisa la Argentina.”

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.