cash

Domingo, 29 de abril de 2007

NOTA DE TAPA

Blancas palomitas

Los conflictos docentes en varias provincias pusieron en debate no sólo el tema del salario, sino también su conformación. El haber de los maestros subió de un mínimo de 306 pesos en 2003 a 1040 pesos en 2007. La mayoría de los 24 distritos tiene una insólita forma de remuneración docente. En La Rioja, los maestros cobran con un recibo que consta de 15 ítem. El récord lo tiene Jujuy, con 17 ítem. La mayoría de ellos son no remunerativos. Santa Cruz es la provincia que paga el salario de bolsillo más alto, 1858 pesos, y el básico más bajo, 161 pesos.

 Por Roberto Navarro

Los conflictos docentes en Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Salta pusieron sobre el tapete no sólo el tema del salario, sino también su conformación. El Gobierno elevó el haber de los maestros de un mínimo de 306 pesos en 2003 a 1040 pesos en 2007. La mezcla del sistema federal de educación –en el que cada provincia tiene su propio estatuto– y la ayuda prestada por la Nación mediante los incentivos que incluye la Ley de Financiamiento Educativo, derivaron en que la mayor parte de los 24 distritos tengan una insólita, en muchos casos casi indescifrable y también ilegal forma de remuneración docente. Para entenderlo, aquí va una radiografía del sistema salarial de los maestros argentinos:

LA HISTORIA

En diciembre de 2005, el gobierno nacional elevó el mínimo de bolsillo para todos los docentes del país de 306 pesos a 700 pesos. El instrumento utilizado fue la Ley de Financiamiento Educativo, votada por amplia mayoría en el Congreso. La norma fijó, además, un sendero para ir elevando el presupuesto educativo de todas las provincias hasta llegar al 6 por ciento del gasto total de cada distrito en 2010. Las provincias que aun cumpliendo este porcentaje no alcanzaban a pagar los 700 pesos fueron asistidas por el Fondo de Compensación Salarial. Con el acuerdo del Consejo Federal y los sindicatos el mínimo se volvió a elevar a 840 pesos en 2006 y a 1040 pesos en 2007.

Este año doce provincias tuvieron que ser apoyadas por el fondo de compensación: Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, La Rioja, Santiago del Estero, San Juan, Tucumán y Buenos Aires. La asistencia cubre los 200 pesos de diferencia entre el mínimo anterior y el actual, con una duración de 12 meses.

INSOLITO

Si bien el gobierno nacional cumplió con su doble objetivo de aumentar fuerte el salario de bolsillo, y casi unificarlo en todo el país, su intervención colisionó con los escasos fondos con los que estaban dispuestas a participar las provincias. El resultado es que los sueldos básicos provinciales se fueron quedando cada vez más lejos de ese ingreso de bolsillo único nacional. La diferencia entre ambas puntas la divide cada distrito en una insólita cantidad de ítem que figura en cada recibo de sueldo, como “función docente”, “material didáctico”, “plus por productividad docente” y otros de idéntico tenor. Hay provincias, como La Rioja, en la que los maestros cobran con un recibo que consta de 15 ítem. El record lo tiene Jujuy con 17 ítem. La mayoría de ellos son no remunerativos.

En esa provincia, el básico es de 212 pesos. Sumándole 17 ítem no remunerativos se llega a los 1040 que fijó la Nación. Pero los maestros se jubilarán con un haber proporcional a los 212 pesos del básico. Y sobre esa cifra cobran el aguinaldo y las bonificaciones por zona desfavorable o antigüedad. Los estados provinciales están realizando los aportes patronales jubilatorios y por cargas sociales sobre el básico y no sobre el salario de bolsillo. Es decir, están pagando la mayor cantidad del salario en gris (está registrado pero no está alcanzado con los aportes y contribuciones sociales). La provincia en la que la diferencia es mayor es Santa Cruz, que paga el salario de bolsillo más alto del país, 1858 pesos, y el básico más bajo, 161 pesos.

ACHATAMIENTO

La antigüedad en el cargo siempre fue uno de los factores más importantes en la conformación del salario de los maestros. Basta señalar, que, con veinte años de trabajo un docente incrementa su haber en un 120 por ciento. Si la cuenta se hiciera sobre 1040, como corresponde, ese maestro, después de veinte años de dedicación, ganaría 2280 pesos. Pero no es así. Ninguna provincia del país lo calcula de esta manera, porque todas pagan una parte en gris. La mitad de las provincias apenas si les aseguran 200 pesos por arriba del mínimo y la que más paga es San Luis, que les otorga 600 pesos más. Lo mismo ocurre con los que tienen diez años de antigüedad, que deberían percibir un 60 por ciento por arriba del mínimo. En este caso, cuatro provincias, Corrientes, Formosa, La Rioja y Misiones, les pagan lo mismo que a los recién iniciados y otras siete les agregan menos de 100 pesos.

PROVINCIAS RICAS

Los conflictos del Neuquén y Santa Cruz se dan por fuera de la nueva política de universalización del salario docente. Gracias a sus cada vez más importantes ingresos por regalías petroleras, ninguna de esas dos provincias puede argumentar que no está en condiciones de pagar salarios dignos. En el caso de Neuquén ni siquiera cumple con la Ley de Financiamiento Docente que marca que en 2007 debe destinar el 5,0 por ciento de su presupuesto a la educación. Las razones son, entonces, políticas.

Los salarios de los maestros de Formosa, La Rioja y Jujuy nunca llegaron a ser iguales a los de la rica ciudad de Buenos Aires. El aumento y unificación de los haberes docentes es un hecho fundacional dentro de un proyecto de desarrollo nacional. La otra cara de la moneda es que la Nación se queda a mitad de camino si permite que las provincias, aún en su condición de entes federales, paguen salarios en gris, condenando a los maestros a una jubilación magra e injusta.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Ana D’Angelo

Salarios docentes

Los conflictos docentes en Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Salta pusieron sobre el tapete no sólo el tema del salario, sino también su conformación.

El gobierno nacional elevó el haber de los maestros de un mínimo de 306 pesos en 2003 a 1040 pesos en 2007.

La mayoría de los 24 distritos tienen una insólita, en muchos casos casi indescifrable e ilegal forma de remuneración docente.

Este año doce provincias tuvieron que ser apoyadas por el fondo de compensación: la asistencia cubre los 200 pesos de diferencia entre el mínimo anterior y el actual, con una duración de 12 meses.

Los sueldos básicos provinciales se fueron quedando cada vez más lejos de ese ingreso de bolsillo único nacional.

La diferencia entre ambas puntas la divide cada distrito en una insólita cantidad de ítem que figura en cada recibo de sueldo

Hay provincias, como La Rioja, en la que los maestros cobran con un recibo que consta de 15 ítem. El record lo tiene Jujuy con 17 ítem. La mayoría de ellos son no remunerativos.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.