cash

Domingo, 24 de septiembre de 2006

DE LAS PRESIONES POR LA DOLARIZACION AL CAMINO DE LA PESIFICACION

“Se restituyó la soberanía”

El proceso de pesificación se desarrolló en un contexto donde la región fue avanzando en la desdolarización de sus economías y también de la deuda pública.

 Por Natalia Aruguete

La pesificación de la economía argentina fue, desde la mirada de algunos especialistas, una forma de restituir la soberanía de la política monetaria. No se trató de una medida aislada, sino de una política inmersa en un contexto de desdolarización generalizada en las economías de la región, afirmó el economista Carlos Quenan. En esta entrevista, el investigador de la Sorbonne habló sobre el debate dolarización–pesificación y evaluó los efectos fiscales, financieros y sociales de haber tomado el rumbo de la devaluación.

¿Qué efectos tuvo la devaluación?

–Cuando se produjo la pesificación se planteó que si era abrupta podía no ser efectiva porque había incertidumbre y desconfianza sobre las perspectivas de la economía y una presión inflacionaria fuerte. Pero creo que haber optado por la pesificación fue una apuesta para reestablecer el manejo de la política monetaria.

¿Qué riesgos había con esa opción?

–Que el peso no fuese aceptado por los agentes y el público y que el rechazo hacia la moneda nacional se tradujese en una dolarización espontánea de la economía. Es decir que los agentes no tomaran en cuenta la pesificación, que los ahorristas hubiesen insistido en su demanda y que las empresas trataran a toda costa de tener dólares, todo lo cual hubiese llevado a una caída abrupta del peso con la consecuente imposición del dólar como moneda. Pero las autoridades lograron recomponer la situación, acompañando la pesificación con medidas destinadas a reestablecer la solvencia fiscal.

¿Qué impacto considera que tuvo la pesificación en la distribución del ingreso?

–La distribución del ingreso no sólo es producto de la pesificación. El derrumbe de la convertibilidad y la caída del Producto implicaron un shock de pobreza generalizada.

¿En qué contexto regional monetario se dio la pesificación argentina?

–En la primera mitad del 2000 se fue pasando de la idea de que frente a las crisis financieras que enfrentaba la región en un contexto en el que primaba la libre movilidad de capitales, la opción para atenuar esa inestabilidad era optar por regímenes monetarios y cambiaron extremos: flexibilizar completamente el tipo de cambio o fijarlo de manera completa. Y la ultrafijación suponía la dolarización de las economías. En Argentina, el propio Menem amenazó con dolarización para eliminar el riesgo cambiario.

¿Y qué idea reemplazó la dolarización?

–En el 2000, el análisis sobre las crisis financieras se complejizó. Se empezó a poner el acento en la fragilidad que derivaba de estar dolarizado. Y frente a esa fragilidad financiera, se pensó en reducir los descalces de moneda de los agentes económicos del Estado y del sector privado más que concentrarse en un cambio de régimen cambiario. A esto se sumaron los resultados de experiencias como la de Ecuador, que pese a la dolarización siguió siendo una economía frágil. Incluso, una dolarización impuesta con insuficiente consenso social está bajo la espada de Damocles de una vuelta atrás. En ese contexto, se impuso la perspectiva de promover la desdolarización de la economía de manera gradual, reemplazando instrumentos nominados en dólares por otros indexados sobre un indicador de precio local, promoviendo incentivos para disminuir el grado de dolarización del sistema financiero e intentando disminuir el grado de dolarización de la deuda pública, como pasó en Brasil, México y Argentina.

¿Qué resultados se aprecian a cinco años de la salida de la crisis?

–La pesificación fue el acto fundador de un nuevo régimen monetario que aún está en proceso de conformación. A esto se agrega un tipo de cambio flotante con el que se trata de limitar las tendencias a la apreciación del peso, en la mayor parte de Latinoamérica. Todo eso en un contexto de fuerte reactivación económica.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Quenan, de la Universidad de la Sorbonne de París: “Se fundó un nuevo régimen monetario”.
Imagen: Rafael Yoahi

Economía - moneda

  • “Haber optado por la pesificación fue una apuesta para reestablecer el manejo de la política monetaria.”
  • “Las autoridades lograron recomponer la situación, acompañando la pesificación con medidas destinadas a reestablecer la solvencia fiscal.”
  • “El derrumbe de la convertibilidad y la caída del Producto implicaron un shock de pobreza generalizada.”
  • “En el 2000, el análisis sobre las crisis financieras se complejizó.”
  • “Se empezó a poner el acento en la fragilidad que derivaba de estar dolarizado.”

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa> nota de tapa
    Monedas para el boleto
    Desde diciembre de 2001 ya se han transferido más de 2400 millones de pesos a las empresas de...
    Por Diego Rubinzal
  • BUENA MONEDA > BUENA MONEDA
    Venezuela-Arabia Saudita
    Por Alfredo Zaiat
  • CONTADO > CONTADO
    Duros como the wall
    Por Marcelo Zlotogwiazda
  • AGRO > NUEVO SAINETE POR EL PRECIO DE LA LECHE
    Escrache y desconcierto
    Por Claudio Scaletta
  • DE LAS PRESIONES POR LA DOLARIZACION AL CAMINO DE LA PESIFICACION
    “Se restituyó la soberanía”
    Por Natalia Aruguete
  • CAIDA DE LAS RESERVAS DE HIDROCARBUROS EN EL 2005
    Los pozos se secan
    Por Diego Mansilla
  • ALTERACIONES EN EL ESCENARIO FINANCIERO INTERNACIONAL
    La mirada sobre EE.UU.
    Por Claudio Zlotnik
  • NUEVO LIBRO CONTRA FUNDAMENTALISTAS DEL MERCADO
    Stiglitz ataca
    Por Joaquín Rabago (desde Londres)
  • EL BAúL DE MANUEL
    El baúl de Manuel
    Por Manuel Fernández López
  • E-CASH DE LECTORES
    Horario de verano

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.