cash

Domingo, 24 de septiembre de 2006

CAIDA DE LAS RESERVAS DE HIDROCARBUROS EN EL 2005

Los pozos se secan

La Secretaría de Energía informó sobre el nivel de reservas de petróleo y gas. El descenso fue muy fuerte con respecto al año anterior.

 Por Diego Mansilla *

La Secretaría de Energía dio a conocer los valores de las reservas de petróleo y gas existentes en la Argentina al 31 de diciembre de 2005. Según el informe, las reservas de petróleo cayeron un 15,0 por ciento y las de gas natural un 16,7 respecto del 2004. Esto genera que el horizonte de reservas (que representa la cantidad de años de extracción que permiten mantener las mismas) cayó a 8,1 años para el petróleo y 8,7 años para el gas, cuando en el 2004 el horizonte era de 9,1 y 10,2 años, respectivamente.

Esta caída no fue mayor debido a que la extracción de hidrocarburos disminuyó con respecto al 2004 (4,5% el petróleo y 1,8% el gas). Estos datos, alarmantes de por sí, toman mayor relevancia si se los compara con los niveles anteriores a la desregulación de los hidrocarburos y a la privatización de YPF. Las reservas hidrocarburíferas alcanzaban, en 1988, para mantener por casi 14 años la extracción de petróleo, y 37 años la de gas.

Analizando la información por cuenca, se hace manifiesto que la caída de reservas está explicada principalmente por la Cuenca Neuquina, que genera el 50 por ciento de la disminución en petróleo y el 83 por ciento en gas natural. En petróleo le sigue la Cuenca del Golfo San Jorge con el 33 por ciento de la caída, mientras que en el gas la Cuenca Noroeste explica el 26 por ciento de la disminución. Mientras tanto, la Cuenca G. San Jorge es la única que logró aumentar sus reservas de gas (41%). Este aumento es explicado por la contabilización de las reservas del yacimiento Piedra Clavada (cedido en producción y gratuitamente por YPF en 1978) en manos de la empresa británica Pan American Energy, anteriormente considerado sólo como petrolero.

A pesar de que las reservas vienen cayendo desde el 2000 (acumulando una caída del 33% para el petróleo y del 43% para el gas), llama la atención la magnitud del descenso de las reservas sufrido el año pasado. No sólo no se repuso ni un solo metro cúbico extraído en el 2005 sino que, además, “desaparecieron” reservas equivalentes al 40 por ciento de la extracción de petróleo y al 70 por ciento de la de gas. Por tanto, este descenso de las reservas en el 2005 no se puede explicar únicamente por la falta de inversiones.

La empresa que explica esta extraordinaria caída en las reservas de hidrocarburos en el 2005 es la empresa Repsol, ya que ella sola generó el 47 por ciento de la disminución de reservas de petróleo y el 61 por ciento de la de gas. Si le sumamos además la disminución de las reservas de su controlada, Pluspetrol, Repsol generó el 83 por ciento de la caída de reserva de gas. Esta disminución fue producto de la “revisión a la baja” que realizó la empresa en sus reservas mundiales por la denuncia de Andrés Soliz Rada, ex ministro de Hidrocarburos de Bolivia, y la presión de la SEC (comisión que regula el mercado bursátil en Estados Unidos). Según la información de la propia empresa, el ajuste en la Argentina (donde se produjo el 41% de su ajuste mundial de reservas) fue producto del “mayor conocimiento de los campos”.

En el caso del petróleo, la caída de reservas argentinas en el 2005 fue casi general, siendo la mayor la del yacimiento Chihuido de la Selva Negra de Repsol, con el 16 por ciento del total nacional. Sin embargo, en el caso del gas natural esta “revisión” de las reservas se concentró en algunos yacimientos. En el yacimiento neuquino de Loma de la Lata (el mayor del país y también de Repsol) se produjo el 55 por ciento de la caída total de reservas de gas. Para entender la magnitud de este ajuste, en el 2005 este yacimiento disminuyó sus reservas en un volumen casi igual a la extracción anual de gas.

Una de las consecuencias de la desregulación de 1989 fue la privatización, junto con los recursos naturales, de la información. Actualmente, nuestras reservas dependen de la Bolsa de Nueva York, de las decisiones de las empresas extranjeras y de su necesidad de lobby. Es sospechoso el hecho de que se declaren los niveles más bajos de reservas de los últimos 15 años en momentos en que se está discutiendo en el Senado una ley (impulsada por el oficialismo) que otorga grandes beneficios fiscales para las petroleras.

* Licenciado en Economía Política. Grupo Moreno. Departamento de Economía Política del Centro Cultural de la Cooperación y de la Cátedra Arturo Jauretche de la FCE de la UBA.

Compartir: 

Twitter
 

“La caída de reservas no se explica únicamente por la falta de inversiones”, afirma Mansilla.
Imagen: Bernardino Avila

Petróleo - gas

  • Las reservas de petróleo cayeron el año pasado un 15,0 por ciento y las de gas natural un 16,7 respecto del 2004.
  • El horizonte de reservas cayó a 8,1 años para el petróleo y 8,7 años para el gas, cuando en el 2004 el horizonte era de 9,1 y 10,2 años, respectivamente.
  • Esta caída no fue mayor debido a que la extracción de hidrocarburos disminuyó con respecto al 2004 (4,5% el petróleo y 1,8% el gas).
  • Las reservas hidrocarburíferas alcanzaban, en 1988, para mantener por casi 14 años la extracción de petróleo, y 37 años la de gas.
  • La caída de reservas está explicada principalmente por la Cuenca Neuquina, que genera el 50 por ciento de la disminución en petróleo y el 83 por ciento en gas natural.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.