cash

Domingo, 15 de julio de 2007

INDUSTRIA INFORMATICA, DEFICIT DE PERSONAL Y CRECIMIENTO DE FACTURACION

“Se invierte en tecnología”

Los hogares compraron computadoras y las empresas modernizaron sus redes, lo que provocó un boom del sector y se tradujo en facturación record en dólares de Microsoft.

 Por Cledis Candelaresi

Con un staff local reducido, dedicado a la comercialización de licencias, y una marca internacional fuerte, Microsoft Argentina acaba de cerrar su ejercicio fiscal con una facturación en dólares record de los últimos quince años. Gustavo Ripoll, su gerente general, no tuvo dudas en defender ante sus superiores de la corporación de Bill Gates el pronóstico de que todo el sector informático seguirá creciendo en Argentina alrededor del 20 por ciento en el próximo trienio, indiferente a la agenda electoral y los cambios de gobierno.

¿Cómo enfrenta el mundo de los negocios el año electoral?

–La industria de la tecnología, tanto Microsoft como la competencia, crece si avanza la economía en su conjunto. En ese marco las empresas invierten en tecnología. Presentamos ante la corporación proyecciones para los próximos tres años y la meta es crecer en el próximo ejercicio lo mismo que en éste: 20 por ciento. No estableceríamos esa meta si sujetamos nuestra suerte a los cambios de gobiernos.

¿Significa que la evolución del negocio es independiente del contexto político?

–Sí, en la medida en que ese marco político institucional no afecte la evolución de la economía. No me comprometería a que Microsoft en Argentina fuera a crecer dos dígitos si pensara que un cambio de gobierno puede abortar ese repute. Este año crecimos casi el 22 por ciento, el anterior el 23, el otro el 31 y antes del 41. Claro que veníamos de la crisis. Pero este año batimos el record de facturación en dólares de los quince años que tiene Microsoft en la Argentina. Y recordemos que hubo una devaluación en el medio. La facturación de Microsoft en Argentina rondará los 85 millones de dólares este año.

¿En ese incremento influye la recomposición de ingresos de las familias o sólo está motorizada por la demanda de las empresas?

–Todo creció en forma pareja. El año pasado hubo una incorporación al mercado de un poco más de un millón de máquinas nuevas y este año se proyecta un aumento del parque de 1,5 millón.

Microsoft planteó hace unos meses que en el país escasea el personal calificado. Habría una demanda laboral insatisfecha para el sector tecnológico.

–Es cierto. Ahora estamos un poco mejor porque cuando se planteó esta explosión de la industria hicimos una demanda al Gobierno. Pero recomponer el plantel capacitado lleva su tiempo. Crear un ingeniero insume seis años, y en la década pasada hubo un déficit importante de estudiantes y egresados de carreras duras.

¿Esta carencia es común a otros países de Latinoamérica?

–Donde más se nota esa carencia es en la Argentina. Entre el modelo de la década del noventa, que no era productivo, y la resurrección post crisis, se generó un déficit dramático.

Habría que suponer que entonces los salarios están en alza.

–Hay disputa de personal y los salarios son buenos. Las oficinas de Microsoft en Buenos Aires ocupan sólo 160 personas, contra los 40 mil puestos directos de toda la industria.

–¿Cómo es el diálogo con el Gobierno?

–Este gobierno impulsó la tecnología y el software. En todos los ámbitos del gobierno encontramos eco. Nos apoya en nuestras iniciativas internas, como el plan “Mi primera PC”, y Cancillería permanentemente organiza misiones al exterior para promocionar la industria. En breve le vamos a presentar la agenda digital del país para los próximos años y sabemos que va a prosperar.

¿Usted cree factible que Argentina sea India, por el desarrollo de la industria informática?

–Podemos competir en calidad de recursos humanos pero jamás en volumen. Argentina no puede ser India ni podría ir a disputarles mercados a ellos. Tiene que buscar nichos a los que se pueda ofrecer valor agregado. Pero respecto a Latinoamérica estamos muy bien posicionados. Argentina exporta por 300 millones de dólares, lo mismo que Brasil. Somos un país muy reconocido en esta materia.

Compartir: 

Twitter
 

Gustavo Ripoll, de Microsoft: “Hay disputa de personal y los salarios son buenos en el sector”.
Imagen: Sandra Cartasso

Claves

“La meta es crecer en el próximo ejercicio lo mismo que en éste: 20 por ciento.”

“No estableceríamos esa meta si sujetamos nuestra suerte a los cambios de gobiernos.”

“El año pasado hubo una incorporación al mercado de un poco más de un millón de máquinas nuevas y este año se proyecta un aumento del parque de 1,5 millón.”

“Entre el modelo de la década del noventa, que no era productivo, y la resurrección post crisis, se generó un déficit dramático de recursos humanos.”

“Este gobierno impulsó la tecnología y el software.”

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.